Los testigos de Jehová han traducido publicaciones bíblicas a más de 900 idiomas. Traducir un texto a otro idioma es todo un desafío. Pero, si hablamos de traducir a un lenguaje de señas, el esfuerzo que se requiere es todavía mayor. Muchos sordos comunican sus ideas de forma visual usando las manos y las expresiones faciales, así que los traductores de un lenguaje de señas convierten el texto escrito en imágenes que luego graban en video. De esta manera, los Testigos han traducido publicaciones a más de 90 lenguajes de señas.

¿Quiénes son los traductores?

Como todos los traductores que son Testigos, quienes traducen a algún lenguaje de señas conocen muy bien el idioma al que traducen. Muchos son sordos que utilizan el lenguaje de señas desde niños o son oyentes que crecieron con algún familiar sordo. Los traductores también son buenos estudiantes de la Biblia.

A los nuevos traductores se les capacita para que usen bien los principios de traducción. Por ejemplo, Andrew dice: “Aunque fui a una escuela para sordos y uso el lenguaje de señas desde niño, la capacitación que recibí para ser traductor me ha ayudado mucho a entender la estructura gramatical del idioma. Los demás traductores me enseñaron a mejorar mis señas, mis expresiones faciales y mis movimientos corporales para transmitir las ideas de manera exacta”.

Se logra una traducción de calidad

Los traductores trabajan en equipo y en grupos de tres. Cada uno realiza una función específica, ya sea traducir, revisar o corregir. Cuando es posible, se muestra el resultado de la traducción a un grupo de personas sordas que sean de diferentes lugares y tengan distintos antecedentes. Sus comentarios sirven para mejorar la traducción. Con esto se logra que las señas y las expresiones faciales sean naturales y que el mensaje final sea exacto y claro.

Miembros del Equipo de Traducción al Lenguaje de Señas Finlandés analizan el texto que van a traducir.

Los traductores a un lenguaje de señas normalmente asisten a las reuniones de una congregación en ese lenguaje. Además, dan cursos bíblicos a personas sordas que no son Testigos. De ese modo, los traductores se mantienen al día con el idioma.

Un miembro del Equipo de Traducción al Lenguaje de Señas Brasileño graba un video de una traducción preliminar.

¿Vale la pena el esfuerzo?

La Biblia habla de personas “de todas las naciones y tribus y pueblos y lenguas” que aceptarían el consuelo y la esperanza que ofrece su mensaje (Revelación [Apocalipsis] 7:9). Por supuesto, entre estas personas están incluidas quienes utilizan el lenguaje de señas para comunicarse.

A los traductores les alegra poder usar su tiempo y sus habilidades en una labor que de verdad vale la pena. Un traductor llamado Tony dice: “Como yo soy sordo, entiendo muy bien los retos a los que se enfrentan los sordos. Siempre había deseado llegar a la mayor cantidad de sordos posible para hablarles de la verdadera esperanza que da la Biblia”.

Amanda, que también trabaja en un equipo de traducción a un lenguaje de señas, añade: “Ahora que traduzco publicaciones que transmiten a los sordos el mensaje de la Biblia, me siento mucho más productiva que en mi empleo anterior”.

¿Dónde puede hallar videos en lenguaje de señas?

El tutorial “Cómo hallar información en lenguaje de señas” le ayudará a encontrar videos en lenguaje de señas en el sitio jw.org.