Ir al contenido

Ir al índice

 TEMA DE PORTADA | ¿ACEPTARÁ USTED EL MAYOR REGALO DE DIOS?

¿Cómo responderá al mayor regalo de Dios?

¿Cómo responderá al mayor regalo de Dios?

“El amor que el Cristo tiene nos obliga, [...] murió por todos para que los que viven no vivan ya para sí, sino para el que murió por ellos y fue levantado” (2 Corintios 5:14, 15).

RECIBIR un regalo muy especial debería motivarnos a mostrar gratitud. Jesús resaltó la importancia de ser agradecidos cuando sanó a diez hombres de una enfermedad penosa que entonces no tenía cura. Uno de los diez hombres “volvió atrás, glorificando a Dios en alta voz”. Jesús dijo: “Los diez fueron limpiados, ¿no es verdad? Entonces, ¿dónde están los otros nueve?” (Lucas 17:12-17). Este relato nos enseña lo rápido que podemos olvidar los buenos gestos que otros tienen con nosotros.

Como hemos visto, el rescate es un regalo sin igual. Es, por mucho, el mejor regalo que se haya hecho jamás. Por lo tanto, ¿cómo deberíamos responder a lo que Dios ha hecho por nosotros?

  • Conozca a quien hace el regalo. El rescate no otorga vida eterna a todas las personas automáticamente. Más bien, es tal como Jesús oró a su Padre: “Esto significa vida eterna, el que estén adquiriendo conocimiento de ti, el único Dios verdadero, y de aquel a quien tú enviaste, Jesucristo” (Juan 17:3). Si se enterara de que un hombre le salvó la vida cuando usted era niño, ¿no desearía conocerlo mejor y preguntarle por qué lo hizo? Jehová Dios, quien nos dio el regalo del rescate para salvarnos la vida, quiere que lo  lleguemos a conocer y que seamos sus amigos. “Acérquense a Dios —aconseja la Biblia—, y él se acercará a ustedes” (Santiago 4:8).

  • Tenga fe en el rescate. “El que ejerce fe en el Hijo tiene vida eterna” (Juan 3:36). ¿Qué significa ejercer fe? Significa actuar. La fe en el rescate se demuestra con obras (Santiago 2:17). Para que un regalo llegue a ser suyo, usted debe extender la mano y aceptarlo. De la misma manera, tiene que “extender la mano” para aceptar el regalo del rescate. Esto implica aprender cómo quiere Dios que vivamos y actuar en consecuencia. * Ore a Dios y pídale que le perdone y le dé una conciencia limpia. Acérquese a él con la total confianza de que el rescate garantiza un futuro eterno de paz, seguridad y bienestar para todos los que ejerzan fe (Hebreos 11:1).

  • Asista a la Conmemoración de la muerte de Jesús. Para que no olvidáramos el rescate, Jesús instituyó una celebración anual. Dijo: “Sigan haciendo esto en memoria de mí” (Lucas 22:19). Este año, los testigos de Jehová conmemoraremos la muerte de Jesús el martes 11 de abril, después de la puesta del Sol. En el programa, que dura cerca de una hora, se explicará lo que significa la muerte de Jesús y cómo nos beneficia ahora y en el futuro. El año pasado asistieron a la Conmemoración unos 20 millones de personas en todo el mundo. Lo invitamos cordialmente a asistir para agradecerle a Dios el mayor regalo que nos ha hecho.

^ párr. 7 El mejor modo de llegar a conocer a Dios y acercarnos a él es estudiando su Palabra, la Biblia. Pídale a un testigo de Jehová que le ayude a hacerlo o visite nuestra página de internet, jw.org.