Ir al contenido

Ir al índice

 CAPÍTULO 17

La oración, un regalo de Dios

La oración, un regalo de Dios

“El que hizo el cielo y la tierra” quiere escuchar nuestras oraciones (Salmo 115:15).

1, 2. a) ¿Por qué piensa usted que la oración es un regalo especial? b) ¿Por qué es importante que sepamos lo que enseña la Biblia sobre la oración?

COMPARADA con el universo, la Tierra es muy pequeña. Para Jehová, todas las personas que hay en ella son como una gotita de agua (Salmo 115:15; Isaías 40:15). Aunque seamos muy pequeños en comparación con el universo, la Biblia dice: “Jehová está cerca de todos los que lo llaman, de todos los que lo llaman con sinceridad. Satisface el deseo de los que le temen; oye sus gritos de auxilio, y los rescata” (Salmo 145:18, 19). Tenemos un gran honor. Jehová es el Creador todopoderoso, y quiere ser nuestro amigo y escuchar nuestras oraciones. La oración es un regalo especial que Jehová nos ha dado a cada uno de nosotros.

2 Pero Jehová solo nos escuchará si le oramos como él quiere. ¿Cómo podemos hacer eso? Veamos qué nos enseña la Biblia sobre la oración.

POR QUÉ ES IMPORTANTE ORARLE A JEHOVÁ

3. ¿Por qué debería usted orarle a Jehová?

3 Jehová quiere que usted le ore, que hable con él. ¿Cómo lo sabemos? Piense en la cariñosa invitación que Dios le hace en Filipenses 4:6, 7 (léalo). El Creador del universo se interesa mucho por usted y quiere que le cuente sus sentimientos y problemas.

4. Si oramos con frecuencia, ¿qué pasará con nuestra amistad con Jehová, y por qué?

 4 La oración nos ayuda a tener una amistad estrecha con Jehová. Cuando dos amigos hablan a menudo de lo que piensan, sienten y les preocupa, su amistad se hace más fuerte. De manera parecida, Jehová le ha contado a usted en la Biblia lo que piensa y siente, y le ha dicho lo que hará en el futuro. Mediante la oración, usted también puede contarle a Jehová hasta sus sentimientos más profundos. Si ora con frecuencia, su amistad con él se fortalecerá (Santiago 4:8).

¿QUÉ DEBEMOS HACER PARA QUE DIOS NOS ESCUCHE?

5. ¿Cómo sabemos que Jehová no escucha todas las oraciones?

5 ¿Escucha Jehová todas las oraciones? No. En los días del profeta Isaías, Jehová les dijo a los israelitas: “Por muchas oraciones que hagan, yo no los escucho; sus manos están llenas de sangre” (Isaías 1:15). Si no tenemos cuidado, podríamos hacer algo que dañe  nuestra amistad con Jehová. En ese caso, él no escucharía nuestras oraciones.

6. a) ¿Por qué es muy importante la fe? b) ¿Cómo demostramos que tenemos fe?

6 Si queremos que Jehová escuche nuestras oraciones, debemos tener fe en él (Marcos 11:24). El apóstol Pablo explica: “Sin fe es imposible agradarle a Dios, porque el que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a los que lo buscan con empeño” (Hebreos 11:6). Pero no es suficiente con decir que tenemos fe. Debemos demostrarlo obedeciendo a Jehová día tras día (lea Santiago 2:26).

7. a) ¿Por qué debemos ser humildes y respetuosos cuando le oramos a Jehová? b) ¿Cómo demostramos que somos sinceros al orar?

7 Cuando le oramos a Jehová, debemos ser humildes y respetuosos. ¿Por qué? Si tuviéramos que hablar con un rey o con un presidente, lo haríamos con respeto. Pues Jehová es el Dios todopoderoso, así que debemos ser todavía más respetuosos y humildes cuando hablamos con él (Génesis 17:1; Salmo 138:6). También debemos orarle con sinceridad, desde el corazón, no repitiendo las mismas palabras una y otra vez (Mateo 6:7, 8).

8. ¿Qué debemos hacer cuando le pedimos algo a Jehová?

8 Por último, cuando le pedimos algo a Jehová, debemos esforzarnos por actuar de acuerdo con lo que le pedimos. Por ejemplo, quizás le pidamos que nos ayude a conseguir lo necesario para vivir. Pero no debemos ser perezosos y esperar que Jehová nos lo dé todo. Si podemos trabajar para conseguirlo, hagámoslo y aceptemos cualquier trabajo que podamos realizar (Mateo 6:11; 2 Tesalonicenses 3:10). O, si le oramos a Jehová para que nos ayude a dejar de hacer algo malo,  evitemos cualquier situación que pudiera ser una tentación (Colosenses 3:5). Analicemos ahora algunas preguntas que se hace la gente sobre la oración.

ALGUNAS PREGUNTAS SOBRE LA ORACIÓN

9. a) ¿A quién debemos orarle? b) ¿Qué nos enseña Juan 14:6 sobre la oración?

9 ¿A quién debemos orarle? Jesús les enseñó a sus seguidores a orar de la siguiente manera: “Padre nuestro que estás en los cielos” (Mateo 6:9). Así que debemos orarle solo a Jehová. Jesús también dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie puede llegar al Padre si no es por medio de mí” (Juan 14:6). Esto nos enseña que debemos orar por medio de Jesús. ¿Qué significa eso? Si queremos que Jehová acepte nuestras oraciones, debemos mostrar respeto por la misión especial que él le dio a su Hijo. Como ya aprendimos, Jesús vino a la Tierra para salvarnos del pecado y la muerte (Juan 3:16; Romanos 5:12). Además, Jehová lo ha nombrado Sumo Sacerdote y Juez (Juan 5:22; Hebreos 6:20).

Podemos orar en cualquier momento.

10. ¿Debemos orar en alguna posición especial? Explique.

10 ¿Debemos orar en alguna posición especial? No. Jehová no dice que debamos orarle de rodillas, sentados o de pie. La Biblia enseña que podemos orar en cualquier posición respetuosa (1 Crónicas 17:16; Nehemías 8:6; Daniel 6:10; Marcos 11:25). Para Jehová, lo más importante es que le hablemos con la actitud correcta, no la posición en la que oramos. Podemos orar en voz alta o en silencio, en cualquier lugar y en cualquier momento, de día o de noche. Cuando oramos, podemos estar seguros de que Jehová nos escucha aunque nadie más lo haga (Nehemías 2:1-6).

11. ¿Sobre qué cosas podemos orar?

 11 ¿Sobre qué cosas podemos orar? Sobre cualquier cosa que a Jehová le parezca bien. La Biblia dice: “Le podemos pedir cualquier cosa que esté de acuerdo con su voluntad y él nos escucha” (1 Juan 5:14). ¿Podemos orar sobre asuntos personales? Sí. Hablar con Jehová debe ser como hablar con un buen amigo. Podemos contarle todo lo que pensamos y sentimos (Salmo 62:8). También podemos pedirle que nos dé su poderoso espíritu santo para hacer lo correcto (Lucas 11:13). Además, es apropiado pedirle que nos dé sabiduría para tomar buenas decisiones y fuerzas para enfrentarnos a los problemas (Santiago 1:5). Debemos rogarle a Jehová que nos perdone nuestros pecados (Efesios 1:3, 7). También debemos orar por otras personas, lo que incluye a nuestra familia y a los hermanos de la congregación (Hechos 12:5; Colosenses 4:12).

12. ¿Qué debe ser lo más importante en nuestras oraciones?

12 ¿Qué debe ser lo más importante en nuestras oraciones? Jehová y su voluntad. Debemos darle a Jehová las gracias de corazón por todo lo que ha hecho por nosotros (1 Crónicas 29:10-13). Cuando Jesús enseñó a orar a sus discípulos, mostró lo que debe ser más importante en nuestras oraciones (lea Mateo 6:9-13). Él dijo que lo primero que debemos pedir es que se santifique el nombre de Jehová, es decir, que sea considerado sagrado o santo. Luego Jesús mostró que debemos pedir que venga el Reino de Dios y que se haga la voluntad de Dios en toda la Tierra. Solo después de orar por esas cosas tan importantes, Jesús dijo que podíamos mencionar nuestras necesidades. Al mencionar  primero a Jehová y su voluntad en nuestras oraciones, demostramos lo que es más importante para nosotros.

13. ¿Cuánto tiempo deben durar las oraciones?

13 ¿Cuánto tiempo deben durar las oraciones? La Biblia no lo dice. Las oraciones pueden ser cortas o largas, dependiendo de la situación. Por ejemplo, podemos hacer una oración corta antes de comer, pero una más larga cuando le damos gracias a Jehová o le contamos  un problema (1 Samuel 1:12, 15). No queremos hacer oraciones largas para impresionar a los demás, como hacían algunas personas de los días de Jesús (Lucas 20:46, 47). A Jehová no le impresionan esas oraciones. Él quiere que le oremos desde el corazón.

14. a) ¿Con qué frecuencia debemos orar? b) ¿Qué nos enseña eso de Jehová?

14 ¿Con qué frecuencia debemos orar? Jehová nos invita a hablar con él a menudo. La Biblia dice “oren constantemente” y “perseveren en la oración” (Mateo 26:41; 1 Tesalonicenses 5:17; Romanos 12:12). Jehová siempre está listo para escucharnos. Todos los días podemos agradecerle su amor y generosidad. También podemos pedirle que nos guíe y que nos dé fuerzas y  consuelo. Si apreciamos el regalo de la oración, hablaremos con Jehová en toda ocasión.

15. ¿Por qué debemos decir “amén” al final de cada oración?

15 ¿Por qué debemos decir “amén” al final de cada oración? La palabra amén significa “así sea” o “ciertamente”. Al decirla, demostramos que realmente pensamos lo que hemos dicho en la oración, que es de verdad (Salmo 41:13). Además, la Biblia nos enseña que al final de una oración que alguien hace en público es bueno que digamos “amén”, ya sea en voz alta o en silencio. De esa manera, mostramos que estamos de acuerdo con lo que se dijo (1 Crónicas 16:36; 1 Corintios 14:16).

¿CÓMO RESPONDE DIOS NUESTRAS ORACIONES?

16. ¿Por qué sabemos que Dios contesta nuestras oraciones?

16 ¿De verdad contesta Dios nuestras oraciones? Sí. La Biblia dice que Dios “escucha las oraciones” y que nos responderá (Salmo 65:2; Isaías 30:19). Jehová escucha las oraciones sinceras de millones de seres humanos y las contesta de muchas maneras.

17. ¿De qué manera usa Jehová a sus ángeles y a sus siervos humanos para responder nuestras oraciones?

17 Jehová usa a los ángeles y a sus siervos humanos para responder nuestras oraciones (Hebreos 1:13, 14). Muchas personas han orado pidiendo ayuda para entender la Biblia, y poco después los Testigos las visitaron. Esto demuestra que los ángeles están dirigiendo la predicación de las “buenas noticias” por toda la Tierra (lea Apocalipsis 14:6). Además, muchos de nosotros le hemos orado a Jehová porque teníamos un problema o una necesidad, y hemos recibido la ayuda de algún hermano de la congregación (Proverbios 12:25; Santiago 2:16).

Jehová puede responder nuestras oraciones mediante otros cristianos.

18. ¿Cómo usa Jehová su espíritu santo y la Biblia para responder las oraciones?

 18 Para contestar las oraciones, Jehová también utiliza su espíritu santo. Cuando le pedimos ayuda para enfrentarnos a un problema, puede que Dios use su espíritu santo para guiarnos y fortalecernos (2 Corintios 4:7). Además, Jehová usa la Biblia para responder nuestras oraciones y ayudarnos a tomar buenas decisiones. Puede que al leerla encontremos algunos textos que nos ayuden. Jehová también puede hacer que alguien comente en una reunión lo que necesitamos escuchar. Y puede usar a un anciano de la congregación para que nos muestre alguna idea bíblica (Gálatas 6:1).

19. Si alguna vez le parece que Jehová no le contesta sus oraciones, ¿cuál podría ser la razón?

19 Ahora bien, si alguna vez le parece que Jehová no le contesta sus oraciones, recuerde que él sabe cuándo y cómo respondernos. Jehová sabe muy bien lo que necesitamos. Pero puede que tengamos que seguir orando durante un tiempo para demostrarle a Jehová que nos importa mucho lo que le pedimos y que tenemos fe en él (Lucas 11:5-10). A veces Jehová nos contesta de un modo que no esperábamos. Por ejemplo, puede que le oremos porque tenemos un problema grave pero Jehová decida no quitarnos el problema, sino darnos fuerzas para aguantarlo (lea Filipenses 4:13).

20. ¿Por qué debemos orar a menudo?

20 No hay duda de que la oración es un regalo muy especial que nos ha hecho Jehová. Podemos estar seguros de que él nos escucha (Salmo 145:18). Y, mientras más le oremos con sinceridad, más fuerte se hará nuestra amistad con él.