Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Daniel 7:1-28

7  En el primer año de Belsasar*+ el rey de Babilonia,* Daniel mismo contempló un sueño y visiones de su cabeza sobre su cama.+ En aquel tiempo puso por escrito el sueño mismo.+ La narración completa de los asuntos informó.  Daniel se expresaba y decía:“Sucedió que contemplaba en mis visiones durante la noche, y, ¡pues vea!, los cuatro vientos*+ de los cielos estaban agitando el vasto mar.+  Y cuatro enormes bestias+ estaban saliendo del mar,+ y cada una era diferente+ de las otras.  ”La primera era como un león,+ y tenía las alas de un águila.+ Seguí contemplando hasta que sus alas fueron arrancadas, y fue alzada de la tierra+ y se le hizo pararse sobre dos pies justamente como un hombre, y se le dio el corazón de un hombre.+  ”Y, ¡pues vea!, otra bestia, una segunda, y esta era como un oso.+ Y de un lado estaba levantada,+ y había tres costillas en su boca entre sus dientes; y esto era lo que le decían: ‘Levántate, come mucha carne’.+  ”Después de esto seguí contemplando, y, ¡pues vea!, otra [bestia],* una como un leopardo,+ pero tenía cuatro alas de una criatura voladora en la espalda.* Y la bestia tenía cuatro cabezas,+ y se le dio gobernación en realidad.  ”Después de esto seguí contemplando en las visiones de la noche, y, ¡pues vea!, una cuarta bestia, espantosa y terrible y extraordinariamente fuerte.+ Y tenía dientes de hierro, grandes. Estaba devorando y triturando, y lo que quedaba lo estaba pisoteando con sus pies. Y era una cosa diferente de todas las [otras] bestias que habían sido antes de ella, y tenía diez cuernos.+  Seguí considerando los cuernos, y, ¡mire!, otro cuerno, uno pequeño,+ salió entre ellos, y hubo tres de los primeros cuernos que fueron arrancados de delante de él. Y, ¡mire!, había ojos como los ojos de un hombre en este cuerno, y había una boca que estaba hablando cosas grandiosas.+  ”Seguí contemplando hasta que se colocaron tronos*+ y el Anciano de Días*+ se sentó. La ropa de él era blanca justamente como la nieve,+ y el cabello de su cabeza era como lana limpia.+ Su trono era llamas de fuego;+ sus ruedas eran un fuego ardiente.+ 10  Había una corriente de fuego que fluía y salía de delante de él.+ Había mil millares que seguían ministrándole,*+ y diez mil veces diez mil que seguían de pie directamente delante de él.+ El Tribunal*+ tomó asiento, y hubo libros que se abrieron. 11  ”Seguí contemplando en aquel tiempo debido al sonido de las palabras grandiosas que el cuerno estaba hablando;+ seguí contemplando hasta que la bestia fue muerta y su cuerpo fue destruido y fue dado al fuego ardiente.+ 12  Pero en cuanto a las demás bestias,+ sus gobernaciones fueron quitadas, y hubo un alargamiento de vida que se les dio por un tiempo y sazón.*+ 13  ”Seguí contemplando en las visiones de la noche, y, ¡pues vea!, con las nubes+ de los cielos sucedía que venía alguien como un hijo del hombre;*+ y al Anciano de Días+ obtuvo acceso, y lo presentaron cerca, aun delante, de Aquel.+ 14  Y a él fueron dados gobernación+ y dignidad+ y reino,*+ para que los pueblos, grupos nacionales y lenguajes todos le sirvieran aun a él.+ Su gobernación es una gobernación de duración indefinida que no pasará, y su reino uno que no será reducido a ruinas.+ 15  ”En cuanto a mí, Daniel, mi espíritu* estaba angustiado dentro [de mí] a causa de ello, y las visiones mismas de mi cabeza empezaron a asustarme.+ 16  Me acerqué a uno de aquellos que estaban de pie, para solicitar de él información confiable acerca de todo esto.+ Y él me dijo, al pasar a hacerme saber la interpretación misma de los asuntos: 17  ”‘En cuanto a estas enormes bestias, porque son cuatro,+ hay cuatro reyes que se pondrán de pie desde la tierra.+ 18  Pero los santos+ del Supremo*+ recibirán el reino, y ellos tomarán posesión del reino+ para tiempo indefinido, aun para tiempo indefinido sobre tiempos indefinidos’. 19  ”Entonces fue cuando deseé asegurarme en cuanto a la cuarta bestia, que resultó diferente de todas las otras, extraordinariamente espantosa, los dientes de la cual eran de hierro y las garras de la cual eran de cobre, la cual devoraba [y] trituraba, y la cual pisoteaba con los pies hasta lo que quedaba;+ 20  y acerca de los diez cuernos que estaban en su cabeza,+ y el otro [cuerno]+ que subió y delante del cual* cayeron tres,+ aun aquel cuerno que tenía ojos y una boca que hablaba cosas grandiosas+ y cuya apariencia era mayor que la de sus compañeros. 21  ”Seguí contemplando cuando aquel mismo cuerno hizo guerra contra los santos, y prevalecía contra ellos,+ 22  hasta que vino el Anciano de Días+ y juicio mismo se dio a favor de los santos del Supremo,+ y llegó el tiempo definitivo en que los santos tomaron posesión del reino mismo.+ 23  ”Esto es lo que él dijo: ‘En cuanto a la cuarta bestia, hay un cuarto reino que llegará a existir en la tierra, que será diferente de todos los [demás] reinos; y devorará toda la tierra y la hollará y triturará.+ 24  Y en cuanto a los diez cuernos, de ese reino hay diez reyes que se levantarán;+ y hasta otro se levantará después de ellos, y él mismo será diferente de los primeros,+ y a tres reyes humillará.+ 25  Y hablará hasta palabras contra el Altísimo,*+ y hostigará continuamente* a los santos mismos del Supremo.*+ Y tendrá intención de cambiar tiempos*+ y ley,+ y ellos* serán dados en su mano por un tiempo, y tiempos y la mitad de un tiempo.*+ 26  Y el Tribunal* mismo procedió a sentarse,+ y finalmente le quitaron su propia gobernación, para aniquilar[lo] y destruir[lo] totalmente.*+ 27  ”’Y el reino y la gobernación y la grandeza de los reinos bajo todos los cielos fueron dados al pueblo que son los santos del Supremo.*+ Su* reino es un reino de duración indefinida,+ y todas las gobernaciones servirán y obedecerán aun a ellos’.+ 28  ”Hasta este punto es el final del asunto. En cuanto a mí, Daniel, mis propios pensamientos siguieron asustándome muchísimo, de modo que mi expresión misma cambió en mí; pero el asunto mismo lo guardé en mi propio corazón”.*+

Notas

Véase 5:1, n: “Belsasar”.
“Babilonia”, Vg; MSy: “Babel”; LXX: “tierra de Babylonía”; LXXBagster: “los caldeos”.
“Vientos de.” Aram.: ru·jéh; lat.: vén·ti.
“Bestia”, LXXSy; M omite esta palabra.
“Espalda”, Mmargen; M: “lados”.
O: “se colocó un magnífico trono”, si el sustantivo aram. está en pl. para denotar majestad.
“Y el Anciano de Días.” Aram.: we‛At·tíq Yoh·mín; lat.: An·tí·qu·us Di·é·rum.
“Seguían ministrándole.” Aram.: yescham·meschun·néh; lat.: mi·ni·strá·bant é·i.
Lit.: “El Juicio”. Aram.: Di·ná’; lat.: iu·dí·ci·um.
O: “por un tiempo y un tiempo señalado”. Aram.: ‛adh·zemán we‛id·dán; gr.: hé·os kjró·nou kai kai·róu; lat.: ús·que ad tém·pus et tém·pus.
“Alguien como un hijo del hombre.” Aram.: kevár ’enásch. Compárese con ven-’a·dhám, “y el hijo del hombre terrestre”, en Sl 8:4.
“Y reino.” Aram.: mal·kjú; lat.: ré·gnum.
“Mi espíritu.” Aram.: ru·jí; Th(gr.): pnéu·ma; lat.: spí·ri·tus.
O: “los santos del Altísimo”. Aram.: qad·di·schéh ‛El·yoh·nín (pl. de ‛El·yóhn), que con la palabra aram. para “santos” forma una segunda palabra en pl., o que copia la pluralidad de “santos” por estar tan cerca de esa expresión en la oración. Con toda probabilidad esto no tiene el objetivo de indicar que los “santos” sean altísimos. “Altísimo” está en sing. en LXXSyVg y en muchos mss heb.
O: “y para dejar lugar para el cual”.
“El Altísimo.” Aram.: ‛Il·lai·’á, sing.; gr.: Hý·psi·ston; lat.: Ex·cél·sum.
Lit.: “gastará”.
Véase v. 18, n.
“Tiempos.” Aram.: zim·nín.
“Ellos”, MSyVg; LXX: “todas las cosas”; LXXBagster: “ello”.
O: “por una sazón, y sazones y media sazón”. Aram.: ‛adh-‛id·dán we‛id·da·nín u·felágh ‛id·dán. Aquí we‛id·da·nín se toma en sentido dual, y por eso significa: “y dos tiempos”. Lexicon Linguae Aramaicae Veteris Testamenti, por E. Vogt, Roma, 1971, p. 124: “‘per tempus et (duo) tempora et dimidium tempus’ i. e. per 312 annos [‘por un tiempo y (dos) tiempos y medio tiempo’, es decir, por 312 años]”. Véanse BDB, p. 1105; KB, p. 1106; BHS, sobre Da 7:25, n: “b”; véanse también 4:16, n; 12:7, n: “Medio”.
Lit.: “Juicio”.
Lit.: “hasta el fin”.
Véase v. 18, n.
“Su”, refiriéndose al “pueblo que son los santos”.
La porción aram. que empezó en 2:4 termina aquí.