TESOROS DE LA BIBLIA

Jehová convierte una maldición en una bendición

Jehová convierte una maldición en una bendición

Los moabitas intentaron hacerles daño a los israelitas (Nú 22:3-6).

Jehová salvó a su pueblo (Nú 22:12, 34, 35; 23:11, 12).

Ningún enemigo de Jehová puede vencerlo (Nú 24:12, 13; bt pág. 53 párr. 5; it-2 pág. 250).

Nada, ni siquiera la persecución o los desastres naturales, puede impedir que se haga la voluntad de Dios. Nada impedirá que se prediquen las buenas noticias. Cuando tenemos problemas, ¿confiamos en Jehová y seguimos sirviéndole pase lo que pase?