Cómo ponernos para siempre la nueva personalidad

Cómo ponernos para siempre la nueva personalidad

“Vístanse de la nueva personalidad” (COL. 3:10).

CANCIONES: 43, 27

1, 2. a) ¿Por qué sabemos que podemos ponernos la nueva personalidad? b) ¿Qué cualidades de la nueva personalidad encontramos en Colosenses 3:10-14?

LA EXPRESIÓN “nueva personalidad” aparece dos veces en la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras (Efes. 4:24; Col. 3:10). Se refiere a una personalidad “creada conforme a la voluntad de Dios”. ¿Podemos ponernos esa nueva personalidad? Sí, porque Jehová nos creó a su imagen. Así que podemos imitar sus hermosas cualidades (Gén. 1:26, 27; Efes. 5:1).

2 Es verdad que todos heredamos la imperfección de Adán y Eva, y que por eso tenemos malos deseos. Además, el entorno puede influir mucho en nosotros. Pero podemos llegar a ser la clase de personas que Jehová desea gracias a su amorosa ayuda. Para fortalecer nuestro deseo de lograrlo, en este artículo analizaremos varias cualidades de la nueva personalidad sobre las que Pablo escribió en la Biblia (Col. 3:10-14). Y también veremos cómo demostrarlas en la predicación.

MANTENGÁMONOS UNIDOS

3. ¿Cuál es una característica de la nueva personalidad?

3 Después de animarnos a ponernos la nueva personalidad, Pablo indicó que una característica muy importante de esta es la imparcialidad. En Colosenses 3:11 dijo: “No hay ni griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, extranjero, escita, esclavo, libre”. * Ningún miembro de la congregación debe creerse mejor que los demás debido a su raza, nacionalidad o posición social. ¿Por qué no? Porque los verdaderos cristianos son “una persona”, es decir, están todos unidos (Gál. 3:28).

4. a) ¿Cómo tienen que tratarse unos a otros los siervos de Dios? b) ¿Qué puede hacer difícil que los cristianos estemos unidos?

4 Cuando nos ponemos la nueva personalidad, tratamos a todo el mundo con respeto y dignidad sin importar su raza o posición social (Rom. 2:11). Esto no es fácil en algunas partes del mundo. Por ejemplo, en el pasado el gobierno de Sudáfrica separó a las personas según la raza. Había barrios para gente de raza blanca, comunidades para gente de raza negra y zonas para mestizos. La mayoría de los Testigos continúan viviendo en esos lugares. Pero el Cuerpo Gobernante quería animar a los hermanos a seguir el consejo de 2 Corintios 6:13, donde dice: “Ensánchense”. Por eso, en octubre de 2013 puso en marcha un programa especial para que los hermanos se conocieran mejor unos a otros. ¿En qué consistía?

5, 6. a) ¿Qué se hizo en un país para fortalecer la unidad de los hermanos? (Vea las fotos del principio). b) ¿Cuáles han sido los resultados?

5 El programa consistía en que los hermanos de dos congregaciones de diferente idioma o raza pasaran tiempo juntos algunos fines de semana. Predicaban y asistían juntos a las reuniones y se invitaban unos a otros a sus casas. Participaron en este programa cientos de congregaciones. La sucursal recibió muchos comentarios positivos incluso de personas que no eran Testigos. Por ejemplo, un ministro religioso dijo: “No soy Testigo, pero admito que su obra está muy bien organizada y que hay unidad racial entre ustedes”. ¿Qué efecto tuvo este programa en los hermanos?

6 Al principio, una hermana que habla el idioma xhosa llamada Noma dudaba en invitar a su humilde hogar a los hermanos blancos de una congregación de habla inglesa. Pero, después de predicar con ellos y de estar en su casa, exclamó: “¡Son como nosotros! ¡Son gente normal!”. Así que, cuando a su congregación le tocó recibir a los hermanos de la congregación inglesa, preparó una comida e invitó a algunos a su casa. Uno de los invitados era un anciano de raza blanca. Ella dijo: “Me impresionó que no le importara sentarse en una caja de plástico casi en el suelo”. Este programa continúa activo. Gracias a él, muchos hermanos y hermanas han hecho nuevos amigos y están decididos a seguir conociendo mejor a hermanos de diferentes razas o culturas.

VISTÁMONOS DE COMPASIÓN Y BONDAD

7. ¿Por qué tenemos que seguir mostrando compasión?

7 Mientras vivamos en el mundo de Satanás, seguiremos sufriendo debido al desempleo, las enfermedades graves, la persecución, los desastres naturales, los robos y otros problemas. Necesitamos sentir verdadera compasión para ayudarnos unos a otros. La compasión nos motivará a actuar con bondad (Efes. 4:32). Estas cualidades de la nueva personalidad nos ayudarán a imitar a Dios y a consolar a los demás (2 Cor. 1:3, 4).

8. ¿Cuáles serán los resultados si mostramos compasión y bondad a todos en la congregación? Dé un ejemplo.

8 Es posible que en nuestra congregación haya hermanos que han venido de otro país o que tienen pocos recursos económicos. ¿Cómo les mostramos mayor bondad? Haciéndonos sus amigos y ayudándolos a ver que son valiosos en la congregación (1 Cor. 12:22, 25). Veamos el caso de Dannykarl, que se mudó de Filipinas a Japón. En el trabajo, no lo trataban tan bien como a los empleados japoneses. Pero un día fue a una reunión de los testigos de Jehová. Él recuerda: “Casi todos eran japoneses. Pero me recibieron con cariño, como si nos conociéramos de siempre”. Los hermanos siguieron tratándolo con bondad, y eso lo ayudó a hacerse amigo de Dios. Se bautizó y hoy es anciano. Los demás ancianos consideran que él y su esposa, Jennifer, son de gran ayuda en la congregación. Dicen: “Esta pareja de precursores lleva una vida muy sencilla y son un ejemplo de lo que significa buscar primero el Reino” (Luc. 12:31).

9. ¿Qué recompensas han recibido algunos hermanos por mostrar compasión en el ministerio?

9 La predicación nos da una magnífica oportunidad de hacer “lo que es bueno para con todos” (Gál. 6:10). Muchos Testigos han empezado a estudiar un nuevo idioma porque sienten compasión por los inmigrantes (1 Cor. 9:23). Esto ha tenido muchos beneficios. Por ejemplo, una precursora de Australia llamada Tiffany quería ayudar en una congregación de habla suajili de la ciudad de Brisbane. Aunque le costó mucho aprender el idioma, siente que se enriqueció su vida. Dice: “Quien quiera vivir experiencias emocionantes en la predicación debería servir en una congregación de otro idioma. Es como viajar sin salir de tu ciudad. Y puedes disfrutar de la maravillosa unidad de la hermandad mundial”.

¿Qué motiva a los cristianos a ayudar a los inmigrantes? (Vea el párrafo 10).

10. ¿Qué recompensas han recibido otros hermanos por mostrar compasión en el ministerio?

10 Veamos también el caso de una familia de Japón. La hija, que se llama Sakiko, cuenta: “En la década de 1990, encontrábamos muchos inmigrantes brasileños en la predicación. Cuando les leíamos en su Biblia en portugués textos como Revelación 21:3, 4 o Salmo 37:10, 11, 29, prestaban atención y a veces hasta lloraban”. Pero la compasión que esta familia sentía los motivó a hacer más. Sakiko añade: “Cuando vimos el gran deseo que tenían de conocer a Jehová, decidimos estudiar portugués”. Tiempo después, ayudaron a formar una congregación de habla portuguesa. Con los años, han ayudado a muchos inmigrantes a hacerse siervos de Jehová. Sakiko dice: “Tuvimos que esforzarnos mucho para aprender el idioma, pero las recompensas valieron muchísimo la pena. Le damos muchas gracias a Jehová” (lea Hechos 10:34, 35).

VISTÁMONOS DE HUMILDAD

11, 12. a) ¿Por qué debemos tener el motivo apropiado para ponernos la nueva personalidad? b) ¿Qué nos ayudará a seguir siendo humildes?

11 El motivo para ponernos la nueva personalidad debe ser dar honra a Jehová, no recibir elogios de los hombres. Recordemos que un ángel perfecto pecó porque se volvió orgulloso (compare con Ezequiel 28:17). A nosotros nos resulta mucho más difícil evitar el orgullo porque somos imperfectos. Pese a ello, podemos vestirnos de humildad. ¿Cómo?

12 Tenemos que dedicar tiempo todos los días a leer la Biblia y a meditar (Deut. 17:18-20). Algo que nos ayudará mucho es pensar en las enseñanzas de Jesús y en su maravilloso ejemplo de humildad (Mat. 20:28). Él fue tan humilde que incluso les lavó los pies a los apóstoles (Juan 13:12-17). También debemos pedirle a Dios con frecuencia que nos dé su espíritu a fin de luchar contra cualquier tendencia a creernos superiores a los demás (Gál. 6:3, 4; Filip. 2:3).

13. ¿Qué recompensas recibiremos si somos humildes?

13 (Pro. 22:4). Jehová quiere que todos sus siervos seamos humildes. Si lo somos, recibiremos muchas recompensas. Por ejemplo, contribuiremos a la unidad y la paz de la congregación. Además, Jehová nos dará su bondad inmerecida. El apóstol Pedro dijo: “Todos ustedes cíñanse con humildad mental los unos para con los otros, porque Dios se opone a los altivos, pero da bondad inmerecida a los humildes” (1 Ped. 5:5).

VISTÁMONOS DE APACIBILIDAD Y PACIENCIA

14. ¿Quién es el mejor ejemplo de apacibilidad y paciencia?

14 Hoy día, hay quienes consideran que las personas apacibles o calmadas y pacientes son débiles. Pero no es así. Estas hermosas cualidades vienen de Jehová, la persona más poderosa del universo. Él es el mejor ejemplo de apacibilidad y paciencia (2 Ped. 3:9). Esto lo vemos en cómo respondió mediante sus ángeles a las preguntas que le hicieron Abrahán y Lot (Gén. 18:22-33; 19:18-21). Y también lo vemos en lo paciente que fue con la desobediente nación de Israel durante más de mil quinientos años (Ezeq. 33:11).

15. ¿Qué ejemplo nos dio Jesús?

15 Jesús fue “de genio apacible” (Mat. 11:29). Fue muy paciente con las debilidades de sus discípulos. Cuando estuvo en la Tierra, aguantó que sus enemigos religiosos lo criticaran y lo acusaran injustamente. Además, fue apacible y paciente hasta la muerte. Mientras sufría un inmenso dolor en el madero de tormento, le pidió a Jehová que perdonara a los que le daban muerte. Dijo: “No saben lo que hacen” (Luc. 23:34). Como hemos visto, Jesús fue apacible y paciente a pesar de los peores sufrimientos. ¡Qué magnífico ejemplo nos dio! (Lea 1 Pedro 2:21-23).

16. ¿Cómo podemos demostrar apacibilidad y paciencia?

16 ¿Cómo podemos demostrar apacibilidad y paciencia? Una manera es perdonando a los demás. Pablo escribió a los cristianos: “Continúen soportándose unos a otros y perdonándose liberalmente unos a otros si alguno tiene causa de queja contra otro. Como Jehová los perdonó liberalmente a ustedes, así también háganlo ustedes” (Col. 3:13). Es evidente que tenemos que ser apacibles y pacientes para obedecer este mandato. Al hacerlo, contribuimos a que la congregación esté unida.

17. ¿Por qué son importantes la apacibilidad y la paciencia?

17 Jehová nos manda vestirnos de apacibilidad y paciencia. Estas cualidades son imprescindibles si queremos vivir en el nuevo mundo (Mat. 5:5; Sant. 1:21). Lo más importante es que, si las cultivamos, honraremos a Jehová y ayudaremos al prójimo a obedecer lo que enseña la Biblia (Gál. 6:1; 2 Tim. 2:24, 25).

VISTÁMONOS DE AMOR

18. ¿Qué relación hay entre el amor y la imparcialidad?

18 Todas las cualidades que hemos examinado en este artículo están muy relacionadas con el amor. Por ejemplo, el discípulo Santiago tuvo que corregir a sus hermanos porque trataban a los ricos mejor que a los pobres. Les explicó que eso iba en contra de este mandato de Dios: “Tienes que amar a tu prójimo como a ti mismo”. Luego añadió: “Si continúan mostrando favoritismo, están obrando un pecado” (Sant. 2:8, 9). Si amamos al prójimo, no tendremos prejuicios contra nadie debido a su nivel de estudios, su raza o su posición social. La imparcialidad no se puede fingir, sino que tiene que formar parte de nuestra personalidad.

19. ¿Por qué es importante que nos vistamos de amor?

19 El amor es también “sufrido y bondadoso” y “no se hincha” (1 Cor. 13:4). Así que necesitamos paciencia, bondad y humildad para seguir llevando a la gente el mensaje del Reino (Mat. 28:19). Estas cualidades también nos ayudan a llevarnos bien con todos los hermanos de la congregación. Si todos demostramos este amor, las congregaciones estarán más unidas y honrarán a Jehová. Además, otras personas se sentirán atraídas a la verdad. Por eso, la descripción que hace la Biblia de la nueva personalidad concluye con estas palabras: “Además de todas estas cosas, vístanse de amor, porque es un vínculo perfecto de unión” (Col. 3:14).

“SER HECHOS NUEVOS”, UN PROCESO CONSTANTE

20. a) ¿Qué preguntas debemos hacernos, y por qué? b) ¿Qué esperamos con anhelo?

20 Todos debemos preguntarnos: “¿Qué más puedo hacer para quitarme para siempre la vieja personalidad?”. Tenemos que suplicarle a Jehová que nos ayude y esforzarnos al máximo por eliminar los pensamientos y acciones que nos impedirían heredar el Reino de Dios (Gál. 5:19-21). También debemos preguntarnos: “¿Sigo cambiando mi modo de pensar a fin de agradar a Jehová?”. Mientras seamos imperfectos, la lucha para “ser hechos nuevos” y ponernos la nueva personalidad será un proceso constante (Efes. 4:23, 24). ¡Qué maravillosa será la vida cuando todos los seres humanos sean perfectos y tengan puesta para siempre la nueva personalidad!

^ párr. 3 En tiempos bíblicos, las personas consideraban incivilizados a los escitas y los despreciaban.