Hechos de los Apóstoles 1:1-26

1  En el primer relato, Teófilo, escribí acerca de todas las cosas que Jesús comenzó a hacer y a enseñar+  hasta el día en que fue llevado arriba,+ después de darles instrucciones mediante espíritu santo a los apóstoles que había elegido.+  Después de haber sufrido, se les presentó dándoles muchas pruebas convincentes de que estaba vivo.+ Ellos lo vieron durante 40 días, y él estuvo hablando acerca del Reino de Dios.+  Mientras estaba reunido con ellos, les ordenó: “No se vayan de Jerusalén.+ Sigan esperando lo que el Padre ha prometido,+ aquello de lo que les he hablado.  Porque Juan bautizó con agua, pero ustedes serán bautizados con espíritu santo+ dentro de pocos días”.  Entonces, cuando ellos se reunieron, le preguntaron: “Señor, ¿vas a restaurar el reino en Israel en este tiempo?”.+  Él les dijo: “No les corresponde a ustedes saber los tiempos o épocas que el Padre ha puesto bajo su propia autoridad.*+  Pero recibirán poder cuando el espíritu santo venga sobre ustedes.+ Y serán mis testigos+ en Jerusalén,+ en toda Judea y Samaria,+ y hasta la parte más lejana* de la tierra”.+  Después de decir estas cosas, fue elevado mientras ellos miraban. Entonces una nube lo ocultó de su vista.+ 10  Ellos estaban mirando atentamente al cielo mientras él se iba cuando, de repente, dos hombres vestidos de blanco+ aparecieron al lado de ellos 11  y les dijeron: “Hombres de Galilea, ¿por qué están ahí de pie mirando al cielo? Este Jesús, que estaba con ustedes y fue llevado al cielo, vendrá de la misma manera en que lo han visto irse al cielo”. 12  Luego ellos regresaron a Jerusalén+ desde lo que se conoce como el monte de los Olivos, una montaña que está cerca de Jerusalén, a tan solo la distancia del camino de un sábado. 13  Cuando llegaron, subieron al cuarto de arriba donde se alojaban. Estaban Pedro, Juan, Santiago y Andrés, Felipe y Tomás, Bartolomé y Mateo, Santiago hijo de Alfeo, Simón el Entusiasta* y Judas hijo de Santiago.+ 14  Con un mismo objetivo, todos ellos perseveraban en la oración junto con algunas mujeres,+ con María la madre de Jesús y con los hermanos de él.+ 15  En esos días, Pedro se puso de pie en medio de los hermanos (eran un grupo* de unas 120 personas) y les dijo: 16  “Varones, hermanos, era necesario que se cumpliera el pasaje de las Escrituras que el espíritu santo profetizó mediante David acerca de Judas,+ quien fue guía de los que arrestaron a Jesús.+ 17  Él fue uno de nuestro grupo+ y fue elegido para participar en este ministerio. 18  (Resulta que este hombre compró un campo con el salario de la injusticia+ y, cuando cayó de cabeza, su cuerpo reventó* y se le salieron los intestinos.+ 19  Todos los habitantes de Jerusalén se enteraron y llamaron a aquel campo Akéldama, que en su lengua quiere decir ‘campo de sangre’). 20  Porque está escrito en el libro de los Salmos: ‘Que su casa quede desierta y que nadie viva en ella’,+ y ‘Que su puesto de superintendente lo ocupe otro’.+ 21  Por lo tanto, es necesario que, de los hombres que nos acompañaron durante todo el tiempo en que el Señor Jesús realizó sus actividades* entre nosotros, 22  desde que Juan lo bautizó+ hasta el día en que estaba con nosotros y fue llevado arriba,+ uno de estos hombres llegue a ser testigo con nosotros de su resurrección”.+ 23  Así que propusieron a dos: a José, llamado Barsabás y también conocido como Justo, y a Matías. 24  Después oraron y dijeron: “Oh, Jehová,* tú que conoces los corazones de todos,+ indica a cuál de estos dos hombres has elegido 25  para recibir este ministerio y apostolado que Judas abandonó para irse a su propio lugar”.+ 26  Entonces echaron suertes,+ y la suerte cayó sobre Matías, y él fue añadido a* los 11 apóstoles.

Notas

O “jurisdicción”.
O “los confines”.
O “el Celoso”.
O “una multitud”.
O “él reventó por el medio”.
Lit. “entró y salió”.
O “contado con”, es decir, considerado igual a los otros 11.

Notas de estudio

Multimedia

Betfagué, monte de los Olivos y Jerusalén
Betfagué, monte de los Olivos y Jerusalén

Este breve video sigue el camino que llegaba a Jerusalén desde el este, desde el pueblo conocido hoy día como et-Tur (que se cree que es la Betfagué de la Biblia) hasta uno de los puntos más altos del monte de los Olivos. Al este de Betfagué estaba Betania, en la ladera este del monte de los Olivos. Cuando Jesús y sus discípulos visitaban Jerusalén, solían pasar la noche en Betania, donde hoy día está la ciudad de el-ʽAzariyeh (El ʽEizariya), que en árabe significa ‘el lugar de Lázaro’. Está claro que Jesús se quedaba en la casa de Marta, María y Lázaro (Mt 21:17; Mr 11:11; Lu 21:37; Jn 11:1). Y, cuando iba desde allí hasta Jerusalén, es posible que siguiera una ruta parecida a la que se ve en el video. El 9 de nisán del año 33, cuando cruzó el monte de los Olivos montado en un burrito para llegar a Jerusalén, puede que saliera de Betfagué y siguiera este camino.

1. Camino desde Betania hasta Betfagué

2. Betfagué

3. Monte de los Olivos

4. Valle de Cedrón

5. Monte del templo

El cuarto de arriba
El cuarto de arriba

Algunas casas de Israel tenían una planta alta. Se accedía a la habitación de arriba desde adentro de la vivienda por una escalera de mano o por escalones de madera, o desde afuera por una escalera de mano o una de piedra. Jesús celebró la última Pascua con sus discípulos e instituyó la conmemoración de la Cena del Señor en un cuarto de arriba grande, posiblemente parecido al que se ve aquí (Lu 22:12, 19, 20). Parece que el día del Pentecostés del año 33 unos 120 discípulos estaban reunidos en la planta alta de una casa de Jerusalén cuando se derramó el espíritu de Dios sobre ellos (Hch 1:​15; 2:​1-4).