Ir al contenido

Ir al índice

 PREGUNTA 2

¿Cómo puede usted conocer a Dios?

“Este libro de la Ley no debe apartarse de tu boca, y tienes que leerlo y meditar en él día y noche, a fin de que obedezcas cuidadosamente todo lo que está escrito en él; porque entonces te irá bien en tu camino y entonces actuarás con sabiduría”.

Josué 1:8

“Y siguieron leyendo en voz alta el libro de la Ley del Dios verdadero y explicando con claridad lo que quería decir. Así ayudaron al pueblo a entender lo que se estaba leyendo”.

Nehemías 8:8

“Feliz el hombre que no anda según los consejos de los malvados [...], sino que disfruta con la ley de Jehová; día y noche lee su ley y medita en ella. [...] Todo lo que él haga tendrá éxito”.

Salmo 1:1-3

“Felipe corrió al lado y oyó que él estaba leyendo en voz alta al profeta Isaías. Entonces le preguntó: ‘¿De veras entiendes lo que estás leyendo?’. Él le respondió: ‘¿Y cómo voy a entenderlo sin alguien que me enseñe?’”.

Hechos 8:30, 31

 “Porque sus cualidades invisibles —su poder eterno y divinidad— se ven claramente desde la creación del mundo, pues se perciben por las cosas creadas, de modo que ellos no tienen excusa”.

Romanos 1:20

“Reflexiona sobre estas cosas; dedícate de lleno a ellas, para que todos vean claramente tu progreso”.

1 Timoteo 4:15

“Y estemos pendientes unos de otros para motivarnos a mostrar amor y a hacer buenas obras, sin dejar de reunirnos”.

Hebreos 10:24, 25

“Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, que se la pida constantemente a Dios, y la recibirá, porque él da generosamente a todos y sin reproches”.

Santiago 1:5