Ir al contenido

Ir al índice

 TEMA DE PORTADA

Se supera la barrera del idioma. El trabajo que hay detrás

Se supera la barrera del idioma. El trabajo que hay detrás

“Se ha dicho en ocasiones que no hay tarea más compleja que la traducción” (The Cambridge Encyclopedia of Language).

LAS publicaciones de los testigos de Jehová pasan por un proceso de cuidadosa planificación, investigación y redacción. En ese tiempo, el Departamento de Redacción —en la central mundial de los Testigos, ubicada en Nueva York— revisa el texto a fondo para verificar la exactitud de la información, y el uso correcto y actual del lenguaje. * Entonces, se puede comenzar la traducción.

El texto se envía desde el Departamento de Redacción a centenares de equipos de traducción que hay por todo el mundo. La mayoría de ellos vive y trabaja en áreas donde se habla el idioma al que traducen, que por lo general es su lengua materna. Los traductores deben comprender bien el texto original y dominar el idioma de destino.

¿Cómo realizan la traducción?

Geraint, un traductor ubicado en Gran Bretaña, responde: “Traducimos en equipo, así que la cooperación es fundamental para buscar soluciones a las frases complicadas. Al hacerlo, no solo analizamos las palabras, sino también las ideas. Tenemos en cuenta el significado y el propósito que cumplen, pensando siempre en las personas para las que se ha preparado cada artículo”.

¿Cuál es el objetivo de los traductores?

“Lo que intentamos es que el lector tenga la sensación  de que el texto se escribió originalmente en su idioma. No debe sonar a traducción. Para lograrlo, tratamos de usar un lenguaje natural, fácil de entender. Así, el lector no perderá el interés, sino que seguirá leyendo como si estuviera disfrutando de una comida deliciosa y agradable al paladar”.

¿Qué ventajas tiene vivir donde se habla el idioma?

“Vivir rodeados de personas que hablan el idioma es de gran ayuda. Podemos escuchar todos los días cómo habla la gente y comprobar si las palabras y expresiones que usamos son naturales, atrayentes y entendibles. Esto nos permite transmitir bien la idea del texto original”.

¿Cómo es el proceso?

“Cada trabajo se asigna a un equipo. Primero, cada miembro del grupo lee el texto original para comprenderlo bien, ver cómo está estructurado y a quién va dirigido. Analizamos de qué trata el artículo, cuál es el tema, qué propósito tiene y qué lección pretende enseñar. Con eso ya vamos pensando cómo lo traduciremos.

”Luego, compartimos nuestras ideas, así aprendemos unos de otros. Nos aseguramos de haber entendido la información y hablamos sobre cómo conservar el estilo del texto original. Queremos que los lectores de nuestro idioma tengan la misma reacción que el redactor esperaba lograr en sus lectores”.

¿Cómo funciona el equipo?

“Nuestro objetivo es que los lectores entiendan el texto en la primera lectura. Para ello, leemos en voz alta varias veces cada párrafo que vamos traduciendo.

”Mientras uno traduce un párrafo, los otros dos vemos en nuestras computadoras lo que está escribiendo. Nos aseguramos que no se quite ni se añada ninguna idea, y comprobamos que el texto traducido suene natural, y que la gramática y la ortografía sean correctas. Luego, uno de nosotros lee el párrafo en voz alta. Si tropieza en la lectura, tratamos de ver por qué. Una vez que hemos traducido todo el artículo, un miembro del equipo lo lee entero en voz alta mientras los  otros van tomando notas y marcando los problemas que deben solucionarse”.

¡Cuánto trabajo!

“Desde luego que sí. Acabamos el día agotados. Por eso, a la mañana siguiente, después de haber descansado, volvemos a repasar el artículo. Al cabo de unas semanas, el Departamento de Redacción nos envía algunos cambios finales que se han hecho al texto original. Entonces releemos nuestro trabajo. Como ha pasado cierto tiempo, notamos dónde podemos mejorarlo”.

¿Qué herramientas informáticas utilizan?

“Las computadoras aún no pueden reemplazar a los traductores de carne y hueso. Pero nuestra organización ha diseñado algunas herramientas que facilitan enormemente nuestra labor. Una de ellas es una especie de diccionario donde vamos añadiendo términos y frases que solemos utilizar. También tenemos una biblioteca digital que nos permite hacer búsquedas en todas las publicaciones que ya hemos traducido para ver cómo resolvimos en el pasado algunas expresiones difíciles”.

¿Qué les parece su trabajo?

“Lo vemos como un regalo para los lectores, así que deseamos que quede lo mejor posible y que lo disfruten. Nos emociona pensar que un artículo de nuestras revistas  o del sitio de Internet le llegue a alguien al corazón y mejore su vida”.

Beneficios para toda la vida

Por toda la Tierra, millones de personas pueden leer las publicaciones de los testigos de Jehová en su propia lengua. Estas publicaciones, junto con los videos y el sitio de Internet jw.org, contienen consejos muy prácticos basados en la Biblia. A fin de cuentas, Jehová, el autor de este libro sagrado, quiere que su mensaje sea conocido por gente de “toda nación y tribu y lengua y pueblo” (Revelación [Apocalipsis] 14:6). *

^ párr. 4 El texto original se redacta en inglés.

^ párr. 25 Vaya a jw.org y encontrará publicaciones, artículos, grabaciones y videos en su propia lengua y en cientos de otros idiomas.