Ir al contenido

Ir al índice

“No queremos celebrar la Noche de Brujas”

“No queremos celebrar la Noche de Brujas”

 “No queremos celebrar la Noche de Brujas”

DE NUESTRO CORRESPONSAL EN BÉLGICA

A esa decisión llegó una clase de escolares de Tienen (Bélgica). ¿En qué se basaron para tomarla? En Bélgica, la celebración de la Noche de Brujas (conocida en algunos países como Halloween) es relativamente nueva. De hecho, el 31 de octubre de 2002 iba a ser la primera vez que se celebraría en esta escuela, así que, antes del día señalado, la maestra les encargó a sus alumnos un trabajo relacionado con la festividad. “Cuanto más horrible y grotesco, mejor”, les dijo.

Uno de los niños del grupo era Matthias, de 10 años. Él recordó haber leído sobre los peligros ocultos de celebraciones populares como Halloween en la revista ¡Despertad! del 8 de octubre de 2001, y sabía que la festividad incluía ciertas cosas que no le agradaban a Dios, por lo que redactó un informe basado en esos artículos. La maestra lo leyó con detenimiento y llegó a la conclusión de que esa fiesta no era tan inocente como la gente pensaba. Entonces le pidió a Matthias que hiciera una exposición sobre el tema ante la clase.

Cuando él empezó a hablar, parecía que algunos de sus compañeros no estaban atentos, pero todos quedaron absortos a medida que avanzó en su explicación. Después que Matthias concluyó, la maestra le preguntó a la clase si todavía querían celebrar la Noche de Brujas, y ellos respondieron al unísono: “¡No!”. Una niña exclamó: “¡Es horrorosa!”, y otro alumno dijo: “No me había dado cuenta de que esta fiesta muestra falta de respeto a los muertos”.

En el caso de Matthias, quien hasta entonces se había mostrado un tanto tímido, la experiencia le dio mucho ánimo para defender sus creencias bíblicas a pesar de las presiones. Ahora también lo respetan más como testigo de Jehová, tanto su maestra como sus condiscípulos.