Deuteronomio 14:1-29

14  ”Ustedes son hijos de Jehová su Dios. No se hagan cortes+ ni se afeiten la frente* por un muerto.+  Porque tú eres un pueblo santo+ para Jehová tu Dios, y Jehová te ha escogido de entre todos los pueblos que hay sobre la tierra para que seas su pueblo, su propiedad especial.*+  ”No comas nada detestable.+  Estos son los animales que pueden comer:+ el toro, la oveja, la cabra,  el ciervo, la gacela, el corzo, la cabra montés, el antílope, la oveja salvaje y la oveja de las montañas.  Pueden comer cualquier animal que tiene la pezuña partida en dos y que es rumiante.  Pero no coman los siguientes animales que son rumiantes o tienen la pezuña partida: el camello, la liebre y el damán, porque son rumiantes pero no tienen la pezuña partida. Son impuros para ustedes.+  Tampoco se coman el cerdo, porque tiene la pezuña partida pero no es rumiante. Es impuro para ustedes. No coman la carne de estos animales ni toquen sus cadáveres.  ”Esto es lo que pueden comer de todo lo que vive en las aguas: pueden comer todo lo que tiene aletas y escamas.+ 10  Pero no coman nada que no tiene aletas ni escamas. Es impuro para ustedes. 11  ”Pueden comer cualquier ave pura. 12  Pero no se coman las siguientes: el águila, el águila pescadora, el buitre negro,+ 13  el milano real, el milano negro, ningún otro tipo de milano, 14  ningún tipo de cuervo, 15  el avestruz, la lechuza, la gaviota, ningún tipo de halcón, 16  el mochuelo, el búho chico, el cisne, 17  el pelícano, el buitre, el cuervo marino, 18  la cigüeña, ningún tipo de garza, la abubilla ni tampoco el murciélago. 19  Todo animal con alas que enjambra en la tierra* también es impuro para ustedes. No lo coman. 20  Pueden comer cualquier animal volador puro. 21  ”No comas ningún animal encontrado muerto.+ Puedes dárselo al residente extranjero que está dentro de tus ciudades* y él puede comerlo, o puedes vendérselo a un extranjero. Porque tú eres un pueblo santo para Jehová tu Dios. ”No hiervas un cabrito en la leche de su madre.+ 22  ”Tienes que dar sin falta la décima parte* de todo lo que tu semilla produzca en el campo año tras año.+ 23  Comerás la décima parte de tus cereales, tu vino nuevo, tu aceite y el primogénito de tu ganado vacuno y de tu rebaño delante de Jehová tu Dios en el lugar que él escoja para que su nombre resida allí,+ a fin de que aprendas a temer siempre a Jehová tu Dios.+ 24  ”En caso de que el viaje sea muy largo y no puedas llevar estas cosas al lugar que Jehová tu Dios escoja como lugar para su nombre+ porque ese lugar te queda lejos (porque Jehová tu Dios te bendecirá), 25  podrás cambiarlas por dinero, y con el dinero en mano viajar al lugar que Jehová tu Dios escogerá. 26  Entonces podrás gastar el dinero en lo que desees: vacas, ovejas, cabras, vino y otras bebidas alcohólicas, y en cualquier otra cosa que quieras.* Allí comerás delante de Jehová tu Dios y te alegrarás, tú y los de tu casa.+ 27  Y no abandones al levita que está dentro de tus ciudades,+ porque él no tiene parte ni herencia contigo.+ 28  ”Cada tres años debes traer la décima parte de tu producción de ese año y depositarla dentro de tus ciudades.+ 29  Entonces el levita —que no tiene parte ni herencia contigo—, el residente extranjero, el huérfano de padre y la viuda que están dentro de tus ciudades vendrán y comerán hasta quedar satisfechos,+ para que Jehová tu Dios te bendiga en todo lo que hagas.+

Notas

Lit. “ni pongan (hagan) calvicie entre sus ojos”.
O “posesión valiosa”.
O “Todo insecto alado”.
Lit. “puertas”.
O “el diezmo”.
O “que te pida tu alma”.

Notas de estudio

Multimedia