Una conversación que empieza bien puede terminar mal. ¿Qué puedes hacer para evitarlo?