Un resumen de la profecía de Ageo, en la que se destaca la importancia de poner la adoración a Dios en primer lugar.