Salmo 8:1-9

  • La gloria de Dios y la dignidad del hombre

    • El nombre de Dios es majestuoso (1, 9)

    • La poca importancia del hombre mortal (4)

    • El hombre, coronado de esplendor (5)

Al director; sobre el guitit.* Salmo de David. 8  Oh, Jehová nuestro Señor, ¡qué majestuoso es tu nombre en toda la tierra! ¡Has puesto tu esplendor hasta por encima de los cielos!*+   De la boca de los pequeños y de los niños de pecho+ has establecido la fuerzapor causa de tus adversarios,para silenciar al enemigo y al vengador.   Cuando veo tus cielos, las obras de tus dedos,la luna y las estrellas que tú formaste,+   ¿qué es el hombre mortal para que lo tengas presentey el hijo del hombre para que lo cuides?+   Lo hiciste un poco inferior a los seres divinos*y lo coronaste de gloria y esplendor.   Le diste el dominio sobre las obras de tus manos;+pusiste todas las cosas bajo sus pies:   todos los rebaños y el ganado vacuno,también los animales salvajes,*+   las aves del cielo y los peces del mar,todo lo que surca los senderos de los mares.   Oh, Jehová nuestro Señor, ¡qué majestuoso es tu nombre en toda la tierra!

Notas

O quizás “¡Tú, cuyo esplendor se relata por encima de los cielos!”.
O “ángeles”.
Lit. “las bestias del campo”.