Ir al contenido

Ir al índice

 ¿CASUALIDAD O DISEÑO?

El engranaje de la cigarra escarabajo

El engranaje de la cigarra escarabajo

POR mucho tiempo se creyó que los engranajes eran un invento humano. ¡Qué error! Los científicos han descubierto que la cigarra escarabajo, muy común en los jardines de Europa, tiene un mecanismo en forma de engranaje. *

En su etapa de ninfa, antes de llegar a ser adulto, este insecto saltahojas es tan rápido que en solo dos milésimas de segundo puede alcanzar la velocidad de 3,9 metros por segundo, sometiendo a su cuerpo a una aceleración de 200 veces la fuerza de la gravedad. Esto le permite desaparecer en un abrir y cerrar de ojos. Para lograr esos saltos, sus patas traseras deben ejercer la misma fuerza exactamente al mismo tiempo. ¿Cómo consigue esa precisión?

Piense en lo siguiente: Los científicos han descubierto que la parte superior de las dos patas traseras están dentadas y forman un engranaje. Cuando la pequeña cigarra salta, ese mecanismo logra que ambas patas estén perfectamente sincronizadas. Si no fuera así, al saltar giraría fuera de control.

Cuando otros animales de mayor tamaño saltan, dependen de su sistema nervioso para sincronizar las patas. Sin embargo, gracias al engranaje, la cigarra escarabajo puede saltar a mayor velocidad que si utilizara una señal nerviosa. El investigador Gregory Sutton dice: “Solemos pensar en los engranajes como algo que vemos en la maquinaria diseñada por el ser humano, pero hemos encontrado que eso es solo porque no buscábamos lo suficiente”.

¿Qué le parece? ¿Es el engranaje de la cigarra escarabajo producto de la evolución, o fue diseñado?

^ párr. 3 Este insecto pierde el engranaje cuando pasa a la etapa adulta.