Mateo 25:1-46

25  ”Entonces, el Reino de los cielos podría compararse a 10 vírgenes que tomaron sus lámparas+ y salieron a encontrarse con el novio.+  Cinco de ellas eran insensatas y cinco eran prudentes.+  Las insensatas tomaron sus lámparas pero no llevaron aceite,  mientras que las prudentes, además de sus lámparas, llevaron frascos con aceite.  Como el novio tardaba, a todas les dio sueño y se quedaron dormidas.  Pero en mitad de la noche se oyó un grito: ‘¡El novio ya está aquí! ¡Salgan a recibirlo!’.  Entonces todas las vírgenes se levantaron y prepararon sus lámparas.+  Y las insensatas les dijeron a las prudentes: ‘Dennos un poco de su aceite, porque nuestras lámparas están a punto de apagarse’.  Las prudentes les contestaron: ‘Tal vez no haya suficiente para nosotras y ustedes. Mejor vayan a quienes lo venden y cómprenselo’. 10  Pero, mientras iban a comprarlo, vino el novio. Las vírgenes que estaban preparadas entraron con él al banquete de boda,+ y la puerta se cerró. 11  Después vinieron las otras vírgenes y dijeron: ‘¡Señor, señor, ábrenos!’.+ 12  Pero él les respondió: ‘Les aseguro que yo a ustedes no las conozco’. 13  ”Así que estén siempre vigilantes,+ porque no saben ni el día ni la hora.+ 14  ”El Reino es también como un hombre que, justo antes de viajar al extranjero, mandó llamar a sus esclavos y les confió sus bienes.+ 15  Le dio a uno cinco talentos, a otro dos y a otro uno, a cada uno según su capacidad,+ y se fue al extranjero. 16  El que recibió los cinco talentos enseguida fue y negoció con ellos y ganó otros cinco. 17  Igualmente, el que recibió dos ganó otros dos. 18  Pero el que recibió solo uno se fue, cavó un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su amo. 19  ”Mucho tiempo después, el amo de aquellos esclavos vino y ajustó cuentas con ellos.+ 20  El que había recibido cinco talentos se presentó con cinco talentos más y dijo: ‘Amo, me confiaste cinco talentos y, mira, gané otros cinco’.+ 21  Su amo le respondió: ‘¡Bien hecho, esclavo bueno y fiel! Como te encargaste fielmente de unas pocas cosas, te pondré a cargo de muchas.+ Ven y comparte la felicidad de tu amo’.*+ 22  Luego se presentó el que había recibido dos talentos y dijo: ‘Amo, me confiaste dos talentos y, mira, gané otros dos’.+ 23  Su amo le respondió: ‘¡Bien hecho, esclavo bueno y fiel! Como te encargaste fielmente de unas pocas cosas, te pondré a cargo de muchas. Ven y comparte la felicidad de tu amo’. 24  ”Por último se presentó el que había recibido un talento y dijo: ‘Amo, yo sabía que eres un hombre exigente,* que cosechas donde no sembraste y recoges donde no aventaste.+ 25  Por eso me dio miedo y fui a esconder tu talento en la tierra. Mira, aquí tienes lo tuyo’. 26  Su amo le respondió: ‘Esclavo malo y perezoso.* ¿Conque sabías que yo cosecho donde no sembré y recojo donde no aventé? 27  Entonces tendrías que haberles llevado mi dinero a los banqueros. Así, al venir yo, lo habría recuperado con intereses’. 28  ”Luego dijo: ‘Quítenle el talento y dénselo al que tiene los 10 talentos.+ 29  Porque a todo el que tiene se le dará más, y tendrá en abundancia; pero al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene.+ 30  Y al esclavo que no sirve para nada, échenlo afuera, a la oscuridad. Ahí es donde llorará y apretará los dientes’. 31  ”Cuando el Hijo del Hombre+ venga en su gloria, y todos los ángeles con él,+ entonces se sentará en su glorioso trono. 32  Todas las naciones serán reunidas delante de él, y él separará a las personas unas de otras, igual que el pastor separa a las ovejas de las cabras. 33  Pondrá a las ovejas+ a su derecha, pero a las cabras a su izquierda.+ 34  ”Entonces el Rey les dirá a los que están a su derecha: ‘Vengan ustedes, los que han sido bendecidos por mi Padre, hereden el Reino preparado para ustedes desde la fundación del mundo. 35  Porque tuve hambre y ustedes me dieron de comer. Tuve sed y me dieron de beber. Era un extraño y me recibieron con hospitalidad.+ 36  Estuve desnudo y me vistieron.+ Me enfermé y me cuidaron. Estuve en la cárcel y vinieron a verme’.+ 37  Entonces los justos le contestarán: ‘Señor, ¿cuándo te vimos con hambre y te dimos de comer, o con sed y te dimos de beber?+ 38  ¿Cuándo fuiste un extraño y te recibimos con hospitalidad? ¿Cuándo vimos que estabas desnudo y te vestimos? 39  ¿Cuándo estuviste enfermo o en la cárcel y fuimos a verte?’. 40  Y el Rey les responderá: ‘Les aseguro que todo lo que le hicieron a uno de estos hermanos míos más pequeños me lo hicieron a mí’.+ 41  ”A los que están a su izquierda entonces les dirá: ‘Aléjense de mí,+ ustedes, los que han sido maldecidos. Váyanse al fuego eterno+ preparado para el Diablo y sus ángeles.+ 42  Porque tuve hambre, pero ustedes no me dieron de comer. Y tuve sed, pero no me dieron de beber. 43  Era un extraño, pero no me recibieron con hospitalidad. Estuve desnudo, pero no me vistieron. Estuve enfermo y en la cárcel, pero no me cuidaron’. 44  Entonces ellos también contestarán: ‘Señor, ¿cuándo te vimos con hambre o con sed, o fuiste un extraño, o estuviste desnudo o enfermo o en la cárcel y no te atendimos?’. 45  Él entonces les responderá: ‘Les aseguro que lo que no le hicieron a uno de estos hermanos míos más pequeños no me lo hicieron a mí’.+ 46  Estos irán a la destrucción eterna,+ pero los justos irán a la vida eterna”.+

Notas

O “Ven y alégrate con tu amo”, “Entra y participa de la alegría de tu señor”.
O “duro”, “severo”.
U “holgazán”.

Notas de estudio

llevarte a María tu esposa a tu casa. Según la costumbre judía, el matrimonio comenzaba cuando la pareja se comprometía, pero se formalizaba cuando el esposo llevaba a la esposa a vivir con él a su casa. Esto solía hacerse en un día señalado en el que se celebraba una fiesta. De esta manera, el hombre daba a conocer que tomaba a esa mujer por esposa, y así el matrimonio era de dominio público, reconocido, registrado legalmente y, desde ese momento, válido (Gé 24:67). Ver las notas de estudio de Mt 1:18, 19.

10 vírgenes [...] a encontrarse con el novio. En tiempos bíblicos, una característica muy importante de una ceremonia de boda era la procesión que acompañaba a la novia desde la casa de su padre hasta la casa del novio o del padre del novio. El novio salía de su casa al anochecer vestido con sus mejores ropas y, acompañado de sus amigos, iba a buscar a la novia a la casa de sus padres. Luego, los dos se dirigían juntos a la casa del novio con músicos y cantores, y con otros que llevaban lámparas. Por el camino, mucha gente salía al paso de la procesión (Is 62:5; Jer 7:34; 16:9). Parece que algunas personas se sumaban al grupo, entre ellas mujeres jóvenes que llevaban lámparas. No había prisa, así que a veces la procesión tardaba en pasar más de lo esperado. Por eso, a algunos les daba sueño, y se quedaban dormidos. Debido a la tardanza, a veces había que rellenar las lámparas con aceite. Los cantos y los gritos de alegría de la procesión se oían desde muy lejos. Y, cuando el novio y su grupo entraban en la casa y cerraban la puerta, los invitados que llegaban tarde ya no podían entrar (Mt 25:5-12). Ver la nota de estudio de Mt 1:20.

prudente. La palabra griega que se usa aquí comunica la idea de entender algo gracias a la perspicacia, la previsión, el discernimiento, la prudencia y la sabiduría en sentido práctico. Se usa el mismo término griego en Mt 7:24 y 25:2, 4, 8, 9. La Septuaginta usa esta palabra en Gé 41:33, 39 para hablar de José.

prudentes. O “sensatas”, “sabias”. Ver la nota de estudio de Mt 24:45.

prepararon sus lámparas. Está claro que aquí se refiere a hacer lo que fuera necesario, como recortar las mechas y añadir aceite, para que las lámparas siguieran dando luz.

estén siempre vigilantes. La palabra griega tiene el significado básico de ‘mantenerse despiertos’, pero en muchos contextos significa ‘estar en guardia’ o ‘estar atentos’. Mateo utiliza esta expresión en Mt 24:43; 25:13; 26:38, 40, 41. En Mt 24:44, la relaciona con la importancia de estar “preparados”. Ver la nota de estudio de Mt 26:38.

manténganse despiertos. Jesús había destacado la importancia de que sus discípulos se mantuvieran despiertos en sentido espiritual porque no sabían el día ni la hora de su venida (ver las notas de estudio de Mt 24:42; 25:13). Él repite su consejo aquí y de nuevo en Mt 26:41, donde relaciona mantenerse despiertos en sentido espiritual con orar constantemente. Se encuentran consejos similares por todas las Escrituras Griegas Cristianas, lo que demuestra que para los cristianos verdaderos es vital estar alertas en sentido espiritual (1Co 16:13; Col 4:2; 1Te 5:6; 1Pe 5:8; Ap 16:15).

estén siempre vigilantes. Lit. “manténganse despiertos”. La principal lección de la historia de las 10 vírgenes es que hay que mantenerse despiertos en sentido espiritual. Ver las notas de estudio de Mt 24:42; 26:38.

talentos. Un talento griego no era una moneda, sino una unidad monetaria y de peso. Un talento griego de plata equivalía a 20,4 kg (654 oz tr) y valía unos 6.000 dracmas, o 6.000 denarios romanos. Era la paga de unos 20 años de trabajo de un obrero promedio. Ver apén. B14.

dinero. Lit. “plata”, es decir, la plata que se usaba como dinero.

esconder tu talento en la tierra. La gran cantidad de monedas y objetos valiosos desenterrados en tierras bíblicas por arqueólogos y agricultores demuestra la existencia de esta práctica.

banqueros [...] intereses. Durante el siglo primero de nuestra era, había muchos prestamistas o banqueros en Israel y las naciones vecinas. La Ley prohibía que los israelitas les cobraran intereses a los judíos que por necesidad pidieran un préstamo (Éx 22:25). Pero decía específicamente que podían cobrárselos a los extranjeros, quienes probablemente pedían préstamos para hacer negocios (Dt 23:20). En tiempos de Jesús, parece que era común recibir intereses de los fondos que se dejaban a los banqueros.

apretarán los dientes. O “harán rechinar los dientes”. Este gesto puede dar la idea de rabia, desesperación y furia, y quizá ir acompañado de palabras amargas y acciones violentas.

apretará los dientes. Ver la nota de estudio de Mt 8:12.

Hijo del Hombre. O “Hijo de un Ser Humano”. La frase aparece unas 80 veces en los Evangelios y Jesús la usó para referirse a sí mismo. Se ve que así resaltaba el hecho de que era de verdad un ser humano, nacido de una mujer, y que era un humano equivalente a Adán. Por esa razón tenía la facultad de rescatar a la humanidad del pecado y la muerte (Ro 5:12, 14-15). Esta expresión también identificaba a Jesús como el Mesías o el Cristo (Da 7:13, 14). Ver glosario.

viniendo. Esta es la primera de las ocho veces que se menciona la venida de Jesús en los capítulos 24 y 25 de Mateo (Mt 24:42, 44, 46; 25:10, 19, 27, 31). Cada una de esas veces se utiliza alguna forma del mismo verbo griego érkhomai, que se traduce “venir”. El término se usa aquí con el sentido de dirigir la atención a los seres humanos, y particularmente se refiere a la venida de Jesús como juez para dictar y ejecutar sentencia durante la gran tribulación.

Hijo del Hombre. Ver la nota de estudio de Mt 8:20.

venga. Ver la nota de estudio de Mt 24:30.

igual que el pastor separa a las ovejas de las cabras. Jesús aquí alude a una escena común en su época. En tiempos bíblicos, los pastores tenían rebaños mixtos de ovejas y cabras (Gé 30:32, 33; 31:38). Estos dos tipos de animales pastaban juntos en el Oriente Medio, y el pastor podía distinguirlos fácilmente cuando quería separarlos. Se separaban por muchas razones: porque estaban criando, para llevarlos a pastar, para ordeñarlos, esquilarlos, sacrificarlos o incluso agruparlos por la noche para que se dieran calor. Fuera cual fuera la razón, esta comparación describe la clara separación que se haría cuando el Hijo del Hombre viniera en su gloria (Mt 25:31).

a su derecha [...] a su izquierda. En algunos contextos, los dos lugares son puestos de honor y autoridad (Mt 20:21, 23), aunque el lugar de mayor honor siempre es a la derecha (Sl 110:1; Hch 7:55, 56; Ro 8:34). Sin embargo, aquí y en Mt 25:34, 41, se hace una clara distinción entre los que están a la derecha del Rey y tienen su favor, y los que están a su izquierda y no tienen su favor. Comparar con Ec 10:2, notas.

las cabras. Con esta expresión, Jesús se estaba refiriendo a los que no apoyaban a sus hermanos espirituales. Aun así, no parece que los comparara a las cabras porque estas tuvieran alguna característica negativa. Es cierto que son más independientes y a veces más tercas que las ovejas. Pero, según la Ley mosaica, eran animales puros para los judíos y podían comerse en vez de la oveja durante la cena de la Pascua (Éx 12:5; Dt 14:4). Además, durante el Día de Expiación que se celebraba anualmente, había que usar la sangre de un cabrito para expiar los pecados de Israel (Le 16:7-27). Parece que Jesús sencillamente usó las cabras y las ovejas para representar a dos clases de personas distintas (Mt 25:32).

hereden. El verbo griego usado aquí transmite la idea básica de que alguien, un heredero, recibe algo por derecho, a menudo por su relación con otra persona. Un ejemplo sería el del hijo que recibe una herencia de su padre (Gál 4:30). Sin embargo, en este caso y en la mayoría de los que aparece en la Escrituras Griegas Cristianas, este verbo tiene un sentido más amplio y se refiere a recibir algo que Dios da como recompensa (Mt 19:29; 1Co 6:9).

el Reino. En la Biblia, el término reino tiene distintos significados. Puede referirse a ‘el territorio o el país gobernado por un rey’, ‘el poder de un rey’, ‘un dominio’ o ‘ser gobernados por un rey’. Aquí parece que se refiere a los beneficios o bendiciones que reciben los que son gobernados por el Reino de Dios y a la vida que disfrutan al estar bajo su dominio.

fundación del mundo. La palabra griega que aquí se traduce como “fundación” aparece en Heb 11:11 junto a “descendencia” y se traduce como “concebir”. Aquí se usa en la expresión “fundación del mundo” y parece referirse a la concepción y nacimiento de los hijos de Adán y Eva. Jesús relaciona esta “fundación del mundo” con Abel, aparentemente el primer ser humano que podía ser redimido y que tenía su nombre escrito en el rollo de la vida desde “la fundación del mundo” (Lu 11:50, 51; Ap 17:8).

Estuve desnudo. O “No llevaba suficiente ropa”. La palabra griega gymnós puede tener el sentido de ‘ir escasamente vestido’ o ‘vestido solo con la ropa interior’ (Snt 2:15, nota).

les aseguro. El término griego amḗn —transliteración de la palabra hebrea ʼamén— significa ‘así sea’ o ‘seguro’. Jesús lo dijo con frecuencia para introducir una declaración, una promesa o una profecía; así destacaba que lo que decía era totalmente cierto y confiable. Se dice que en la literatura sagrada nadie ha usado esta expresión como lo hizo Jesús. Cuando la palabra aparece dos veces seguidas (amḗn amḗn), la expresión de Jesús se traduce como “de verdad les aseguro”. Este es el caso en todo el Evangelio de Juan. Ver la nota de estudio de Jn 1:51.

Les aseguro. Ver la nota de estudio de Mt 5:18.

hermanos. La forma plural de la palabra griega que aquí se traduce como “hermanos” puede referirse tanto a hombres como a mujeres.

destrucción. Lit. “cortamiento”, “poda”. La palabra griega kólasis transmite la idea de cortar o podar las ramas innecesarias de los árboles. Este “cortamiento” sería eterno, porque se cortaría la vida de la persona y esta no tendría la esperanza de ser resucitada.

Multimedia

Aventar el grano
Aventar el grano

Los agricultores usaban un bieldo para lanzar al aire el grano trillado. La paja se la llevaba el viento, y los granos, que eran más pesados, caían al suelo. Repetían esta acción una y otra vez hasta que separaban todo el grano.