Ir al contenido

Ir al índice

 ¿CASUALIDAD O DISEÑO?

El pelaje de la nutria marina

El pelaje de la nutria marina

MUCHOS mamíferos acuáticos que viven en aguas frías tienen una gruesa capa de grasa bajo la piel para mantener su temperatura corporal. Pero la nutria marina utiliza un aislante diferente: un tupido abrigo de pelo.

Piense en lo siguiente: El pelaje de la nutria marina es más denso que el de cualquier otro mamífero: unos 155.000 pelos por centímetro cuadrado (1.000.000 por pulgada cuadrada). Al nadar, su pelaje retiene una capa de aire entre el pelo y la piel, que actúa como aislante. Esto impide que el agua fría esté en contacto directo con su piel, y así mantiene el calor.

Los científicos creen que se puede aprender mucho del pelaje de la nutria marina. Han probado diferentes abrigos de pelo sintético, variando la longitud y la separación de los pelos, y han llegado a la conclusión de que, “cuanto más tupido y largo sea el pelaje, más seco se mantendrá o mejor repelerá el agua”. En otras palabras, la nutria marina puede presumir de tener un “abrigo” realmente eficiente.

Los investigadores esperan que sus estudios sirvan para mejorar el diseño y la producción de innovadores tejidos repelentes al agua. Quizás algún día, los buzos que se sumergen en aguas frías terminen llevando un traje con un pelaje similar al de la nutria marina.

¿Qué le parece? ¿Es el pelaje aislante de la nutria marina resultado de la evolución o del diseño?