Ir al contenido

La Hacienda Watchtower: cinco décadas de duro trabajo

A unos 145 kilómetros (90 millas) al norte de la ciudad de Nueva York, cerca del pueblo de Wallkill, hay un conjunto de propiedades conocido hoy como la Hacienda Watchtower. Estas propiedades han cumplido un importante papel en la obra de educación bíblica de los testigos de Jehová. La primera se compró el 2 de enero de 1963, hace más de cincuenta años.

David Walker, quien ha estado allí desde un principio, explica para qué se adquirió: “Como el personal de la sede mundial de los testigos de Jehová en Brooklyn seguía aumentando, tuvimos que buscar una forma más económica de conseguir alimentos. Nuestra organización ya tenía una finca en el estado de Nueva York, pero quedaba a unas seis u ocho horas de Brooklyn. Y Wallkill estaba a tan solo dos horas. Era el lugar ideal”. Esta finca le suministró a la sede mundial frutas y verduras, carne de res, cerdo y ave, así como productos lácteos. Posteriormente se compraron más terrenos en la misma zona.

En el transcurso de una década, la obra mundial de los testigos de Jehová experimentó un gran crecimiento, y esto produjo cambios en las labores realizadas en Wallkill. Además de producir alimento físico, se empezó a producir alimento espiritual: publicaciones que servirían para llevar a cabo la recolección de discípulos de la que habló Jesús (Mateo 9:​37; Lucas 10:2; Juan 4:​35, 36). A continuación se describen otras funciones que ha cumplido esta propiedad.

Centro de impresión. Hasta mediados del siglo XX, la mayoría de las publicaciones de los Testigos se producían en su imprenta de Brooklyn. Pero al aumentar la demanda, dicha imprenta ya no daba abasto. Así que en 1973, los Testigos abrieron una nueva imprenta en Wallkill. Desde entonces, se han tenido que ampliar las instalaciones de la imprenta varias veces. Y la más reciente fue en 2004.

Centro de programación. En 1979, un grupo de testigos de Jehová comenzó a desarrollar en Wallkill un nuevo sistema informático, conocido hoy como el Sistema Electrónico de Edición Plurilingüe (MEPS, por sus siglas en inglés). En la actualidad, MEPS hace posible la edición de publicaciones bíblicas en más de seiscientos idiomas.

Centro educativo. En 1988, la Escuela Bíblica de Galaad de la Watchtower fue transferida de Brooklyn a Wallkill, y el 17 de octubre de ese mismo año comenzaron las clases allí. Y no fue sino hasta abril de 1995 que dicha escuela se volvió a transferir, esta vez al Centro Educativo de la Watchtower, ubicado en Patterson (Nueva York).

Al igual que ha sucedido en otras haciendas, las técnicas y los trabajos que se realizan en la Hacienda Watchtower han cambiado considerablemente en los últimos cincuenta años. Sin embargo, se sigue trabajando duro a fin de producir alimentos de calidad para el personal de los distintos complejos que tienen los testigos de Jehová en Nueva York.

En la actualidad, los Testigos están construyendo edificios de residencias, oficinas y otras instalaciones en Wallkill. Además, han estado haciendo mejoras en los antiguos edificios. Todo esto contribuirá a que la Hacienda Watchtower siga saciando el apetito espiritual de la gran cantidad de personas que se ha unido a ellos en una vasta región del mundo.

David Walker, antes citado, comenta: “Me llena de satisfacción ver todo el crecimiento que ha habido aquí durante los pasados cincuenta años y todo lo que se ha hecho en pro de esta gran obra de educación bíblica”.