Ir al contenido

Ir al índice

 CAPÍTULO 10

El Rey purifica espiritualmente al pueblo de Dios

El Rey purifica espiritualmente al pueblo de Dios

IDEA CENTRAL DEL CAPÍTULO

Por qué y cómo ha refinado y limpiado Jesús a sus seguidores espiritualmente

1-3. ¿Qué hizo Jesús cuando vio que el templo estaba siendo contaminado?

JESÚS sentía un gran respeto por el templo de Jerusalén porque sabía lo que representaba. El templo había sido por mucho tiempo el centro de la adoración verdadera en la Tierra. Pero la adoración al Dios santo, Jehová, tiene que ser limpia y pura. Imagínese, entonces, cómo se debió sentir Jesús el 10 de nisán del año 33 cuando fue al templo y vio que estaba siendo contaminado. ¿Qué estaba sucediendo? (Lea Mateo 21:12, 13.)

2 En el atrio de los gentiles, mercaderes codiciosos y cambistas se estaban aprovechando de los que iban al templo para presentar ofrendas a Jehová. * Jesús “echó fuera a todos los que vendían y compraban en el templo, y volcó las mesas de los cambistas”. Acusó a aquellos hombres egoístas de convertir la casa de su Padre en una “cueva de salteadores” (compare con Nehemías 13:7-9). Con ello mostró el respeto que sentía por el templo y lo que este representaba. La adoración que se le rendía a su Padre tenía que ser limpia.

3 Siglos después, cuando fue coronado Rey Mesiánico, Jesús volvió a limpiar un templo, uno que tiene que ver con todos los que hoy día desean adorar a Jehová como él quiere. ¿Qué templo limpió?

Se limpia a “los hijos de Leví”

4, 5. a) ¿Cómo fueron refinados y limpiados los seguidores ungidos de Jesús entre 1914 y principios de 1919? b) ¿Acabó allí la refinación y limpieza del pueblo de Dios? Explique su respuesta.

4 Como vimos en el capítulo 2, después de ser coronado rey en 1914, Jesús vino con su Padre a inspeccionar el templo espiritual: la forma de adorar a Dios que él ha establecido. * Como resultado de esa inspección, el Rey se dio cuenta de que los cristianos ungidos, “los hijos de Leví”, necesitaban que se les refinara y limpiara (Mal. 3:1-3). Entre 1914 y principios de 1919, el Refinador, Jehová, permitió que sus siervos pasaran por diversas pruebas y dificultades que los refinarían. Felizmente, aquellos ungidos salieron de las intensas pruebas —semejantes al fuego del refinador— más limpios, y con deseos de apoyar al Rey Mesiánico.

 5 ¿Acabó allí la refinación y limpieza del pueblo de Dios? No. Durante los últimos días, Jehová, por medio del Rey Mesiánico, ha seguido ayudando a sus siervos a mantenerse limpios para que puedan permanecer en el templo espiritual. En los próximos dos capítulos veremos cómo los ha refinado en sentido moral y organizativo. Pero examinemos primero la limpieza espiritual de la que han sido objeto. Fortalece mucho la fe analizar lo que Jesús ha hecho —tanto de maneras visibles como no visibles— para ayudar a sus seguidores a estar espiritualmente limpios.

“Manténganse limpios”

6. Basándose en los mandatos que Jehová les dio a los judíos exiliados, explique lo que es la limpieza espiritual.

6 ¿Qué es la limpieza espiritual? Para responder esa pregunta, examinemos las palabras que Jehová dirigió proféticamente a los judíos exiliados para cuando salieran de Babilonia en el siglo VI antes de nuestra era (lea Isaías 52:11). La razón principal por la que iban a Jerusalén era para reconstruir el templo y restaurar la adoración verdadera (Esd. 1:2-4). Jehová quería que su pueblo dejara atrás todo lo relacionado con la religión de Babilonia, y se lo indicó con tres mandatos: “No toquen nada inmundo”, “Sálganse de en medio de ella” y “Manténganse limpios”. No podían contaminar la adoración pura de Jehová con nada de la adoración falsa. De modo que la limpieza espiritual implica mantenerse libre de las enseñanzas y prácticas de la religión falsa.

7. ¿Mediante qué conducto ha ayudado Jesús a sus seguidores a estar espiritualmente limpios?

7 En 1919, poco después de ser entronizado, Jesús nombró al esclavo fiel y discreto. Mediante este conducto fácil de reconocer, Cristo ha ayudado a sus seguidores a estar espiritualmente limpios (Mat. 24:45). Para aquel año, los Estudiantes de la Biblia ya se habían limpiado de muchas enseñanzas religiosas falsas. Pero todavía necesitaban una limpieza espiritual más profunda. Cristo se ha valido de su esclavo fiel para ir enseñando gradualmente a sus seguidores las celebraciones y prácticas que tenían que abandonar (Prov. 4:18). Veamos algunos ejemplos.

¿Deberían celebrar la Navidad los cristianos?

8. a) ¿Qué habían reconocido por bastante tiempo los Estudiantes de la Biblia respecto a la Navidad? b) ¿Qué no veían necesario hacer todavía los Estudiantes de la Biblia?

8 Los Estudiantes de la Biblia habían reconocido por bastante tiempo que la Navidad tiene raíces paganas y que Jesús no nació el 25 de diciembre. La revista Watch Tower de diciembre de 1881 decía: “Millones de personas paganas se hicieron cristianas. Pero el cambio era mayormente de nombre, pues los sacerdotes paganos se hicieron sacerdotes cristianos y las fiestas paganas adoptaron nombres cristianos, como es el caso de la Navidad”. Cabe mencionar que la palabra española Navidad proviene de natividad (es decir, la de Cristo) y la palabra inglesa correspondiente, Christmas, se deriva del inglés medieval Christes  Masse (la misa de Cristo). En 1883, bajo el título “¿Cuándo nació Jesús?”, la revista Watch Tower explicaba que Jesús nació a principios de octubre. * Sin embargo, los Estudiantes de la Biblia todavía no veían necesario dejar de celebrar la Navidad. Tanto es así que incluso la familia Betel de Brooklyn la celebraba. No obstante, después de 1926, las cosas empezaron a cambiar. ¿Por qué?

9. ¿Qué llegaron a entender sobre la Navidad los Estudiantes de la Biblia?

9 Después de analizar minuciosamente el tema, los Estudiantes de la Biblia llegaron a entender que el origen de la Navidad y las costumbres relacionadas con ella en realidad ofenden a Dios. El artículo “El origen de la Navidad”, publicado en la revista The Golden Age (llamada ahora ¡Despertad!) del 14 de diciembre de 1927, comentó que la Navidad es una celebración pagana que se centra en los placeres y fomenta la idolatría. El artículo dejó claro que Cristo no mandó que se celebrara dicha festividad y concluyó con estas directas palabras: “El hecho de que el mundo, la carne y el Diablo quieran que se perpetúe y celebre es un argumento definitivo y concluyente para que quienes están dedicados por completo al servicio de Jehová no la celebren”. Como es lógico, la familia Betel no celebró la Navidad aquel año, y no la volvió a celebrar jamás.

10. a) ¿Qué informe completo sobre la Navidad se presentó en diciembre de 1928? (Vea también el recuadro “ La Navidad: su origen y propósito”.) b) ¿Cómo se alertó al pueblo de Dios sobre otras fiestas y celebraciones que debían evitarse? (Vea el recuadro “ Razones para evitar otras fiestas y celebraciones”.)

10 Al año siguiente, los Estudiantes de la Biblia recibieron un informe aún más completo sobre la Navidad. El 12 de diciembre de 1928, el hermano Richard Barber, de las oficinas centrales, pronunció por radio un discurso en el que expuso  claramente los inmundos orígenes de esta fiesta. ¿Cómo respondió el pueblo de Dios a aquellas claras instrucciones? Rememorando la época en que él y su familia dejaron de celebrar la Navidad, el hermano Charles Brandlein dijo: “¿Nos costó dejar aquellas prácticas paganas? Por supuesto que no. [...] Fue como sacarse una prenda de ropa sucia y tirarla a la basura”. El hermano Henry Cantwell, que posteriormente sirvió de superintendente viajante, dijo algo parecido: “Nos alegraba poder renunciar a algo como prueba de nuestro amor a Jehová”. Los seguidores leales de Cristo estaban dispuestos a hacer los cambios necesarios para no participar en una celebración que tenía sus raíces en la religión pagana (Juan 15:19; 17:14). *

11. ¿Cómo podemos demostrar que apoyamos al Rey Mesiánico?

11 ¡Qué buen ejemplo nos dieron aquellos hermanos fieles! Al meditar en ello, hacemos bien en preguntarnos: “¿Cómo veo yo las instrucciones del esclavo fiel? ¿Las acepto con agradecimiento y las pongo en práctica?”. Nuestra obediencia de corazón demuestra que apoyamos al Rey Mesiánico, el cual utiliza al esclavo fiel para proporcionarnos el alimento espiritual al tiempo oportuno (Hech. 16:4, 5).

¿Deberían usar la cruz los cristianos?

Insignia con una cruz y una corona (Vea los párrafos 12 y 13)

12. ¿Cómo vieron la cruz durante muchos años los Estudiantes de la Biblia?

12 Los Estudiantes de la Biblia vieron la cruz como un símbolo adecuado del cristianismo durante muchos años. Sin embargo, entendían que no debían adorarla, pues Dios condena la idolatría (1 Cor. 10:14; 1 Juan 5:21). Ya en 1883, la revista  Watch Tower dijo claramente que “toda idolatría es repugnante para Dios”. Pero al principio no veían nada malo en ciertos usos de la cruz que a ellos les parecían apropiados. Por ejemplo, para identificarse llevaban con orgullo una insignia con una cruz y una corona. A sus ojos, era una manera de decir que si eran fieles hasta la muerte, recibirían la corona de la vida. Tanto es así que a partir de 1891 empezó a aparecer en la portada de la revista Watch Tower el emblema de una cruz y una corona.

13. ¿Qué empezaron a ver con más claridad los seguidores de Cristo en cuanto al uso de la cruz? (Vea también el recuadro “ Se va aclarando el tema de la cruz”.)

13 Los Estudiantes de la Biblia le tenían mucho cariño al emblema de la cruz y la corona. No obstante, a finales de la década de 1920 empezaron a ver con más claridad el punto de vista de Dios sobre el uso de la cruz. El hermano Grant Suiter, quien después fue miembro del Cuerpo Gobernante, comentó lo siguiente sobre la asamblea que se celebró en 1928 en Detroit (Míchigan, Estados Unidos): “En la asamblea se dijo que las insignias de la cruz y la corona no solo eran innecesarias, sino también inaceptables”. Durante los siguientes años se fue aclarando aún más el asunto. Era obvio que la cruz es inadmisible en la adoración que es pura y limpia en sentido espiritual.

14. ¿Cómo respondió el pueblo de Dios a lo que se les iba enseñando gradualmente sobre la cruz?

14 ¿Cómo respondió el pueblo de Dios a lo que se les iba enseñando gradualmente sobre la cruz? ¿Siguieron usando la insignia de la cruz y la corona, que tan preciada había sido para ellos? “Cuando entendimos lo que representaba, enseguida dejamos de usarla”, dijo Lela Roberts, una hermana con un largo historial de servicio a Jehová. Otra hermana fiel, Ursula Serenco, expresó así los sentimientos de muchos: “Nos dimos cuenta de que aquello que tanto habíamos apreciado como representación de la muerte de nuestro Señor y de nuestra devoción cristiana no era más que un símbolo pagano. Estábamos agradecidos de que, como dice Proverbios 4:18, la senda se nos iba iluminando más y más”. Los fieles seguidores de Cristo no querían tener nada que ver con las inmundas prácticas de la religión falsa.

15, 16. ¿Cómo demostramos que estamos decididos a mantener limpios los patios terrestres del templo espiritual de Jehová?

15 Y nosotros tampoco queremos tener nada que ver con la religión falsa. Estamos convencidos de que Cristo ha estado usando un medio fácil de reconocer —su esclavo fiel y discreto— para ayudar al pueblo de Dios a permanecer espiritualmente limpio. Por tanto, cuando recibimos alimento espiritual que nos alerta sobre celebraciones, prácticas o costumbres contaminadas por la religión falsa, obedecemos enseguida. Al igual que nuestros hermanos y hermanas que vivieron a comienzos de la presencia de Cristo, nosotros también estamos decididos a mantener limpios los patios terrestres del templo espiritual de Jehová.

16 Durante los últimos días de este mundo, Jesucristo también ha estado actuando de maneras no visibles para proteger  a las congregaciones de personas que podrían contaminarlas espiritualmente. ¿Cómo lo ha hecho?

Se separa “a los inicuos de entre los justos”

17, 18. En la parábola de la red barredera, ¿qué representa a) bajar la red al mar, b) recoger peces de todo género, c) juntar los peces excelentes en receptáculos y d) tirar los peces no apropiados?

17 Nuestro Rey, Jesucristo, vigila a las congregaciones del pueblo de Dios en toda la Tierra. De maneras que no podemos entender totalmente, Cristo y los ángeles han estado efectuando la obra de separación a la que Jesús hizo alusión en la parábola de la red barredera (lea Mateo 13:47-50).

La red barredera representa la predicación del Reino que se está efectuando en el mar de la humanidad (Vea el párrafo 18)

18 “Una red barredera bajada al mar.” La red barredera representa la predicación del Reino que se está efectuando en el mar de la humanidad. “Recoge peces de todo género.” Las buenas nuevas atraen a personas de todo tipo: las que dan pasos para llegar a ser cristianos verdaderos y muchas otras que tal vez demuestran algo de interés al principio, pero no llegan a ponerse de parte de Dios. * “Juntaron los excelentes en receptáculos.” A las personas sinceras se las junta en “receptáculos” —las congregaciones— donde pueden rendir a Jehová adoración pura. “Tiraron los que no eran apropiados.” Durante los últimos días, Cristo y los ángeles han estado separando “a los inicuos de entre los justos”. * Gracias a esta separación, se ha evitado que quienes no tienen la debida actitud de corazón —que tal vez no estén dispuestos a abandonar creencias o prácticas equivocadas— contaminen las congregaciones. *

19. ¿Cómo se siente usted al saber lo que Cristo ha estado haciendo para proteger la limpieza espiritual del pueblo de Dios?

19 ¿Verdad que es muy animador saber que nuestro Rey, Jesucristo, protege a los suyos? Y de seguro también nos anima saber que él limpia y protege la adoración verdadera —y a los cristianos verdaderos— con un celo igual de ferviente que el que lo motivó a limpiar el templo en el siglo primero. Sin duda, nos sentimos muy agradecidos de que Cristo haya estado protegiendo la limpieza espiritual del pueblo de Dios. Si queremos demostrar que apoyamos al Rey y su Reino, tenemos que evitar todo contacto con la religión falsa.

^ párr. 2 Los judíos que viajaban a Jerusalén desde lugares distantes tenían que usar cierto tipo de moneda para pagar el impuesto anual del templo, y los cambistas cobraban una comisión por proporcionarles la moneda requerida en el templo. Además, muchos necesitaban comprar animales para las ofrendas. Probablemente Jesús llamó a los mercaderes “salteadores” porque cobraban unos precios exorbitantes por sus servicios.

^ párr. 4 El pueblo de Jehová en la Tierra lo adora en los patios terrestres de su gran templo espiritual.

^ párr. 8 Según ese artículo, decir que Jesús nació en invierno “no encaja con el relato de que los pastores dormían a campo raso con sus rebaños” (Luc. 2:8).

^ párr. 10 En una carta personal fechada el 14 de noviembre de 1927, el hermano Frederick Franz escribió: “Este año no celebraremos la Navidad. La familia Betel ha decidido no volver a celebrarla nunca más”. Unos meses después, en una carta fechada el 6 de febrero de 1928, el hermano Franz escribió: “El Señor nos está limpiando poco a poco de los errores de la organización babilónica del Diablo”.

^ párr. 18 Por ejemplo, en 2013 hubo un máximo de 7.965.954 publicadores, mientras que a la Conmemoración de la muerte de Cristo asistieron 19.241.252 personas.

^ párr. 18 La separación de los peces excelentes y los no apropiados no es la misma que la de las ovejas y las cabras (Mat. 25:31-46). Esta última separación, o juicio final de las ovejas y las cabras, se realizará durante la futura gran tribulación. Hasta entonces, las personas que son como peces no apropiados todavía pueden regresar a Jehová y ser juntados en los “receptáculos”, o congregaciones (Mal. 3:7).

^ párr. 18 Con el tiempo, los “peces” no apropiados serán arrojados en un horno de fuego simbólico que representa su futura destrucción.