Ir al contenido

Ir al índice

Predicciones sobre nuestro futuro

Predicciones sobre nuestro futuro

AL HABLAR sobre el futuro del hombre y de la Tierra, el apóstol Pedro se expresó así: “Hay nuevos cielos y una nueva tierra que esperamos según [la] promesa [de Dios], y en estos la justicia habrá de morar” (2 Pedro 3:13). El profeta Isaías ya había mencionado antes la promesa de unos “nuevos cielos y una nueva tierra” (Isaías 65:17; 66:22). Pero al citar esa profecía, Pedro indicó que aún no se había cumplido del todo.

Más tarde, alrededor del año 96 de nuestra era, el apóstol Juan recibió una revelación que relacionaba esa “nueva tierra” con las  bendiciones del Reino de Dios (Revelación 21:1-4). Como hemos visto, ya se está cumpliendo lo que Jesús y el apóstol Pablo dijeron que ocurriría antes de que llegara el Reino de Dios. Así pues, falta poco para que ese nuevo mundo sea toda una realidad bajo el Reino. Pero ¿cómo será la vida entonces? Veamos lo que nos dice al respecto el libro de Isaías.

Características del nuevo mundo

El mundo entero vivirá en paz y adorará a Dios. “Tendrán que batir sus espadas en rejas de arado y sus lanzas en podaderas. No alzará espada nación contra nación, ni aprenderán más la guerra.” (Isaías 2:2-4.)

Habrá paz entre los animales y los seres humanos. “El lobo realmente morará por un tiempo con el cordero, y el leopardo mismo se echará con el cabrito, y el becerro y el leoncillo crinado y el animal bien alimentado todos juntos; y un simple muchachito será guía sobre ellos. Y la vaca y la osa mismas pacerán; sus crías se echarán juntas. Y hasta el león comerá paja justamente como el toro. [...] No harán ningún daño ni causarán ninguna ruina en toda mi santa montaña; porque la tierra ciertamente estará llena del conocimiento de Jehová como las aguas cubren el mismísimo mar.” (Isaías 11:6-9.)

El alimento será abundante. “Jehová de los ejércitos ciertamente hará para todos los pueblos, en esta montaña, un banquete de platos con mucho aceite, un banquete de vino mantenido sobre las heces, de platos con mucho aceite, llenos de médula, de vino mantenido sobre las heces, filtrado.” (Isaías 25:6.)

La muerte desaparecerá. “[Dios] realmente se tragará a la muerte para siempre, y el Señor Soberano Jehová ciertamente limpiará las lágrimas de todo rostro. Y el oprobio de su pueblo quitará de toda la tierra, porque Jehová mismo lo ha hablado.” (Isaías 25:8.)

Los muertos resucitarán. “Tus muertos sí volverán a vivir, sus cadáveres resucitarán. Los que duermen en la tierra se despertarán y darán gritos de alegría. [...] Los muertos volverán a nacer de la tierra.” (Isaías 26:19; Versión Popular.)

El Mesías juzgará con justicia. “Él no juzgará por la mera apariencia de las cosas a sus ojos, ni censurará simplemente según lo que oigan sus oídos. Y con justicia tiene que juzgar a los de condición humilde, y con rectitud tiene que administrar censura a favor de los mansos de la tierra.” (Isaías 11:3, 4.)

 Los ciegos y los sordos serán curados. “Los ojos de los ciegos serán abiertos, y los oídos mismos de los sordos serán destapados.” (Isaías 35:5.)

Los desiertos se volverán fértiles. “El desierto y la región árida se alborozarán, y la llanura desértica estará gozosa, y florecerá como el azafrán. Sin falta florecerá, y realmente estará gozosa con gozo y con alegre gritería.” (Isaías 35:1, 2.)

Habrá una “nueva tierra”. “Voy a crear nuevos cielos [un nuevo gobierno celestial] y una nueva tierra [una nueva sociedad humana justa]; y las cosas anteriores no serán recordadas, ni subirán al corazón. Pero alborócense y estén gozosos para siempre en lo que voy a crear. [...] Y [los habitantes del nuevo mundo prometido por Dios] ciertamente edificarán casas, y las ocuparán; y ciertamente plantarán viñas y comerán su fruto. No edificarán y otro lo ocupará; no plantarán y otro lo comerá. Porque como los días de un árbol serán los días de mi pueblo; y la obra de sus propias manos mis escogidos usarán a grado cabal. No se afanarán para nada, ni darán a luz para disturbio; porque son la prole que está compuesta de los benditos de Jehová, y sus descendientes con ellos. Y realmente sucederá que, antes que ellos clamen, yo mismo responderé; mientras todavía estén hablando, yo mismo oiré.” “Tal como los nuevos cielos y la nueva tierra que voy a hacer subsisten delante de mí —es la expresión de Jehová—, así seguirán subsistiendo la prole de ustedes y el nombre de ustedes.” (Isaías 65:17-25; 66:22.)

Predicciones sobre un magnífico futuro

Isaías no es el único libro bíblico que predice un futuro maravilloso. De hecho, en toda la Biblia se describe proféticamente lo que Dios hará mediante su Reino gobernado por Cristo. * ¿Le gustaría vivir en ese mundo paradisíaco? La Biblia explica cuál es el propósito de Dios para el futuro y qué necesita hacer usted para formar parte de él. Si así lo desea, los testigos de Jehová con gusto le ayudarán a averiguarlo.

^ párr. 15 Si desea más información sobre el Reino de Dios y las bendiciones que reportará, consulte las págs. 76-85 del libro ¿Qué enseña realmente la Biblia?, editado por los testigos de Jehová.