Segundo Libro de las Crónicas 35:1-27

35  Josías celebró una Pascua+ para Jehová en Jerusalén, y mataron los animales del sacrificio de la Pascua+ el día 14 del primer mes.+  Colocó a los sacerdotes en sus funciones y los animó a cumplir con su servicio en la casa de Jehová.+  Entonces les dijo a los levitas, los instructores de todo Israel,+ los que eran santos para Jehová: “Pongan el Arca santa en la casa que construyó Salomón hijo de David, el rey de Israel.+ Ya no tienen que llevarla sobre los hombros.+ Ahora sirvan a Jehová su Dios y al pueblo de él, Israel.  Y prepárense según sus casas paternas, según sus divisiones, de acuerdo con lo que escribieron el rey David+ de Israel y su hijo Salomón.+  Pónganse en el lugar santo agrupados según las casas paternas de sus hermanos, el resto del pueblo;* para cada una de ellas debe haber un grupo de la casa paterna de los levitas.  Maten los animales del sacrificio de la Pascua,+ santifíquense y hagan preparativos para sus hermanos, a fin de cumplir las palabras de Jehová transmitidas mediante Moisés”.  Josías les dio rebaños —corderos y cabritos— a todos los presentes del pueblo para los sacrificios de la Pascua, 30.000 en total, además de 3.000 reses. Todo esto provenía de los bienes del rey.+  Sus príncipes también dieron una contribución como ofrenda voluntaria para el pueblo, los sacerdotes y los levitas. Hilquías,+ Zacarías y Jehiel, los líderes de la casa del Dios verdadero, les dieron a los sacerdotes 2.600 animales para el sacrificio de la Pascua y 300 reses.  Conanías y sus hermanos Semaya y Netanel, junto con Hasabías, Jeiel y Jozabad, los jefes de los levitas, les dieron a los levitas 5.000 animales para el sacrificio de la Pascua y 500 reses. 10  Todo quedó preparado para el servicio, los sacerdotes ocuparon sus puestos y los levitas se colocaron según sus divisiones,+ como lo había mandado el rey. 11  Mataron los animales del sacrificio de la Pascua+ y, mientras los levitas los despellejaban,+ los sacerdotes salpicaban la sangre que recibían de ellos.+ 12  Luego prepararon las ofrendas quemadas para distribuirlas entre el resto del pueblo —que estaba agrupado según las casas paternas— para que pudieran ofrecérselas a Jehová como está escrito en el libro de Moisés; e hicieron lo mismo con las reses. 13  Cocinaron* la ofrenda de la Pascua en el fuego, según la costumbre;+ y las ofrendas santas las cocinaron en ollas, calderos y sartenes, después de lo cual se las llevaron rápido al resto del pueblo. 14  Entonces los levitas prepararon la comida de la Pascua para sí mismos y para los sacerdotes, porque los sacerdotes —los descendientes de Aarón— estuvieron ofreciendo los sacrificios quemados y la grasa hasta el anochecer. Así que los levitas prepararon la comida para sí mismos y para los sacerdotes, los descendientes de Aarón. 15  Y los cantores, los hijos de Asaf,+ estaban en sus puestos de acuerdo con las órdenes de David,+ Asaf,+ Hemán y Jedutún,+ el hombre de visiones del rey; y los porteros estaban en las distintas puertas.+ No había necesidad de que dejaran su servicio, porque sus hermanos los levitas lo prepararon todo para ellos. 16  Así que, en aquel día, todo el servicio de Jehová quedó preparado para celebrar la Pascua+ y ofrecer en el altar de Jehová las ofrendas quemadas, de acuerdo con la orden del rey Josías.+ 17  Los israelitas que estaban presentes celebraron la Pascua en aquella ocasión y la Fiesta de los Panes Sin Levadura durante siete días.+ 18  Nunca se había celebrado en Israel una Pascua como esa desde los días del profeta Samuel; y ninguno de los otros reyes de Israel había celebrado una Pascua como la que celebraron Josías,+ los sacerdotes, los levitas y todos los de Judá e Israel que estaban presentes, así como los habitantes de Jerusalén. 19  Esta Pascua se celebró en el año 18 del reinado de Josías. 20  Después de todo esto, después de que Josías restauró el templo,* el rey Nekó+ de Egipto subió para pelear en Carquemis, junto al Éufrates. Entonces Josías salió a enfrentarse con él.+ 21  Por eso él le envió mensajeros para decirle: “Rey de Judá, ¿qué tiene que ver esto contigo? Hoy no vengo a enfrentarme a ti, voy a luchar contra otra casa, y Dios dice que debo apresurarme. Por tu propio bien, no te opongas a Dios, que está conmigo. Si lo haces, él acabará contigo”. 22  Pero Josías no quiso retroceder, sino que se disfrazó+ para pelear contra él. No escuchó las palabras de Nekó, que venían de la boca de Dios, y fue a pelear a la llanura de Meguidó.+ 23  Los arqueros le dispararon al rey Josías, y él les dijo a sus siervos: “Sáquenme de aquí, que estoy malherido”. 24  Así que sus siervos lo sacaron del carro, lo montaron en su segundo carro de guerra y lo trajeron a Jerusalén. Así murió y fue enterrado en la tumba de sus antepasados.+ Todo Judá y todo Jerusalén se pusieron de duelo por Josías. 25  Jeremías+ cantó una canción de lamento por Josías, y hasta el día de hoy todos los cantores y las cantoras+ siguen cantando sobre Josías en sus canciones de duelo.* Se tomó la decisión de que estas debían cantarse en Israel, y están escritas entre las canciones de duelo. 26  En cuanto al resto de la historia de Josías, sus obras de amor leal al obedecer lo que está escrito en la Ley de Jehová 27  y las cosas que hizo, está todo escrito de principio a fin en el Libro de los Reyes de Israel y de Judá.+

Notas

Lit. “los hijos del pueblo”.
O quizás “Asaron”.
Lit. “la casa”.
O “endechas”.

Notas de estudio

Multimedia