Las Buenas Noticias según Mateo 6:1-34

6  ”Cuidado con hacer lo que es correcto* delante de la gente para que ellos los vean.+ Porque, si hacen eso, no recibirán ninguna recompensa de su Padre que está en los cielos.  Cuando le des ayuda a un necesitado,+ no vayas tocando la trompeta como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles para que los demás los alaben.+ Les aseguro que ellos ya han recibido toda su recompensa.  Más bien, cuando le des ayuda a un necesitado, que tu mano izquierda no sepa lo que hace tu mano derecha;  así la ayuda que les des a los necesitados se mantendrá en secreto. Y entonces tu Padre, que mira en secreto, te lo pagará.+  ”También, cuando oren, no hagan como los hipócritas.+ A ellos les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles principales para que los demás los vean.+ Les aseguro que ellos ya han recibido toda su recompensa.  En cambio tú, cuando vayas a orar, entra en tu cuarto y, después de cerrar la puerta, órale a tu Padre, que está en lo secreto.+ Y entonces tu Padre, que mira en secreto, te lo pagará.  Cuando ores, no repitas lo mismo una y otra vez, como hace la gente de las naciones, que cree que será escuchada por usar muchas palabras.  No sean como ellos. Su Padre ya sabe lo que ustedes necesitan+ incluso antes de que se lo pidan.  ”Ustedes deben orar de esta manera:+ ”‘Padre nuestro que estás en los cielos, que tu nombre+ sea santificado.+ 10  Que venga tu Reino.+ Que se haga tu voluntad,+ como en el cielo, también en la tierra.+ 11  Danos hoy nuestro pan para este día;+ 12  perdónanos nuestras deudas, como nosotros también hemos perdonado a nuestros deudores.+ 13  Y no nos dejes caer en la tentación,+ sino líbranos* del Maligno’.*+ 14  ”Porque, si ustedes les perdonan a otros sus ofensas, su Padre celestial también los perdonará a ustedes.+ 15  Pero, si no les perdonan sus ofensas a los demás, su Padre tampoco perdonará las ofensas de ustedes.+ 16  ”Cuando ayunen,+ dejen de poner cara triste, como hacen los hipócritas, porque ellos cambian el aspecto de su rostro para que los demás vean que están ayunando.+ Les aseguro que ellos ya han recibido toda su recompensa. 17  Pero tú, cuando ayunes, ponte aceite perfumado en la cabeza y lávate la cara 18  para que no sea la gente la que te vea ayunando, sino solo tu Padre, que está en lo secreto. Y entonces tu Padre, que mira en secreto, te lo pagará. 19  ”Dejen de acumular para ustedes tesoros en la tierra,+ donde las polillas y el óxido los echan a perder y donde los ladrones entran a robar. 20  Más bien, acumulen para ustedes tesoros en el cielo,+ donde ni las polillas ni el óxido los echan a perder+ y donde los ladrones no entran a robar. 21  Porque, donde esté tu tesoro, ahí también estará tu corazón. 22  ”Los ojos son la lámpara del cuerpo.+ Si tus ojos están bien enfocados, todo tu cuerpo brillará.*+ 23  Pero, si tus ojos son envidiosos,+ todo tu cuerpo estará oscuro. Si la luz que hay en ti en realidad es oscuridad, ¡qué oscuridad tan grande la tuya! 24  ”Nadie puede ser esclavo de dos amos, porque odiará a uno y amará al otro,+ o le será leal a uno y despreciará al otro. No pueden ser esclavos de Dios y a la vez de las Riquezas.+ 25  ”Por eso les digo: dejen de angustiarse+ por su vida, por lo que van a comer y beber; o por su cuerpo, por lo que van a ponerse.+ Al fin y al cabo, ¿no vale más la vida que el alimento y el cuerpo que la ropa?+ 26  Observen con atención las aves del cielo.+ No siembran ni cosechan ni almacenan en graneros, pero su Padre celestial las alimenta. ¿Y acaso no valen ustedes más que ellas? 27  ¿Quién de ustedes, por angustiarse, puede alargar un solo codo la duración de su vida?+ 28  Además, ¿por qué se angustian por la ropa? Aprendan una lección de cómo crecen los lirios del campo. No trabajan duro ni hilan;* 29  pero les digo que ni siquiera Salomón+ en toda su gloria se vistió como uno de ellos. 30  Entonces, si Dios viste así a la vegetación del campo, que hoy está aquí y mañana se echa al horno, ¿no los vestirá a ustedes con mucha más razón, gente de poca fe? 31  Así que nunca se angustien+ y digan: ‘¿Qué vamos a comer?’, o ‘¿Qué vamos a beber?’, o ‘¿Qué vamos a ponernos?’.+ 32  Porque es la gente de las naciones la que busca todas estas cosas con tanto empeño. Su Padre celestial sabe que ustedes necesitan todas estas cosas. 33  ”Por lo tanto, sigan buscando primero el Reino y la justicia de Dios, y entonces recibirán también todas esas cosas.+ 34  Así que nunca se angustien por el día siguiente,+ porque el día siguiente traerá sus propias preocupaciones. Bastante hay con los problemas de cada día.

Notas

Lit. “practicar su justicia”.
O “sálvanos”, “rescátanos”.
O quizás “de lo que es malo”.
O “estará lleno de luz”.
O “ni elaboran hilo”.

Notas de estudio

les aseguro. El término griego amḗn —transliteración de la palabra hebrea ʼamén— significa ‘así sea’ o ‘seguro’. Jesús lo dijo con frecuencia para introducir una declaración, una promesa o una profecía; así destacaba que lo que decía era totalmente cierto y confiable. Se dice que en la literatura sagrada nadie ha usado esta expresión como lo hizo Jesús. Cuando la palabra aparece dos veces seguidas (amḗn amḗn), la expresión de Jesús se traduce como “de verdad les aseguro”. Este es el caso en todo el Evangelio de Juan. Ver la nota de estudio de Jn 1:51.

ayuda a un necesitado. O “dádivas de misericordia”. La palabra griega eleēmosýnē, que por lo general se traduce como “limosna”, se relaciona con los términos griegos que se traducen como “misericordia” o “mostrar misericordia”. Se refiere al dinero o los alimentos que se dan de buena gana para ayudar a los pobres.

tocando la trompeta. Es decir, ir llamando la atención. Parece que aquí la expresión tiene un uso figurado y quiere decir que una persona no debería ir pregonando sus actos de generosidad.

hipócritas. La palabra griega hypokritḗs originalmente se usaba para denominar a los actores de teatro griego (y posteriormente romano), que usaban grandes máscaras diseñadas para amplificar la voz. El término acabó usándose en sentido metafórico para referirse a cualquiera que oculta su personalidad o intenciones reales fingiendo ser lo que no es. Aquí Jesús llama hipócritas a los líderes religiosos judíos (Mt 6:5, 16).

Les aseguro. Ver la nota de estudio de Mt 5:18.

ellos ya han recibido toda su recompensa. El término griego apékhō significa ‘tener plenamente’. Con frecuencia se escribía en los recibos comerciales para indicar que algo estaba saldado o pagado por completo. Los hipócritas hacían regalos para hacerse ver por los demás y, en efecto, la gente los elogiaba por sus actos de caridad; pero con eso ya recibían toda la recompensa que podrían obtener. No debían esperar recibir nada más de parte de Dios.

que tu mano izquierda no sepa lo que hace tu mano derecha. Es una figura retórica que alude a la idea de hacer algo con la mayor discreción o reserva. Los discípulos de Jesús no debían andar pregonando lo que hacían para ayudar a otros, ni siquiera entre sus amigos íntimos, tan cercanos a ellos como está la mano izquierda de la derecha.

no repitas lo mismo una y otra vez. O “no repitas mecánicamente las mismas cosas”, “no susurres repeticiones vacías”. Con esto Jesús les dijo a sus seguidores que no oraran a Dios de forma mecánica. No quería decir que estaba mal pedir lo mismo en varias ocasiones (Mt 26:36-45). Lo que estaba mal era imitar la forma de orar de la gente de las naciones (es decir, los gentiles, los no judíos), quienes tenían la costumbre de repetir sin pensar frases de memoria “una y otra vez”.

Su Padre. Algunos manuscritos antiguos dicen aquí “Dios, su Padre”, pero la frase más corta, “Su Padre”, es la que aparece en la mayoría de los manuscritos disponibles.

Padre. Esta es la primera de las más de 160 veces que en los Evangelios Jesús se refiere a Jehová Dios como “Padre”. El uso que hace Jesús de este término demuestra que quienes lo escuchaban entendían que hablaba de Dios, pues en las Escrituras Hebreas ya se usaba de manera similar (Dt 32:6; Sl 89:26; Is 63:16). Siervos de Dios de la antigüedad usaron muchos títulos elevados para describir y dirigirse a Jehová, como por ejemplo “Todopoderoso”, “el Altísimo” y “Gran Creador” (Gé 17:1; Dt 32:8; Ec 12:1). Sin embargo, el hecho de que Jesús usara con frecuencia un término tan sencillo y común como “Padre” destaca la relación tan estrecha que Dios tiene con quienes lo adoran.

Ustedes. Jesús ahora se dirige a sus oyentes para explicarles cómo ser diferentes de los hipócritas que mencionó antes (Mt 6:5).

de esta manera. Es decir, de forma diferente a como lo hacían los que estaban acostumbrados a repetir “lo mismo una y otra vez” (Mt 6:7).

Padre nuestro. Al usar el pronombre plural “nuestro”, el que ora reconoce que hay otros siervos de Dios que también tienen una amistad estrecha con él y son parte de su familia. Ver la nota de estudio de Mt 5:16.

nombre. Es decir, el nombre personal de Dios, representado por las cuatro letras hebreas יהוה (YHWH) y que por lo general se traduce “Jehová” en español. En la Traducción del Nuevo Mundo, el nombre aparece 6.979 veces en las Escrituras Hebreas y 237 veces en las Escrituras Griegas Cristianas (para obtener información sobre el uso del nombre divino en las Escrituras Griegas Cristianas, ver apén. A5 y apén. C). En la Biblia, el término nombre a veces también alude a la persona misma, su reputación y todo lo que ella dice ser. Comparar con Éx 34:5, 6; Ap 3:4, nota.

sea santificado. O “sea tenido por sagrado”, “sea tratado como santo”. Así se pide que toda la creación inteligente —tanto los seres humanos como los ángeles— considere sagrado el nombre de Dios. También se pide que Dios actúe para santificarse y limpiar su nombre, que ha sido desprestigiado vez tras vez desde que la primera pareja humana se rebeló en el jardín de Edén.

Que venga tu Reino. El Reino de Dios es una expresión de la soberanía de Jehová sobre la tierra. Con esta frase se le pide a Dios que intervenga de manera decisiva para que su Reino, con su Rey Mesiánico y los que reinarán con él, sea el único gobierno de la tierra. La parábola de Jesús que se encuentra en Lu 19:11-27 confirma que el Reino de Dios vendrá en el sentido de que dictará sentencia, destruirá a sus enemigos y recompensará a los que confían en él (ver Mt 24:42, 44). Eliminará el malvado sistema actual con todos sus gobiernos humanos y fundará un nuevo mundo justo (Da 2:44; 2Pe 3:13; Ap 16:14-16; 19:11-21).

Que se haga tu voluntad. Lo más importante de esta petición no es que los humanos hagan la voluntad de Dios. Más bien, se pide que Dios actúe para llevar a cabo su voluntad para la tierra y sus habitantes. Es un ruego para que Dios use su poder y cumpla lo que él ha dicho que se propone hacer. La persona que hace esta oración expresa su apoyo a la voluntad de Dios y su deseo de someterse a ella (comparar con Mt 26:39). En este contexto, la frase “como en el cielo, también en la tierra” puede entenderse de dos maneras: una, que se le ruega a Dios que se haga su voluntad en la tierra como ya se está haciendo en el cielo; otra, que se pide que la voluntad de Dios se lleve a cabo por completo tanto en el cielo como en la tierra.

nuestro pan para este día. En muchos contextos, las palabras hebrea y griega para “pan” significan ‘alimento’. Jesús muestra que los que sirven a Dios pueden pedirle con confianza que les dé no una cantidad desmesurada de alimento, sino el necesario para cada día. Esta petición hace recordar lo que Dios les ordenó a los israelitas cuando les proveyó milagrosamente el maná: cada uno debía “recoger a diario su porción” (Éx 16:4).

perdónanos. La palabra griega significa literalmente ‘dejar ir’, pero también puede tener el sentido de ‘cancelar una deuda’, como se ve en Mt 18:27, 32.

deudas. Aquí se refiere a los pecados. Cuando se peca contra alguien, se contrae una deuda o una obligación con esa persona y se debe buscar su perdón. Para recibir el perdón de Dios, la persona debe haber perdonado antes a sus deudores, es decir, a quienes hayan pecado contra ella (Mt 6:14, 15; 18:35; Lu 11:4).

no nos dejes caer en la tentación. Lit. “no nos metas en la tentación”. A veces la Biblia dice que Dios causa una situación, cuando en realidad tan solo permite que suceda (Rut 1:20, 21). Por lo tanto, Jesús no está diciendo que Dios tienta a la gente para que peque (Snt 1:13). Más bien, está animando a sus discípulos a que le pidan ayuda a Dios para evitar o resistir la tentación (1Co 10:13).

ofensas. El término griego para “ofensa” puede traducirse como “un paso en falso” (Gál 6:1) o una caída; es lo contrario de andar con paso firme de acuerdo con los justos requisitos de Dios.

ayunen. Ayunar es dejar de comer por un tiempo (ver glosario, ayuno). Jesús nunca les mandó a sus discípulos que ayunaran, pero tampoco les ordenó que evitaran la práctica por completo. Bajo la Ley mosaica, los judíos sinceros ayunaban para demostrar que estaban arrepentidos de sus pecados y para pedir ayuda a Jehová (1Sa 7:6; 2Cr 20:3).

ellos cambian el aspecto de su rostro. O “ellos descuidan su apariencia”, “ellos afean su rostro”. Posiblemente el que ayunaba no se lavaba ni arreglaba, y se echaba cenizas sobre la cabeza.

ponte aceite perfumado en la cabeza y lávate la cara. Por lo común, la persona que ayunaba no cuidaba su arreglo personal, pero Jesús les dice a sus discípulos que no hagan un alarde de su sacrificio.

Los ojos son la lámpara del cuerpo. Para el cuerpo humano, los ojos que cumplen bien su función son como una lámpara que ilumina un lugar oscuro. Permiten que la persona vea y distinga las cosas que la rodean. En este versículo, la palabra ojos se usa en sentido figurado (Ef 1:18).

Si tus ojos están bien enfocados. O “Si tu visión es clara”. El significado básico de la palabra griega haplóus es ‘simple’ o ‘sencillo’. Puede comunicar la idea de concentrarse en una sola cosa o en un solo objetivo. Los ojos literales que son capaces de enfocarse en una sola cosa funcionan bien. De modo parecido, quien tiene los ojos figurados “enfocados” en una sola cosa, que es justa (Mt 6:33), verá mejoras en todo aspecto de su personalidad.

Si tus ojos están bien enfocados. O “Si tu visión es clara”. El significado básico de la palabra griega haplóus es ‘simple’ o ‘sencillo’. Puede comunicar la idea de concentrarse en una sola cosa o en un solo objetivo. Los ojos literales que son capaces de enfocarse en una sola cosa funcionan bien. De modo parecido, quien tiene los ojos figurados “enfocados” en una sola cosa, que es justa (Mt 6:33), verá mejoras en todo aspecto de su personalidad.

si tus ojos son envidiosos. Lit. “si tu ojo es malvado”. Los ojos literales que no están sanos no ven con claridad. De igual manera, los ojos envidiosos no pueden concentrarse en lo que de verdad es importante (Mt 6:33). Son ojos insatisfechos, codiciosos, distraídos y engañosos. La persona ve las cosas desde un punto de vista equivocado y dedica su vida a intereses egoístas. Ver la nota de estudio de Mt 6:22.

ser esclavo. Este verbo griego se refiere a trabajar para un solo amo, para un único dueño. Aquí Jesús estaba explicando que un cristiano no puede darle a Dios la devoción exclusiva que él se merece y, al mismo tiempo, concentrarse en acumular posesiones.

Riquezas. La palabra griega mamōnás (de origen semítico), que tradicionalmente se ha traducido como Mammón y otras variantes, también se puede traducir como “Riquezas” o “Dinero”. Aquí se personifica a las riquezas como un amo, una especie de dios falso, aunque no hay pruebas concluyentes de que alguna vez se haya usado la palabra para nombrar a un dios en particular.

dejen de angustiarse. O “dejen de inquietarse”. El tiempo del verbo griego de esta expresión da la idea de interrumpir algo que ya se estaba haciendo. El término griego para “angustiarse” puede referirse a la preocupación que divide la atención de una persona, la distrae y le roba la felicidad. Se usa el mismo término en Mt 6:27, 28, 31, 34.

vida. La palabra griega psykhḗ, tradicionalmente traducida como “alma”, aquí se refiere a la vida. La combinación de las palabras vida (o alma) y cuerpo representa a toda la persona.

un solo codo. Jesús aquí usa una palabra que se refiere a una medida pequeña de longitud (lit. “un antebrazo”), es decir, unos 44,5 cm (17,5 in). Ver glosario, codo, y apén. B14.

la duración de su vida. Parece que Jesús está comparando la vida con un viaje. Lo que quiere decir es que, aunque una persona se preocupe, no puede prolongar su vida ni siquiera un poco.

Aprendan una lección. La forma de este verbo en griego puede dar también la idea de ‘aprender bien’ o ‘aprender con exactitud’.

los lirios del campo. Según algunos, estas flores son las anémonas, pero la expresión podría incluir una gran variedad de flores parecidas a los lirios, como los tulipanes, los jacintos, los iris y los gladiolos (o gladiolas). Otros opinan que Jesús se refería simplemente a las muchas flores silvestres que crecen en la zona y, por lo tanto, traducen la frase como “flores del campo”. Esta conclusión es probable, porque esta expresión se usa como un equivalente de “vegetación del campo” (Mt 6:30; Lu 12:27, 28).

vegetación [...] horno. En los cálidos meses del verano, la vegetación en Israel se seca en apenas un par de días. Los tallos y la hierba seca se recogían del campo para usarlos como combustible en los hornos de pan.

gente de poca fe. Jesús aplicó esta expresión a sus discípulos para indicar que su confianza no era fuerte (Mt 8:26; 14:31; 16:8; Lu 12:28). No quiso decir que no tenían fe en absoluto, sino que necesitaban tener más.

la gente de las naciones. Es decir, la gente que no sirve a Dios.

sigan buscando. Aquí el tiempo verbal en griego indica acción continua y puede traducirse como “busquen de continuo”. Los verdaderos discípulos de Jesús no buscarían el Reino solo por un tiempo para después dedicarse a otras cosas. Más bien, para ellos, el Reino debía ser siempre lo más importante en la vida.

el Reino. En algunos manuscritos griegos antiguos se lee “el Reino de Dios”.

la justicia de Dios. Lit. “la justicia de él”. El pronombre griego que literalmente se traduce “de él” se refiere a Dios, el “Padre celestial” que se menciona en Mt 6:32. Los que buscan la justicia de Dios hacen con gusto su voluntad y siguen sus normas de lo que está bien y lo que está mal. Esto era totalmente opuesto a lo que enseñaban los fariseos, quienes buscaban imponer su propia justicia (Mt 5:20).

nunca se angustien por el día siguiente. Las Escrituras animan a hacer buenos planes para el futuro (Pr 21:5). Sin embargo, la inquietud exagerada por lo que podría pasar puede perjudicar la amistad de una persona con Dios y hacerle confiar en su propia sabiduría más bien que en la de Jehová (Pr 3:5, 6).

Multimedia

Sinagoga del siglo primero
Sinagoga del siglo primero

Esta reconstrucción da una idea de cómo eran las antiguas sinagogas. Incluye algunos detalles presentes en una sinagoga del siglo primero que se encontró en Gamala, a unos 10 km (6 mi) al noreste del mar de Galilea.

Lirios del campo
Lirios del campo

Jesús les dijo a sus discípulos que se fijaran en los lirios del campo y aprendieran de ellos. La palabra original que muchas Biblias traducen como “lirios” puede incluir una gran variedad de flores, como los tulipanes, las anémonas, los jacintos, los iris y los gladiolos (o gladiolas). Algunos expertos creen que Jesús se refería a la anémona. Sin embargo, es posible que simplemente estuviera pensando en flores parecidas a los lirios. Las flores de la foto son anémonas coronarias (Anemone coronaria) de color rojo escarlata. Estas flores, que abundan en Israel, también pueden ser de color azul, rosa, violeta o blanco.