Las Buenas Noticias según Juan 14:1-31

14  “Que no se les angustie el corazón.+ Demuestren fe en Dios,+ y demuestren fe en mí también.  En la casa de mi Padre hay muchos lugares donde vivir.* Si no fuera así, yo se lo habría dicho a ustedes, ya que me voy para prepararles un lugar.+  Además, cuando me haya ido y les haya preparado un lugar, volveré y los recibiré en casa, a mi lado, para que donde yo esté también estén ustedes.+  Y ustedes conocen el camino para ir adonde yo voy”.  Tomás+ le dijo: “Señor, no sabemos adónde vas. ¿Cómo vamos a conocer el camino?”.  Jesús le contestó: “Yo soy el camino,+ la verdad+ y la vida.+ Nadie puede llegar al Padre si no es por medio de mí.+  Si me conocen a mí, conocerán también a mi Padre. Desde ahora lo conocen y lo han visto”.+  Felipe le dijo: “Señor, muéstranos al Padre, y con eso nos basta”.  Jesús le contestó: “Felipe, con todo el tiempo que llevo con ustedes, ¿todavía no me conoces? El que me ha visto a mí ha visto al Padre también.+ ¿Cómo es que me dices ‘Muéstranos al Padre’? 10  ¿No crees que yo estoy en unión con el Padre y que el Padre está en unión conmigo?+ Las cosas que yo les digo no son ideas mías,+ sino que el Padre, que se mantiene en unión conmigo, está haciendo sus obras. 11  Créanme cuando les digo que yo estoy en unión con el Padre y el Padre está en unión conmigo. Y, si no, crean por las obras.+ 12  De verdad les aseguro que el que demuestre fe en mí también hará las obras que yo hago. Y hará obras más grandes,+ porque yo voy camino al Padre.+ 13  Además, sea lo que sea que pidan en mi nombre, yo lo haré, para que el Padre sea glorificado por medio del Hijo.+ 14  Si ustedes piden algo en mi nombre, yo lo haré. 15  ”Si me aman, obedecerán mis mandamientos.+ 16  Y yo le rogaré al Padre y él les dará otro ayudante* que esté con ustedes para siempre:+ 17  el espíritu de la verdad,+ que el mundo no puede recibir porque ni lo ve ni lo conoce.+ Ustedes lo conocen porque está en ustedes y se queda con ustedes. 18  No los dejaré abandonados.* Volveré a ustedes.+ 19  Dentro de poco, el mundo ya no me verá más, pero ustedes me verán,+ porque yo vivo y ustedes vivirán. 20  Ese día sabrán que yo estoy en unión con mi Padre, que ustedes están en unión conmigo y que yo estoy en unión con ustedes.+ 21  El que acepta* mis mandamientos y los obedece es el que me ama. Y, al que me ama, mi Padre lo amará, y yo lo amaré y me mostraré abiertamente a él”. 22  Judas,+ no el Iscariote, le preguntó: “Señor, ¿qué ha pasado? ¿Por qué vas a mostrarte abiertamente a nosotros y no al mundo?”. 23  Jesús le contestó: “Si alguien me ama, obedecerá mis palabras.+ Y mi Padre lo amará, y nosotros dos vendremos a él y viviremos* con él.+ 24  El que no me ama no obedece mis palabras. Las palabras que ustedes escuchan no son mías, sino que son del Padre, que me envió.+ 25  ”Les digo estas cosas mientras todavía estoy con ustedes. 26  Pero el ayudante, el espíritu santo, que el Padre enviará en mi nombre, ese les enseñará todas las cosas y les hará recordar todo lo que les he dicho.+ 27  La paz les dejo; mi paz les doy.+ No se la doy como el mundo la da. Que no se les angustie ni acobarde el corazón. 28  Oyeron que les dije: ‘Me voy y volveré a ustedes’. Si me aman, les alegrará que vaya al Padre, porque el Padre es mayor que yo.+ 29  Les he dicho esto antes de que suceda para que, cuando suceda, ustedes crean.+ 30  Ya no hablaré mucho más con ustedes, porque viene el gobernante del mundo,+ aunque sobre mí él no tiene ningún poder.*+ 31  Pero, para que el mundo sepa que amo al Padre, hago exactamente lo que el Padre me ha mandado.+ Levántense, vámonos de aquí.

Notas

O “muchas moradas”.
O “consolador”.
O “como huérfanos”.
Lit. “tiene”.
O “haremos nuestra morada”.
O “dominio”.

Notas de estudio

Multimedia