Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Juan 21:1-25

21  Después de estas cosas Jesús se manifestó otra vez a los discípulos junto al mar de Tiberíades; pero hizo la manifestación de esta manera.  Estaban juntos Simón Pedro y Tomás, que se llamaba El Gemelo,+ y Natanael+ de Caná de Galilea y los hijos de Zebedeo+ y otros dos de sus discípulos.  Simón Pedro les dijo: “Voy a pescar”. Ellos le dijeron: “Vamos también nosotros contigo”. Salieron y subieron a la barca, mas durante aquella noche no pescaron nada.+  Sin embargo, justamente cuando estaba amaneciendo, Jesús estuvo de pie en la playa, pero los discípulos, por supuesto, no discernieron que era Jesús.+  Entonces Jesús les dijo: “Niñitos, no tienen nada de comer, ¿verdad?”. Le contestaron: “¡No!”.  Él les dijo: “Echen la red al lado derecho de la barca, y hallarán”.+ Entonces la echaron, pero ya no podían sacarla a causa de la multitud de peces.+  Por lo tanto, aquel discípulo a quien Jesús amaba*+ dijo a Pedro:+ “¡Es el Señor!”.* Entonces Simón Pedro, al oír que era el Señor, se ciñó su prenda de vestir de encima, porque estaba desnudo, y se lanzó al mar.  Pero los otros discípulos vinieron en la barquilla, pues no estaban lejos de tierra, solamente a unos noventa metros* de ella, arrastrando la red de peces.  Sin embargo, cuando salieron de la barca a tierra, contemplaron un fuego de carbón+ puesto allí, y pescado puesto encima, y pan. 10  Jesús les dijo: “Traigan de los peces que acaban de pescar”. 11   Simón Pedro, por lo tanto, subió a bordo, y sacó a tierra la red llena de peces grandes, ciento cincuenta y tres. Pero aunque había tantos, la red no se reventó. 12  Jesús les dijo: “Vengan, desayúnense”.+ Ni uno de los discípulos tuvo el ánimo de inquirir de él: “Tú, ¿quién eres?”, porque sabían que era el Señor. 13  Jesús se acercó y tomó el pan y se lo dio,+ y así mismo el pescado. 14  Esta fue ya la tercera vez+ que Jesús se apareció a los discípulos después de haber sido levantado de entre los muertos. 15  Pues bien, cuando se hubieron desayunado, Jesús dijo a Simón Pedro: “Simón hijo de Juan,* ¿me amas* más que a estos?”.+ Él le dijo: “Sí, Señor, tú sabes que te tengo cariño”.*+ Le dijo: “Apacienta mis corderos”.+ 16  De nuevo le dijo, por segunda vez: “Simón hijo de Juan, ¿me amas?”.*+ Él le dijo: “Sí, Señor, tú sabes que te tengo cariño”.* Le dijo: “Pastorea mis ovejitas”.+ 17  Le dijo por tercera vez: “Simón hijo de Juan, ¿me tienes cariño?”.* Pedro se contristó de que por tercera vez le dijera: “¿Me tienes cariño?”. De modo que le dijo: “Señor, tú sabes todas las cosas;+ tú bien sabes que te tengo cariño”.* Le dijo Jesús: “Apacienta mis ovejitas.+ 18  Muy verdaderamente te digo: Cuando eras más joven, tú mismo te ceñías y andabas por donde querías. Pero cuando envejezcas extenderás las manos y otro te ceñirá+ y te cargará a donde no desees”.+ 19  Esto lo dijo para significar con qué clase de muerte+ glorificaría a Dios.+ Entonces, cuando hubo dicho esto, le dijo: “Continúa siguiéndome”.+ 20  Volviéndose, Pedro vio al discípulo a quien Jesús amaba,*+ que venía siguiendo, el que en la cena también se había recostado sobre su pecho y dicho: “Señor, ¿quién es el que te traiciona?”. 21  Por eso, cuando alcanzó a verlo, Pedro dijo a Jesús: “Señor, ¿qué [hará] este?”. 22  Jesús le dijo: “Si es mi voluntad que él permanezca hasta que yo venga,+ ¿en qué te incumbe eso? Tú continúa siguiéndome”. 23  Por consiguiente, entre los hermanos salió este dicho: que aquel discípulo no moriría. Sin embargo, Jesús no le dijo que no moriría, sino: “Si es mi voluntad que él permanezca+ hasta que yo venga, ¿en qué te incumbe eso?”. 24  Este es el discípulo+ que da testimonio acerca de estas cosas y que escribió estas cosas, y sabemos que el testimonio que él da es verdadero.+ 25  Hay, de hecho, muchas otras cosas también que Jesús hizo, que, si se escribieran alguna vez en todo detalle, supongo que el mundo mismo no podría contener los rollos que se escribieran.*+

Notas

O: “prefería”.
O: “Amo”.
O: “unos trescientos pies”. Lit.: “unos doscientos codos”. Véase Ap. 8A.
“Juan”, BVg; ASyp,s: “Joná”. Véase 1:42, n: “Juan”.
Lit.: “estás amando”. Gr.: a·ga·páis.
Lit.: “te estoy teniendo cariño”. Gr.: fi·ló se.
Lit.: “estás amando”. Gr.: a·ga·páis.
Lit.: “te estoy teniendo cariño”. Gr.: fi·ló se.
Lit.: “¿me estás teniendo cariño?”. Gr.: fi·léis me.
Lit.: “te estoy teniendo cariño”. Gr.: fi·ló se.
O: “prefería”.
El v. 25 aparece en אcABCVgSyp,s; א* lo omite.