Ir al contenido

Ir al índice

¿Es realista esperar un sistema económico justo?

¿Es realista esperar un sistema económico justo?

Por todo el mundo, las personas están saliendo a las calles para protestar porque les parece que están viviendo una situación económica injusta. La pandemia del COVID-19 solo ha empeorado la situación, y esto ha aumentado el descontento de la gente. Además, los confinamientos, la escasez de recursos y el acceso limitado a la atención médica han hecho más visible todavía la diferencia entre ricos y pobres.

¿Acabarán algún día los problemas económicos, esa plaga que afecta a personas por todas partes? Sí. La Biblia explica lo que Dios va a hacer para solucionar todos esos problemas.

Problemas económicos que Dios solucionará

El problema: El hombre no ha logrado desarrollar un sistema económico que cubra las necesidades de todas las personas.

La solución: Dios quitará los gobiernos humanos y los reemplazará con su propio gobierno, conocido como el Reino de Dios. Este reino gobernará toda la Tierra desde el cielo (Daniel 2:44; Mateo 6:10).

El resultado: Como se trata de un gobierno mundial, el Reino de Dios administrará la Tierra a la perfección. Gracias a eso, las personas no volverán a sufrir por culpa de la pobreza y no tendrán que preocuparse por los problemas económicos (Salmo 9:7-9, 18). Todo lo contrario, disfrutarán del resultado de su trabajo, tendrán vidas productivas y serán felices con sus familias. En la Biblia encontramos esta promesa: “Construirán casas y vivirán en ellas; plantarán viñas y comerán su fruto. No construirán casas para que otros vivan en ellas ni plantarán para que otros coman” (Isaías 65:21, 22).

El problema: Las personas no pueden evitar algunos sucesos que les causan sufrimiento y que les impiden tener las cosas que necesitan para vivir.

La solución: Dios usará su Reino para acabar con todo lo que hace que la gente tenga miedo y se sienta insegura.

El resultado: Dios se encargará de que no vuelvan a ocurrir sucesos que dejen a las personas y a sus familias sin las cosas básicas para vivir. Por ejemplo, nunca más habrá guerras, falta de alimentos o pandemias (Salmo 46:9; 72:16; Isaías 33:24). Dios dice: “Mi pueblo vivirá en un lugar pacífico, en hogares seguros y lugares de descanso tranquilos” (Isaías 32:18).

El problema: Con frecuencia, las personas que son egoístas y ambiciosas se aprovechan de los demás.

La solución: Los que vivan bajo el Reino de Dios aprenderán a pensar más en los demás que en sí mismos (Mateo 22:37-39).

El resultado: Cuando el Reino de Dios gobierne la Tierra, todos imitarán el amor de Dios, que “no busca sus propios intereses” (1 Corintios 13:4, 5). La Biblia dice: “No causarán ningún daño ni destrucción en toda mi santa montaña, porque la tierra de seguro estará llena del conocimiento de Jehová * tal como las aguas cubren el mar” (Isaías 11:9).

La Biblia dice que estamos viviendo en los últimos días de este mundo y que muy pronto Dios cumplirá su promesa de acabar con todos los problemas económicos (Salmo 12:5). * Mientras tanto, los principios de la Biblia nos pueden ayudar a sobrellevar la situación económica actual. Por ejemplo, vea los artículos “Cómo vivir con menos” y “Una opinión realista del dinero”.

^ párr. 11 La Biblia dice que el nombre de Dios es Jehová (Salmo 83:18).

^ párr. 12 Si quiere descubrir por qué puede confiar en la Biblia, vea el artículo “La Biblia tiene la verdad”.