Segunda Carta a los Tesalonicenses 3:1-18

3  Finalmente, hermanos, sigan orando por nosotros+ para que la palabra de Jehová* siga extendiéndose rápidamente+ y siendo glorificada, como ya lo es entre ustedes,  y para que se nos libre de hombres malvados y perversos,+ porque la fe no es posesión de todos.+  Pero el Señor es fiel y él los fortalecerá y los protegerá del Maligno.  Además, nosotros tenemos la confianza en el Señor de que ustedes obedecen y seguirán obedeciendo nuestras instrucciones.  Que el Señor continúe guiando sus corazones con éxito hacia el amor a Dios+ y el aguante*+ por el Cristo.  Ahora, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo les damos instrucciones de que se aparten de todo hermano que se comporte de forma indisciplinada*+ y no siga la tradición* que ustedes* recibieron de nosotros.+  Ustedes saben cómo deben imitarnos,+ porque nosotros no nos comportamos de forma indisciplinada* entre ustedes  ni nos comimos el alimento de nadie gratis.+ Al contrario, trabajamos día y noche sin descanso y con mucho esfuerzo a fin de no ser una carga económica para ninguno de ustedes.+  Y no es que no tengamos derecho,*+ pero queríamos darles el ejemplo para que nos imitaran.+ 10  De hecho, cuando estábamos con ustedes, les dábamos esta orden: “Si alguien no quiere trabajar, que tampoco coma”.+ 11  Porque hemos oído que algunos se están comportando de manera indisciplinada* entre ustedes,+ pues no trabajan y se meten en lo que no les incumbe.+ 12  A esas personas les ordenamos y les rogamos* por el Señor Jesucristo que trabajen tranquilamente y coman el alimento que ellas mismas se ganen.+ 13  Por su parte, hermanos, no dejen de hacer el bien. 14  Pero, si alguno no obedece lo que decimos en esta carta, ustedes deben mantenerlo señalado y dejar de tener amistad con él,+ para que se avergüence. 15  Sin embargo, no lo vean como un enemigo. Más bien, sigan aconsejándolo+ como a un hermano. 16  Que el mismísimo Señor de la paz les dé paz constantemente en todo.+ Que el Señor esté con todos ustedes. 17  Yo, Pablo, escribo este saludo con mi propia mano,+ que es una señal en todas mis cartas. Así es como escribo. 18  Que la bondad inmerecida de nuestro Señor Jesucristo esté con todos ustedes.

Notas

O “la perseverancia”.
O “ande desordenadamente”.
O “instrucción”.
O quizás “ellos”.
O “desordenadamente”.
Lit. “autoridad”.
O “están andando desordenadamente”.
O “las exhortamos”.

Notas de estudio

Multimedia