Ir al contenido

Ir al índice

 ENTREVISTA | ELDAR NEBOLSIN

Un pianista explica por qué cree en Dios

Un pianista explica por qué cree en Dios

Eldar Nebolsin es un pianista de fama internacional. Ha sido solista en diversas orquestas de Londres, Moscú, Nueva York, París, Roma, San Petersburgo, Sydney, Tokio y Viena. Nació en Uzbekistán (en la antigua Unión Soviética) y fue criado como ateo, pero con el tiempo llegó a la conclusión de que el hombre debe ser obra de un Creador. ¡Despertad! conversó con él sobre su trabajo y sus creencias.

¿Cómo se convirtió en músico?

Mis padres son pianistas y empezaron a enseñarme cuando tenía cinco años. Más adelante estudié en el conservatorio de Taskent.

¿Cuáles son los retos de tocar con una orquesta?

No hay dos orquestas iguales. Yo las comparo a instrumentos gigantes que son tocados por el director. El mayor reto del solista quizás sea conseguir una interacción equilibrada con el director. Es como charlar con un amigo: ninguno debe acaparar la conversación, sino dejar que el otro participe. Y normalmente el solista y el director solo tienen uno o dos ensayos para llegar a entenderse así de bien.

¿Cuánto tiempo pasa ensayando?

Como mínimo tres horas al día, y no solo ensayo los fragmentos más difíciles; también estudio la estructura de la pieza, pero sin tocarla. Además, para comprender mejor la obra que estoy preparando, escucho otros trabajos del mismo compositor.

En su opinión, ¿qué hace a un buen pianista?

Su habilidad para hacer que el piano “cante”. Me explico: los instrumentos de viento y la voz humana pueden mantener una nota o hasta aumentar su volumen. El piano no es así. Como es un tipo de instrumento de percusión, el volumen de la nota que se produce al golpear las cuerdas tiende a disminuir. El reto del pianista es mantener vivas las notas. Esto se consigue combinando movimientos sutiles de los dedos y las muñecas con el manejo del  pedal derecho, que es el que extiende la duración de la nota y modifica su timbre. Si el pianista domina estas técnicas tan complejas, puede hacer que el piano suene como una flauta, una trompa o toda una orquesta. Incluso puede hacer que suene parecido al instrumento más refinado de todos: la voz humana.

Es obvio que a usted le apasiona la música.

Para mí, la música es el lenguaje que mejor evoca y expresa sentimientos que son difíciles o hasta imposibles de comunicar con palabras.

¿Qué lo hizo interesarse en temas espirituales?

Nuestra casa estaba llena de los libros que mi padre traía de Moscú. Uno de ellos me interesó muchísimo. Contenía relatos de la Biblia que hablan sobre los comienzos de la historia y el pueblo de Israel. Luego leí un libro de los testigos de Jehová llamado Usted puede vivir para siempre en el paraíso en la Tierra. * Me encantó la claridad con la que exponía las enseñanzas bíblicas. De hecho, cuando me mudé a España para seguir estudiando música en 1991, me llevé ese libro. Lo leí varias veces. Descubrí una fe basada no solo en la emoción, sino también en una lógica aplastante y pruebas claras.

Una de las enseñanzas que más me interesaba era la promesa de que los seres humanos vivirán para siempre en la Tierra. ¡Era tan lógica! Tengo que aclarar que para entonces no había hablado con los testigos de Jehová, así que un día me prometí que les pediría un curso bíblico cuando me encontrara con ellos.

¿Y cómo conoció a los Testigos?

Unos días después de hacerme aquella promesa, vi a dos mujeres que llevaban una Biblia. Pensé: “Se parecen a las personas de las que habla mi libro. Predican como los cristianos de la Biblia”. No tardé mucho en empezar a estudiar con un Testigo. Y ahora no hay nada que me cause más alegría que ayudar a otros a aprender del Creador.

¿Qué lo convenció de que Dios existe?

La música. A casi todo el mundo le gusta y ningún animal la disfruta como nosotros. La música transmite alegría, confianza, ternura... Casi todas las emociones posibles. Seguimos el ritmo de la música de forma instintiva. Pero ¿realmente es necesaria para la supervivencia? ¿Es esencial para la “supervivencia del más apto” de la que hablan los evolucionistas? Yo creo que no. ¿Cómo es posible que un cerebro con la habilidad de crear música y de disfrutar con las obras de Mozart o Beethoven sea producto de la evolución? Eso es ilógico. Tiene mucho más sentido pensar que es obra de un Creador sabio y lleno de amor.

La Biblia es como una sinfonía que tiene una elegante estructura, un magistral arreglo y un conmovedor mensaje para toda la humanidad

¿Qué lo hizo creer que la Biblia viene de Dios?

La Biblia es una recopilación de 66 libros escritos por unos 40 hombres en un período de 1.600 años. ¿Quién podría componer una obra de arte como esa logrando mantener el mismo argumento de principio a fin? La única respuesta razonable es Dios. La Biblia es como una sinfonía que tiene una elegante estructura, un magistral arreglo y un conmovedor mensaje para toda la humanidad.

^ párr. 15 Ahora los testigos de Jehová usan otro manual para dar clases bíblicas, titulado ¿Qué enseña realmente la Biblia? Puede descargarlo de www.jw.org/es.