Ir al contenido

Ir al índice

‘La Palabra de Dios ejerce poder’

‘La Palabra de Dios ejerce poder’

 Los proclamadores del Reino informan

‘La Palabra de Dios ejerce poder’

LA MAYOR parte de los habitantes de la soleada isla caribeña de Jamaica están familiarizados con la Biblia. De hecho, en casi todos los hogares hay un ejemplar de la Versión del Rey Jacobo, y algunas personas han visto por sí mismas que “la palabra de Dios es viva, y ejerce poder” (Hebreos 4:12). La siguiente experiencia ilustra su poder para cambiar vidas.

Un hombre llamado Cleveland acababa de llegar a casa del trabajo cuando un testigo de Jehová lo visitó. Tras mostrarle algunas ideas basadas en las Escrituras, el Testigo le entregó el manual bíblico El conocimiento que lleva a vida eterna. Poco se imaginaba Cleveland el gran poder que la Biblia tendría en su vida.

Solía orar tres veces al día pidiéndole a Dios que lo ayudara a encontrar la forma apropiada de adorarlo. Estaba convencido de que la manera en que sus padres lo hacían no era la correcta, pero cuando examinó otras religiones, se desilusionó. Aunque había oído hablar de los testigos de Jehová, dudaba de que tuvieran la verdad. Pese a sus reservas, accedió a estudiar la Biblia con el Testigo que había llamado a su puerta. ¿Por qué? Quería demostrarle que estaba equivocado.

Al poco tiempo, Cleveland aprendió que la relación inmoral que mantenía con dos mujeres desagradaba a Dios (1 Corintios 6:9, 10). Después de solo dos sesiones de estudio, se armó de valor y rompió tales relaciones. También comenzó a asistir a las reuniones cristianas en el Salón del Reino, pero esto se convirtió en una prueba para él.

Estaba muy entregado al equipo de fútbol de su comunidad, y los partidos interferían en su asistencia a las reuniones. ¿Qué haría? A pesar de la intensa presión de los compañeros, del entrenador y de sus amigos, Cleveland abandonó el equipo. La Palabra de Dios empezaba a ejercer poder, a tener una influencia beneficiosa en su vida.

El poder de la Palabra de Dios volvió a manifestarse cuando Cleveland habló a otras personas de lo que estaba aprendiendo en la Biblia (Hechos 1:8). Como resultado, dos ex compañeros del equipo comenzaron a asistir a las reuniones de los testigos de Jehová. Cuando Cleveland reunió los requisitos, fue nombrado publicador de las buenas nuevas y disfrutó mucho de ayudar al prójimo con la Palabra de Dios.

El poder de la Palabra de Dios siguió impulsando a Cleveland, quien con el tiempo simbolizó su dedicación a Jehová mediante el bautismo en agua. En la actualidad goza del privilegio de ser evangelizador de tiempo completo y siervo ministerial en su congregación.

Miles de personas de Jamaica y del resto del mundo han aprendido que la Palabra de Dios realmente “es viva, y ejerce poder”.

[Ilustración y mapa de la página 8]

(Para ver el texto en su formato original, consulte la publicación)

JAMAICA

[Reconocimiento]

Mapa y globo terráqueo: Mountain High Maps® Copyright © 1997 Digital Wisdom, Inc.