¿Quiénes fueron “los tres reyes magos” que siguieron “la estrella de Belén”?

¿Quiénes fueron “los tres reyes magos” que siguieron “la estrella de Belén”?

La respuesta que da la Biblia

La tradición navideña habla de “tres reyes magos” o “tres sabios de oriente” que viajaron para ver a Jesús después de su nacimiento, pero la Biblia no usa ninguno de esos términos (Mateo 2:1). Más bien, el escritor del Evangelio de Mateo usó la palabra griega magoi para referirse a esos viajeros que visitaron a Jesús. Lo más probable es que esa palabra se refiera a expertos en astrología y otras prácticas ocultistas. * Varias traducciones de la Biblia los llaman “astrólogos” o “magos”. *

 ¿Cuántos eran?

La Biblia no lo dice, y existen muchas opiniones diferentes sobre cuántos eran. La Enciclopedia Católica (versión digital) dice: “La narración evangélica no menciona el número de Magos, y no hay una tradición cierta sobre esta materia. Varios Padres hablan de tres Magos; en realidad se hallan influenciados por el número de regalos. En el Oriente, la tradición habla de doce”.

 ¿De verdad eran reyes?

Aunque las tradiciones navideñas los describen como reyes, la Biblia no los llama así. Según la Encyclopedia Britannica, se les empezó a llamar reyes siglos después para “adornar el relato”.

 ¿Cómo se llamaban?

La Biblia no revela los nombres de los astrólogos. La Gran Enciclopedia Espasa dice que “una tradición posterior les atribuyó los nombres de Melchor, Gaspar y Baltasar”.

 ¿Cuándo visitaron a Jesús?

Es probable que los astrólogos visitaran a Jesús algunos meses después de su nacimiento. Lo sabemos porque el rey Herodes, que quería matar a Jesús, ordenó la matanza de los niños de dos años de edad o menos. Calculó ese rango de edad con la información que le dieron los astrólogos (Mateo 2:16).

Los astrólogos no visitaron a Jesús la noche que nació. La Biblia dice: “Cuando entraron en la casa vieron al niñito con María su madre” (Mateo 2:9). Esto indica que, para ese entonces, la familia estaba viviendo en una casa y que Jesús ya no era un bebé recién nacido que estaba en un pesebre (Lucas 2:16).

 ¿Les pidió Dios que siguieran “la estrella de Belén”?

Algunas personas creen que Dios envió “la estrella de Belén” para guiar a los astrólogos hasta Jesús. Eso no pudo ser así, veamos por qué.

  • Lo que parecía ser una estrella condujo a los astrólogos primero a Jerusalén. La Biblia dice: “Astrólogos de las partes orientales vinieron a Jerusalén, diciendo: ‘¿Dónde está el que nació rey de los judíos? Porque vimos su estrella cuando estábamos en el Oriente, y hemos venido a rendirle homenaje’” (Mateo 2:1, 2).

  • El rey Herodes, no “la estrella”, fue el primero en dirigir a los astrólogos a Belén. Cuando Herodes escuchó hablar de un “rey de los judíos”, que consideró su rival, preguntó dónde nacería el Mesías prometido (Mateo 2:3-6). Y al enterarse de que debía nacer en Belén, les dijo a los astrólogos que fueran allí, buscaran al niño y volvieran para informarle.

Fue entonces cuando los astrólogos se dirigieron a Belén. La Biblia dice: “Habiendo oído al rey, ellos siguieron su camino; y, ¡mire!, la estrella que habían visto cuando estaban en el Oriente iba delante de ellos, hasta que llegó y se detuvo encima de donde estaba el niñito” (Mateo 2:9).

  • Esa “estrella” puso en marcha una serie de sucesos que amenazaron la vida de Jesús y que provocaron el asesinato de muchos niños inocentes. Cuando los astrólogos se fueron de Belén, Dios les advirtió en un sueño que no volvieran con Herodes (Mateo 2:12).

¿Cómo reaccionó Herodes? La Biblia dice: “Herodes, viendo que los astrólogos habían resultado más astutos que él, se enfureció mucho, y envió e hizo que eliminaran a todos los muchachitos en Belén y en todos sus distritos, de dos años de edad para abajo, conforme al tiempo que había averiguado cuidadosamente de los astrólogos” (Mateo 2:16). Dios jamás habría provocado algo tan horrible (Job 34:10).

^ párr. 3 Según Heródoto, historiador griego del siglo quinto antes de nuestra era, los magoi pertenecían a una casta de los medos (persas) especializada en astrología e interpretación de sueños.

^ párr. 3 Vea la Nueva Reina-Valera, la Nueva Versión Internacional, la Biblia de Jerusalén y las Escrituras de Restauración. Además, La Palabra de Dios para Todos se refiere a estos visitantes como “sabios”, pero no dice que fueran tres.