TESOROS DE LA BIBLIA

¿Por qué no debemos ser quejumbrosos?

¿Por qué no debemos ser quejumbrosos?

Porque eso no le agrada a Dios (Nú 11:1; w01 15/6 pág. 17 párr. 20).

Porque seríamos egoístas y desagradecidos (Nú 11:4-6; w06 15/7 pág. 15 párr. 7).

Porque desanimaríamos a otros (Nú 11:10-15; it-2 pág. 855 párr. 2).

Los israelitas pasaron momentos muy difíciles en el desierto. Aun así, tenían mucho que agradecer. Meditar con frecuencia en las bendiciones que nos da Jehová nos ayudará a no ser quejumbrosos.