Ir al contenido

Ir al índice

 TEMA DE PORTADA | LA BIBLIA: ¿UN LIBRO PARA LA GENTE DE HOY?

Valores para ayer, para hoy y para siempre. La honradez

Valores para ayer, para hoy y para siempre. La honradez

CONSEJO BÍBLICO. “Oh Jehová, ¿quién será huésped en tu tienda? [...] El que está andando exento de falta y practicando la justicia y hablando la verdad en su corazón.” (Salmo 15:1, 2.)

LOS BENEFICIOS. La mayoría de las personas reconocen que es importante ser honrado. Pero ¿qué harían si se les presentara la oportunidad de actuar con falta de honradez para aprovecharse de alguna situación y pudieran salirse con la suya? Todo dependería de lo que tuvieran en el corazón.

En su empleo, Raquel se encargaba de comprar suministros. “Algunos proveedores trataban de sobornarme —comenta ella—. Me prometían que si les compraba a ellos, me darían a mí parte del descuento de la empresa. Pero recordé que la Biblia nos aconseja ser honrados y rechacé sus ofrecimientos. Mi jefa se enteró de lo sucedido y desde entonces confía más en mí.”

Si Raquel hubiera cedido a la tentación, habría conseguido algo de dinero, pero ¿qué tal si su jefa se hubiera enterado? ¿Habría perdido Raquel su empleo? ¿Habría podido conseguir otro trabajo? Además de lo anterior, había algo más que le preocupaba y que era mucho más importante para ella: su conciencia y su amor propio. La Biblia asegura que una buena reputación es mucho más valiosa que el oro, la plata y las riquezas (Proverbios 22:1).

Jessie se ganó una excelente reputación en el empleo por su honradez

También Jessie se ganó una excelente reputación en su empleo por ser honrado y responsable. ¿De qué le sirvió eso? De mucho. No solo fue nombrado gerente, sino que también le dieron un horario más flexible, lo cual le permitió dedicar más tiempo a su familia y a su religión.

Cuando necesitan empleados, algunos empresarios acuden a ciertos grupos que son conocidos por su honradez. Por ejemplo, un gerente de Filipinas escribió a la sucursal de los testigos de Jehová de su país para ofrecer trabajo a Testigos que lo necesitaran. “Los busco por honrados y trabajadores”, comentó. Claro está, el mérito es de Jehová, pues él nos enseña a odiar lo malo y a amar lo bueno (Amós 5:15).