Ir al contenido

Ir al índice

 CAPÍTULO 14

Apoyo leal y exclusivo al gobierno de Dios

Apoyo leal y exclusivo al gobierno de Dios

IDEA CENTRAL DEL CAPÍTULO

El pueblo de Dios se mantiene separado del mundo por lealtad al Reino

1, 2. a) ¿Qué principio ha guiado a los seguidores de Jesús hasta nuestros días? b) ¿Cómo han tratado los enemigos de acabar con nosotros, y con qué resultado?

JESÚS se encuentra ante Pilato, la máxima autoridad judicial de la nación judía, y expresa un principio que ha guiado a sus verdaderos seguidores hasta nuestros días. Él dice: “Mi reino no es parte de este mundo. Si mi reino fuera parte de este mundo, mis servidores habrían peleado para que yo no fuera entregado a los judíos. Pero, como es el caso, mi reino no es de esta fuente” (Juan 18:36). Pilato manda ejecutar a Jesús, pero el sabor de la victoria no dura mucho, pues Jesús es resucitado. Los gobernantes del poderoso Imperio romano intentaron en vano aplastar a los seguidores de Cristo, pues estos lograron esparcir el mensaje del Reino a lo largo y ancho del mundo antiguo (Col. 1:23).

2 Desde el establecimiento del Reino en 1914, algunas de las potencias militares más fuertes de la historia han tratado de acabar con el pueblo de Dios. Ninguna lo ha conseguido. Muchos gobiernos y facciones políticas han intentado obligarnos a tomar partido en sus conflictos. Ninguno ha logrado dividirnos. Aunque en nuestros días hay súbditos del Reino prácticamente en toda nación, estamos unidos en una auténtica hermandad mundial y mantenemos estricta neutralidad en los asuntos políticos del mundo. Nuestra unidad es prueba convincente de que el Reino de Dios gobierna y de que el Rey, Jesucristo, continúa dirigiendo, purificando y protegiendo a sus súbditos. ¿Cómo lo ha hecho? La respuesta fortalece nuestra fe. Veamos tan solo algunas victorias legales que el Rey nos ha concedido mientras nos mantenemos separados del mundo (Juan 17:14).

Una cuestión que cobra relevancia

3, 4. a) ¿Qué sucedió cuando nació el Reino? b) ¿Ha entendido bien siempre la cuestión de la neutralidad el pueblo de Dios? Explique su respuesta.

3 Después del nacimiento del Reino estalló una guerra en el cielo y luego se arrojó a la Tierra a Satanás (lea Revelación 12:7-10, 12). También en la Tierra se había desatado una guerra que puso a prueba la determinación del pueblo de Dios. Los  cristianos estaban decididos a seguir el ejemplo de Jesús y no ser parte del mundo. No obstante, al principio no comprendieron todo lo que abarcaba mantenerse al margen de la política.

4 Por ejemplo, el tomo VI de la obra Millennial Dawn (La Aurora del Milenio), * editado en 1904, animó a los cristianos a no participar en la guerra. Sin embargo, recomendaba que, si uno era llamado a filas, tratara de conseguir algún tipo de servicio no combatiente. Si no lo conseguía y lo enviaban al frente, debía asegurarse de no matar a nadie. Herbert Senior, que vivía en Gran Bretaña y se bautizó en 1905, dijo respecto a la situación que existía entonces: “Había mucha confusión entre los hermanos y no teníamos instrucciones claras sobre si estaría bien alistarse en el ejército solo para servicio no combatiente”.

5. ¿Cómo empezó a corregir nuestro punto de vista la revista Watch Tower del 1 de septiembre de 1915?

5 Sin embargo, la revista Watch Tower del 1 de septiembre de 1915 empezó a corregir nuestro punto de vista y dijo sobre las recomendaciones que se hicieron en Studies in the Scriptures (Estudios de las Escrituras): “Quién sabe si actuar de esa manera no equivaldría a transigir”. Pero ¿y si al cristiano lo amenazaban con fusilarlo por no querer ponerse el uniforme y prestar servicio militar? El artículo explicaba: “¿Qué sería peor: morir de un disparo por ser leal al Príncipe de Paz y negarse a desobedecer las órdenes divinas, o morir por supuestamente apoyar a reyes humanos y, al menos en apariencia, traicionar las enseñanzas de nuestro Rey celestial? De las dos formas de morir, preferiríamos la primera: es mejor morir por ser fieles a nuestro Rey celestial”. A pesar de tan sólida afirmación, el artículo concluyó con estas palabras: “No instamos a seguir este proceder; tan solo lo sugerimos”.

6. ¿Qué nos enseña el ejemplo del hermano Herbert Senior?

6 Algunos hermanos tenían claro el asunto y estaban decididos a afrontar las consecuencias. Herbert Senior, mencionado antes, relató: “En principio, yo no veía diferencia entre descargar municiones de un barco [servicio no combatiente] y ponerlas en un arma para disparar” (Luc. 16:10). Herbert fue enviado a prisión por su objeción de conciencia al servicio militar. De hecho, él y otros cuatro hermanos estuvieron entre “los 16 de Richmond”, un grupo de objetores de conciencia —entre quienes había hombres de otras confesiones religiosas— que cumplieron parte de su condena en la prisión de Richmond (Gran Bretaña). En cierto momento, a Herbert y a otros los enviaron secretamente al frente en Francia. Allí los sentenciaron a morir fusilados. Él y algunos más estuvieron ante el pelotón de fusilamiento, pero, en lugar de matarlos, les conmutaron la sentencia por diez años de cárcel.

“Llegué a comprender que los siervos de Dios tenían que estar en paz con todo el mundo, aun ante amenazas de guerra.” Simon Kraker (Vea el párrafo 7)

7. ¿Qué había llegado a entender el pueblo de Dios cuando estalló la Segunda Guerra Mundial?

 7 Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, el pueblo de Jehová en conjunto había llegado a entender con más claridad lo que significaba ser neutral y lo que debía hacer para imitar a Jesús (Mat. 26:51-53; Juan 17:14-16; 1 Ped. 2:21). Por ejemplo, el número de marzo de 1940 de La Atalaya contenía un artículo notable titulado “Neutralidad” que decía: “La regla por la cual el pueblo [en pacto con] Jehová ahora tiene que gobernarse es la de neutralidad rigurosa entre las naciones guerreantes”. Simon Kraker, quien más tarde sirvió en la central mundial de Brooklyn (Nueva York, Estados Unidos), hizo este comentario respecto al artículo: “Llegué a comprender que los siervos de Dios tenían que estar en paz con todo el mundo, aun ante amenazas de guerra”. Aquel alimento espiritual llegó al tiempo apropiado y contribuyó a preparar al pueblo de Dios para un ataque sin precedentes contra su lealtad al Reino.

Amenazados por “un río” de oposición

8, 9. ¿Cómo se cumplió la profecía del apóstol Juan?

8 En su profecía, el apóstol Juan indicó que, tras el nacimiento del Reino de Dios en 1914, el dragón, Satanás, intentaría  eliminar a los súbditos del Reino lanzando un simbólico río desde su boca (lea Revelación 12:9, 15). * ¿Cómo se cumplió esta profecía? A partir de la década de 1920 se desató una oleada de persecución contra el pueblo de Dios. El hermano Kraker, como muchos Testigos que vivían en Norteamérica durante la Segunda Guerra Mundial, fue encarcelado por su lealtad al Reino de Dios. De hecho, durante la contienda, de los recluidos en prisiones federales de Estados Unidos por oponerse a la guerra por razones religiosas, más de las dos terceras partes eran testigos de Jehová.

9 El Diablo y sus secuaces se proponían quebrantar la lealtad de los súbditos del Reino sin importar dónde vivieran. Se les llevó ante tribunales y juntas de libertad condicional de África, Estados Unidos y Europa. Debido a su inquebrantable determinación de mantenerse neutrales, los encarcelaron, golpearon y mutilaron. En Alemania, el pueblo de Dios sufrió una tremenda presión por negarse a pronunciar el saludo “Heil Hitler” y por no apoyar la guerra. Se calcula que hubo unos seis mil Testigos en campos de detención durante la era nazi, y más de mil seiscientos, tanto alemanes como de otras nacionalidades, murieron a manos de sus verdugos. Aun así, el Diablo no logró causar ningún daño permanente al pueblo de Dios (Mar. 8:34, 35).

“La tierra” se traga “el río”

10. ¿Qué representa “la tierra”, y cómo ha intercedido esta por el pueblo de Dios?

10 La profecía que el apóstol Juan puso por escrito reveló que “la tierra” —los elementos más razonables de este mundo— se tragaría “el río” de persecución, acudiendo así en ayuda del pueblo de Dios. ¿Cómo se ha cumplido esta parte de la profecía? En las décadas que siguieron a la Segunda Guerra Mundial, “la tierra” ha intercedido con frecuencia por los fieles súbditos del Reino mesiánico (lea Revelación 12:16). Por ejemplo, varios tribunales influyentes han protegido el derecho de los Testigos a negarse tanto a cumplir el servicio militar como a participar en ceremonias patrióticas. Veamos primero algunas de las victorias más importantes que Jehová ha concedido a su pueblo con respecto a la cuestión del servicio militar (Sal. 68:20).

11, 12. ¿A qué situaciones hicieron frente los hermanos Sicurella y Thlimmenos, y con qué resultado?

11 Estados Unidos. Anthony Sicurella fue criado por padres Testigos. A la edad de 15 años se bautizó, y al cumplir los 21 se registró en la junta de reclutamiento como ministro religioso. Dos años más tarde, en 1950, solicitó una reclasificación como objetor de conciencia. Aunque el FBI informó que no había encontrado nada desfavorable, el Departamento de Justicia le negó su solicitud. Tras varios procesos judiciales, el Tribunal Supremo de Estados Unidos atendió el  caso y anuló la decisión del tribunal inferior, fallando a favor del hermano Sicurella. La sentencia estableció un precedente para otros ciudadanos estadounidenses que, por razones religiosas, objetaran al servicio militar.

12 Grecia. En 1983, a Iakovos Thlimmenos lo declararon culpable de insubordinación al negarse a usar el uniforme militar y lo condenaron a prisión. Tras salir en libertad, solicitó trabajo en un despacho de contabilidad; no lo aceptaron porque tenía antecedentes penales. Acudió a los tribunales, pero tras perder el caso en su país, lo elevó ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. En el año 2000, la Gran Sala del Tribunal, compuesta por 17 jueces, falló a su favor, con lo que sentó precedente contra la discriminación. Antes de esta decisión, había más de tres mil quinientos hermanos griegos con antecedentes penales debido a que habían sido encarcelados por su postura neutral. Después de ella, Grecia emitió una ley que eliminó los cargos contra aquellos hermanos. Además, cuando se revisó la Constitución griega, se reafirmó otra ley, aprobada algunos años antes, que otorgaba a todos los ciudadanos griegos el derecho a realizar servicio civil alternativo.

“Antes de entrar en la sala, le oré fervorosamente a Jehová, y sentí cómo me daba tranquilidad.” Ivailo Stefanov (Vea el párrafo 13)

13, 14. En su opinión, ¿qué lecciones aprendemos de los casos relacionados con Ivailo Stefanov y Vahan Bayatyan?

13 Bulgaria. Ivailo Stefanov fue llamado a filas en 1994, cuando tenía 19 años, pero se negó a unirse al ejército o realizar tareas no combatientes dirigidas por los militares. Lo sentenciaron a dieciocho meses de prisión, pero apeló amparándose en su derecho a la objeción de conciencia. Finalmente, el caso se remitió al Tribunal Europeo de Derechos Humanos. En el 2001, antes de la vista, el gobierno de Bulgaria llegó a un acuerdo amistoso con el hermano Stefanov. No solo se le concedió la amnistía a él, sino también a todos los ciudadanos búlgaros que estuvieran dispuestos a efectuar servicio civil alternativo. *

14 Armenia. Vahan Bayatyan cumplió la edad para el reclutamiento militar obligatorio en el 2001. * Aunque manifestó su objeción de conciencia al servicio militar, perdió todas las apelaciones ante los tribunales del país. En septiembre de 2002 comenzó a cumplir una condena de dos años y medio, pero salió en libertad a los diez meses y medio. Mientras tanto, recurrió al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que le concedió audiencia. El 27 de octubre de 2009, este Tribunal también falló en su contra. El veredicto parecía asestar un duro golpe a los hermanos armenios que atravesaban por la misma situación. Ahora bien, la Gran Sala del Tribunal revisó el caso, y el 7 de julio de 2011 falló a favor de Vahan Bayatyan. Por primera vez, el Tribunal  reconocía que la objeción de conciencia al servicio militar por motivos religiosos debía incluirse en la protección al derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión. El dictamen no solo protege los derechos de los testigos de Jehová, sino los de cientos de millones de personas en los países miembros del Consejo de Europa. *

Los hermanos de Armenia salen en libertad gracias al dictamen favorable del Tribunal Europeo de Derechos Humanos

La cuestión de las ceremonias nacionalistas

15. ¿Por qué se niega el pueblo de Jehová a participar en ceremonias nacionalistas?

15 El pueblo de Jehová se mantiene leal al Reino mesiánico no solo negándose a prestar servicio militar, sino también rechazando con respeto participar en ceremonias nacionalistas. Especialmente desde la Segunda Guerra Mundial, una oleada de fervor patriótico invade el mundo. A los ciudadanos de muchos países se les exige prometer lealtad a su patria recitando un juramento, cantando un himno o saludando la bandera. Pero nuestra devoción es solo para Jehová (Éx. 20:4, 5). En consecuencia, hemos sufrido un diluvio de  persecuciones. De nuevo, Jehová ha utilizado a “la tierra” para que se trague parte de la oposición. Veamos tan solo algunas de las victorias destacadas que Jehová, mediante Cristo, nos ha concedido en este campo (Sal. 3:8).

16, 17. ¿Qué situación afrontaron Lillian y William Gobitas, y qué aprende usted de este caso?

16 Estados Unidos. En 1940, los testigos de Jehová perdieron en el Tribunal Supremo de Estados Unidos, por ocho votos contra uno, el caso Distrito escolar de Minersville contra Gobitis. Lillian Gobitas * y su hermano William, de 12 y 10 años, querían mantenerse leales a Jehová, por lo que rehusaron saludar la bandera y recitar el juramento de lealtad. Como consecuencia, los expulsaron de la escuela. Su caso llegó al Tribunal Supremo, el cual decidió que la actuación de la escuela era constitucional, ya que servía al interés de la “unidad nacional”. Aquel dictamen encendió las llamas de la persecución: se expulsó a más niños Testigos, los adultos perdieron sus trabajos y muchos hermanos sufrieron los feroces ataques de multitudes furiosas. La “persecución de los Testigos de 1941 a 1943 fue la ola más grande de intolerancia religiosa ocurrida en Estados Unidos durante el siglo XX”, señala el libro The Lustre of Our Country.

17 Pero el triunfo de los enemigos de Dios fue breve. En 1943, el Tribunal Supremo analizó otro caso parecido al de Gobitis, el de La Junta de Educación de West Virginia contra Barnette. Esta vez, falló a favor de los testigos de Jehová. Era la primera vez en la historia de Estados Unidos que el Tribunal Supremo anulaba su propio dictamen en tan poco tiempo. Tras aquel fallo, disminuyó drásticamente la persecución directa contra el pueblo de Jehová. Al mismo tiempo, se consolidaron los derechos de todos los ciudadanos estadounidenses.

18, 19. Según Pablo Barros, ¿qué lo ayudó a mantenerse firme? ¿Cómo pueden otros siervos de Jehová imitar su ejemplo?

18 Argentina. Pablo y Hugo Barros, de ocho y siete años, fueron expulsados de la escuela en 1976 por no participar en una ceremonia de izar la bandera. En una ocasión, la directora empujó a Pablo y lo golpeó en la cabeza; también intentó obligar a los dos niños a participar en las ceremonias patrióticas haciendo que se quedaran castigados una hora después de terminar las clases. Pablo recuerda aquellos momentos difíciles: “Sin la ayuda de Jehová, no hubiera podido soportar la presión a la que me sometieron para quebrantar mi lealtad”.

19 Cuando el caso llegó a los tribunales, el juez sostuvo la decisión de la escuela de expulsar a Pablo y Hugo. No obstante, se apeló ante la Corte Suprema de Justicia del país, y esta, en 1979, anuló la sentencia del tribunal inferior. Su fallo expresó: “La medida disciplinaria [la expulsión] [...]  causa una lesión [...] al derecho constitucional de aprender (art. 14) y al deber del Estado de asegurar la educación primaria (art. 5)”. Aquella victoria benefició a unos mil niños Testigos: el proceso de expulsión de algunos se detuvo, y otros que habían sido expulsados, como Pablo y Hugo, fueron readmitidos en la escuela pública.

Muchos niños Testigos han demostrado fidelidad bajo prueba

20, 21. ¿Cómo fortalece su fe el caso relacionado con Roel y Emily Embralinag?

20 Filipinas. En 1990, Roel Embralinag, * de 9 años, su hermana Emily, de 10, y más de sesenta y cinco estudiantes Testigos fueron expulsados de la escuela por no saludar la bandera. El padre de Roel y Emily, Leonardo, intentó razonar con las autoridades escolares, pero no sirvió de nada. Al empeorar las cosas, Leonardo presentó una petición al Tribunal Supremo. No tenía dinero ni abogado que lo representara, así que la familia pidió fervientemente a Jehová que les indicara qué hacer. Mientras tanto, los niños sufrían las burlas y el acoso de sus compañeros. Dado que  Leonardo carecía totalmente de conocimientos legales, pensó que no tenía ninguna posibilidad de ganar el caso.

21 Ahora bien, la situación cambió cuando Felino Ganal, un abogado que antes había trabajado para uno de los bufetes más prestigiosos del país, representó a la familia. Para entonces había dejado de trabajar para el bufete y se había hecho testigo de Jehová. Cuando el Tribunal Supremo atendió el caso, falló unánimemente a favor de los Testigos y anuló las órdenes de expulsión. Quienes intentaban quebrantar la lealtad del pueblo de Dios habían fracasado de nuevo.

Unidos gracias a la neutralidad

22, 23. a) ¿Por qué hemos conseguido tantas victorias trascendentales? b) ¿De qué es prueba nuestra pacífica hermandad mundial?

22 ¿Por qué los testigos de Jehová hemos conseguido tantas victorias trascendentales? No tenemos influencia política, y sin embargo, en un país tras otro y en un tribunal tras otro ha habido jueces imparciales que nos han protegido del continuo hostigamiento de nuestros enemigos. Además, en el proceso se han sentado precedentes en derecho constitucional. No cabe duda: Cristo ha apoyado nuestros esfuerzos para conseguir tales victorias (lea Revelación 6:2). ¿Por qué emprendemos estas batallas legales? Nuestro objetivo no es reformar el sistema legal, sino garantizar que podremos seguir sirviendo a nuestro Rey, Jesucristo, sin estorbos (Hech. 4:29).

23 En un mundo dividido por luchas políticas y deformado por el odio, el Rey Jesucristo ha bendecido los esfuerzos que hacemos sus súbditos de todo el mundo por mantener una postura neutral. Satanás ha fracasado en sus intentos de dividirnos y vencernos. El Reino ha unido a millones de personas que nos negamos a aprender la guerra. La propia existencia de nuestra pacífica hermandad mundial es un milagro: constituye una prueba irrefutable de que el Reino de Dios ya está gobernando (Is. 2:4).

^ párr. 4 Este tomo también se conoce por el título The New Creation (La nueva creación). Posteriormente, los tomos de Millennial Dawn (La Aurora del Milenio) recibieron el nombre de Studies in the Scriptures (Estudios de las Escrituras).

^ párr. 8 Para un análisis de esta profecía, vea el libro Apocalipsis... ¡se acerca su magnífica culminación!, capítulo 27, páginas 184 a 186.

^ párr. 13 El acuerdo incluyó además la condición de que el gobierno de Bulgaria ofreciera a todos los objetores de conciencia un servicio alternativo bajo una autoridad civil.

^ párr. 14 Encontrará un relato más completo en el artículo “El Tribunal Europeo de Derechos Humanos defiende la objeción de conciencia”, de La Atalaya del 1 de noviembre de 2012.

^ párr. 14 Durante un período de veinte años, el gobierno de Armenia encarceló a más de 450 jóvenes Testigos. En noviembre de 2013, los últimos fueron puestos en libertad.

^ párr. 16 El apellido de la familia se escribió mal en los registros del tribunal.

^ párr. 20 El apellido de la familia se escribió mal (Ebralinag) en los registros del tribunal.