Ir al contenido

Ir al menú secundario

Testigos de Jehová

español

¿Qué dice la Biblia sobre la eutanasia?

¿Qué dice la Biblia sobre la eutanasia?

La respuesta que da la Biblia

La Biblia no trata el tema de la eutanasia directamente. * Ahora bien, lo que menciona sobre la vida y la muerte nos ayuda a tener un punto de vista equilibrado. Según la Biblia, está mal ponerle fin a una vida, pero eso no significa que haya que recurrir a medidas extremas para prolongar el proceso de la muerte.

La Biblia dice que Dios es nuestro creador, “la fuente de la vida” (Salmo 36:9; Hechos 17:28). La vida es muy valiosa para él, y por eso condena el asesinato, tanto si le quitamos la vida a alguien como si nos quitamos la nuestra (Éxodo 20:13; 1 Juan 3:15). Además, la Biblia indica que debemos tomar precauciones razonables para proteger nuestra vida y la de los demás (Deuteronomio 22:8). Está claro que Dios quiere que valoremos el regalo de la vida.

¿Y si se trata de un enfermo terminal?

La Biblia no justifica que se ponga fin a la vida de una persona, ni siquiera cuando su muerte es inminente o inevitable. El ejemplo del rey Saúl de Israel da prueba de ello. Cuando lo hirieron mortalmente en una batalla, le pidió a su escudero que lo ayudara a quitarse la vida (1 Samuel 31:3, 4). El escudero se negó, pero tiempo después otro hombre dijo que él había ayudado a Saúl a cumplir su deseo, aunque era mentira. David condenó a ese hombre por derramamiento de sangre, pues veía ese asunto igual que Dios (2 Samuel 1:6-16).

¿Hay que prolongar la vida a toda costa?

En la Biblia no se dice que haya que alargar la vida de una persona si está claro que su muerte es inminente. Por el contrario, ofrece un punto de vista muy equilibrado. La muerte es nuestro peor enemigo, la consecuencia del pecado que hemos heredado (Romanos 5:12; 1 Corintios 15:26). Aunque no deseemos morir, tampoco debemos temer a la muerte, ya que Dios promete que resucitará a quienes han fallecido (Juan 6:39, 40). Las personas que respetan la vida buscan el mejor tratamiento médico posible. Ahora bien, eso no implica elegir tratamientos que se limiten a alargar una vida que está llegando a su fin.

¿Es el suicidio un pecado imperdonable?

No, la Biblia no menciona el suicidio cuando habla de los pecados imperdonables. Y, aunque se trata de un pecado grave, * Dios entiende perfectamente que hay factores que pueden hacer que alguien tenga tendencias suicidas, tales como las enfermedades mentales, el estrés extremo o incluso la propia genética (Salmo 103:13, 14). Mediante su Palabra, Dios consuela a las personas que están angustiadas. Además, la Biblia promete que “va a haber resurrección así de justos como de injustos” (Hechos 24:15). Esto muestra que también pueden resucitar quienes han cometido errores graves, incluidos quienes se suicidan.

^ párr. 3 La eutanasia se define como el “hecho de acelerar o provocar la muerte de un enfermo incurable para evitarle sufrimiento” (Diccionario del estudiante, de la Real Academia Española). El suicidio asistido es aquel en el que un médico ayuda a un paciente a morir.

^ párr. 10 En la Biblia se mencionan pocos casos de suicidio pero, en todas las ocasiones, las personas que se suicidaron no actuaban de acuerdo con la voluntad de Dios (2 Samuel 17:23; 1 Reyes 16:18; Mateo 27:3-5).