Ir al contenido

Ir al índice

 INDONESIA

Se cosecha fruto en Java Occidental

Se cosecha fruto en Java Occidental

Theodorus Ratu

En 1933, Frank Rice pidió a Theodorus Ratu, Theo, un hermano de Célebes Septentrional, que lo ayudara en el depósito de publicaciones de Yakarta. “Quería trabajar por la noble causa del Reino, así que comencé a predicar con el hermano Rice —relató Theo—. Poco después, acompañé a Bill Hunter en una gira de predicación en Java, y a la tripulación del Lightbearer en un viaje a Sumatra”. Theo fue el primer indonesio que aceptó la verdad, y sirvió de precursor por décadas en Java, Célebes Septentrional y Sumatra.

Al año siguiente, Bill Hunter le dio a Felix Tan, un estudiante de la Biblia de Yakarta, el folleto ¿Dónde están los muertos? Cuando Felix regresó con su familia en Bandung (Java Occidental), le enseñó el folleto a su hermano menor Dodo. Les impresionó saber que Adán no tenía un alma inmortal sino que era un alma (Gén. 2:7, nota). Felix y Dodo querían saber más, así que buscaron obras de la Watch Tower por todas las tiendas de libros  usados de Bandung. También contaron a su familia lo que habían aprendido. Tras leer sin descanso todos los libros y folletos que encontraron, escribieron al depósito de la organización en Yakarta. Para su sorpresa, el hermano Frank Rice les llevó nuevas publicaciones.

La familia Tan

Después que el hermano Rice regresara a Yakarta, los recién casados Clem y Jean Deschamp pasaron quince días en Bandung. “El hermano Deschamp nos preguntó a toda la familia si queríamos dedicarnos a Jehová y bautizarnos —cuenta Felix—. Lo hicimos Dodo, mi hermana menor Josephine (Pin Nio), mi madre (Kang Nio) y yo”. * Después la familia Tan acompañó a Clem y Jean en una gira de predicación de nueve días. Clem les enseñó a  utilizar una tarjeta de testimonio con un breve mensaje de la Biblia en tres idiomas. En poco tiempo, el pequeño grupo de Bandung llegó a ser la segunda congregación de Indonesia.

La mitra papal

Los líderes de la cristiandad abrieron los ojos a la realidad cuando vieron que la predicación se intensificaba, así que publicaron artículos, con la ayuda de sus colaboradores, en los que criticaban a los Testigos. Tras leerlos, los funcionarios del Departamento de Asuntos Religiosos convocaron a Frank Rice para interrogarlo. Como quedaron satisfechos con las respuestas, permitieron que la predicación continuara sin obstáculos. *

A principios de la década de 1930, la mayoría de los funcionarios coloniales no prestaba atención a la predicación o la permitía. Pero algunos, sobre todo los católicos devotos, cambiaron de actitud cuando la Alemania nazi comenzó a imponer su autoridad en Europa. “Un oficial de aduanas nos quitó un cargamento de libros alegando que contenían comentarios contra el nazismo —relató Clem Deschamp—. Cuando llamé a Aduanas para quejarme, ese funcionario estaba de vacaciones. El suplente, un hombre amable que no era católico, nos dio los libros enseguida y dijo: ‘Llévense todo lo que puedan mientras no esté mi compañero’”.

“En otra ocasión, los funcionarios insistieron en que quitáramos dos de los dibujos que aparecían en el libro Enemigos —contó Jean Deschamp—. Eran caricaturas de una serpiente enroscada (Satanás) y de una prostituta borracha (la religión falsa); ambas llevaban puesta la mitra  papal (sombrero del Papa). * Como queríamos distribuir el libro, tres de nosotros nos sentamos en el muelle y, a pesar del calor sofocante, buscamos en miles de libros los dibujos de las mitras y los tachamos uno a uno”.

Los dos dibujos del libro Enemigos que los funcionarios prohibieron.

La guerra estaba por estallar en Europa, y nuestras publicaciones seguían exponiendo con valor la hipocresía de la cristiandad y su intervención en la política. En respuesta, el clero presionó más al gobierno para que estorbara nuestra labor y, por eso, las autoridades prohibieron muchas de nuestras publicaciones.

Con todo, los hermanos no iban a detenerse, así que aprovecharon al máximo una imprenta que les llegó de Australia (Hech. 4:20). Jean Deschamp describió así una de sus estrategias: “Cada vez que imprimíamos un nuevo folleto o revista, teníamos que entregar un ejemplar a las  autoridades para que dieran el visto bueno. Al comenzar la semana, imprimíamos y distribuíamos la publicación, pero no se la llevábamos al fiscal del estado hasta el final de la semana. Cuando la rechazaba, poníamos cara de decepción, pero corríamos a imprimir otra”.

A veces parecía que los hermanos estaban jugando al gato y al ratón con la policía cuando distribuían publicaciones prohibidas. Por ejemplo, en una ocasión Charles Harris estaba predicando en Kediri (Java Oriental) y, sin darse cuenta, tocó a la puerta del inspector de policía de esa zona.

“Ajá, por fin lo encuentro —dijo el inspector—. No se mueva mientras voy por mi lista de sus libros prohibidos”.

“Mientras el inspector la buscaba —contó Charles—, escondí lo más rápido que pude en bolsillos ocultos de mi chaqueta las publicaciones prohibidas. Cuando regresó, le di 15 folletos que sí estaban permitidos y, de mala gana, me dio una donación. Les entregué a otros vecinos las publicaciones que llevaba en los bolsillos”.

Imprimen bajo mucha presión

Europa estaba en plena segunda guerra mundial, y era imposible enviar publicaciones a Indonesia desde los Países Bajos. Pero los hermanos lo previeron y planearon que una empresa imprimiera las revistas en Yakarta. El primer número de Consolación (ahora ¡Despertad!) en indonesio se publicó en enero de 1939, y el de La Atalaya, poco después. Entonces, los hermanos compraron una pequeña prensa para imprimir las revistas ellos mismos. En 1940, recibieron de Australia una prensa plana más grande y, corriendo con los gastos, la usaron para imprimir folletos y revistas en indonesio y holandés.

La primera prensa llega al depósito de Yakarta.

 El 28 de julio de 1941, las autoridades prohibieron todas las publicaciones de la Watch Tower. Jean Deschamp recordaba cómo pasó: “Cierta mañana estaba escribiendo a máquina en la oficina cuando las puertas se abrieron de par en par y entraron en formación tres policías y un oficial holandés de alto rango, en traje de gala con espada, medallas, guantes blancos y sombrero con plumas. No nos sorprendió, pues tres días antes supimos que pronto prohibirían las publicaciones. El oficial leyó solemnemente un largo anuncio y exigió que se le condujera a la imprenta para clausurarla. Mi esposo dijo que ya era demasiado tarde: habíamos vendido la máquina el día anterior”.

Los hermanos siguieron predicando y dando cursos bíblicos usando solo la Biblia, puesto que las autoridades no la habían prohibido. Aun así, con el tiempo se les pidió a los precursores extranjeros que regresaran a Australia, ya que la guerra se acercaba a Asia.

^ párr. 1 Con el tiempo, otros tres hermanos menores de Felix y su padre aceptaron la verdad. Josephine se casó con André Elías, y asistieron a la Escuela Bíblica de Galaad de la Watchtower. La biografía de la hermana Elías se publicó en la ¡Despertad! de septiembre de 2009.

^ párr. 1 Después de la segunda guerra mundial, el hermano Rice volvió a Australia y formó una familia. Terminó su servicio a Dios en la Tierra en 1986.

^ párr. 3 Los dibujos se basaban en Revelación 12:9 y 17:3-6.