Ir al contenido

Ir al índice

3. Consejos para preparar y guardar los alimentos

3. Consejos para preparar y guardar los alimentos

 3. Consejos para preparar y guardar los alimentos

UN COCINERO descuidado del antiguo Israel recogió unas calabazas silvestres, aunque las personas “no las conocían”, y las puso en un guiso. Los comensales, creyendo que la comida estaba envenenada, exclamaron: “Hay muerte en la olla” (2 Reyes 4:38-41).

Como ilustra este ejemplo, si no se pone atención al prepararla, la comida puede resultar muy dañina, incluso mortal. Para prevenir la intoxicación alimentaria, debemos aprender a preparar y guardar bien los alimentos. Veamos cuatro recomendaciones.

No descongelar a temperatura ambiente.

Según un informe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, aunque el centro de la carne esté todavía duro mientras se descongela, la capa externa puede haber entrado en la llamada zona de peligro, es decir, la franja de temperatura que oscila entre los 4 °C (40 °F) y los 60 °C (140 °F), donde las bacterias se multiplican rápidamente. Se recomienda, pues, descongelar los alimentos en el refrigerador, en el microondas o sumergidos en agua fría dentro de un envase hermético.

Cocinar por completo.

Según la Organización Mundial de la Salud, “con una cocción adecuada se pueden matar casi todos los microorganismos peligrosos”. Especialmente en sopas o guisos, debe alcanzarse un mínimo de 70 °C (158 °F). * Algunas personas comprueban la temperatura de la carne con un termómetro o la pinchan con un cuchillo para verificar que está cocida.

Servir enseguida.

Los alimentos cocinados no deben dejarse a temperatura ambiente por mucho tiempo. Hay que servirlos inmediatamente para evitar que se estropeen. Mantenga fríos los alimentos fríos y mantenga calientes los alimentos calientes. La carne puede conservarse caliente introduciéndola en un horno a unos 90 °C (200 °F).

Guardar las sobras adecuadamente.

Anita, madre polaca, sirve la mayoría de las comidas en cuanto las cocina. “Cuando veo que va a sobrar comida —dice⁠—, la congelo enseguida en pequeñas porciones para que sea más fácil descongelarla.” Si usted guarda las sobras en el refrigerador, no debe tardar más de tres o cuatro días en consumirlas.

Ahora bien, cuando vamos a un restaurante, confiamos la preparación de la comida a otras personas. ¿Cómo proteger a nuestra familia cuando comemos fuera de casa?

[Nota]

^ párr. 7 Algunos tipos de carne, como la de ave, deben cocinarse a temperaturas más altas.

[Recuadro de la página 6]

EDUQUE A SUS HIJOS. “Cuando mis hijos cocinan, les recuerdo que sigan las instrucciones que aparecen en el paquete.” (Yuk Ling, de Hong Kong.)