Ir al contenido

Ir al índice

El bautismo es un requisito para los cristianos

El bautismo es un requisito para los cristianos

“Lo que corresponde a esto ahora también los está salvando a ustedes, a saber, el bautismo” (1 PED. 3:21).

CANCIONES: 76

1, 2. a) ¿Cómo reaccionan algunos cristianos cuando sus hijos les dicen que quieren bautizarse? b) ¿Por qué se les pregunta a los candidatos al bautismo si se han dedicado a Jehová? (Vea la foto del principio).

MARÍA se pone de pie junto con el resto de los candidatos al bautismo. Sus padres la miran mientras responde con voz alta y clara las dos preguntas que hace el discursante. Poco después, esta jovencita se bautiza.

2 Sus padres están orgullosos de que haya decidido dedicarse sin reservas a Jehová y bautizarse. Pero hasta hace poco su madre estaba algo preocupada. Se preguntaba: “¿Será muy joven para bautizarse? ¿Entiende de verdad la seriedad de lo que va a hacer? ¿Sería mejor que esperara?”. Muchos padres se hacen estas preguntas cuando sus queridos hijos les dicen que quieren bautizarse (Ecl. 5:5). Y es normal, pues dedicarse y bautizarse son los pasos más importantes que da el cristiano (vea el recuadro “ ¿Ha dedicado su vida a Jehová?”).

3, 4. a) ¿Qué comparación puso Pedro para destacar la importancia del bautismo? b) ¿Por qué se puede comparar el bautismo a la construcción del arca?

3 El apóstol Pedro habló de la construcción del arca de Noé y dijo: “Lo que corresponde a esto ahora también los está salvando a ustedes, a saber, el bautismo” (lea 1 Pedro 3:20, 21). El arca sirvió para demostrar a la vista de todo el mundo que Noé estaba dedicado a hacer la voluntad de Dios. Tenía fe e hizo lo que le mandó Jehová. Gracias a eso, él y su familia sobrevivieron al Diluvio. ¿Qué quiso enseñar Pedro?

4 Cuando las personas veían el arca, sabían que Noé tenía fe en Dios. De manera parecida, cuando la gente ve a alguien bautizarse, sabe que es un discípulo cristiano y que se ha dedicado a Jehová porque tiene fe en Cristo resucitado. Al igual que Noé, los discípulos dedicados obedecen a Dios y llevan a cabo la obra que les ha dado. Jehová salvó a Noé cuando llegó el Diluvio. Del mismo modo, salvará a sus siervos bautizados fieles cuando llegue el fin de este mundo malvado (Mar. 13:10; Rev. 7:9, 10). Así que es muy importante dedicarse y bautizarse. Quien retrasa sin necesidad su bautismo pone en peligro su esperanza de vivir para siempre.

5. ¿Qué vamos a analizar en este artículo?

5 En vista de la seriedad del bautismo, conviene que respondamos tres preguntas. Primero, ¿qué enseña la Biblia sobre el bautismo? Segundo, ¿qué pasos hay que dar antes de bautizarse? Y, tercero, ¿por qué debemos tener presente la importancia del bautismo cuando damos clases de la Biblia a nuestros hijos o a otra persona?

QUÉ ENSEÑA LA BIBLIA SOBRE EL BAUTISMO

6, 7. a) ¿Qué significaba el bautismo que realizaba Juan? b) ¿Qué bautismo tuvo un propósito diferente, y por qué?

6 La primera vez que la Biblia habla del bautismo se refiere al que hacía Juan el Bautista (Mat. 3:1-6). Las personas que iban a que Juan las bautizara lo hacían para demostrar que se arrepentían de desobedecer la Ley de Moisés. Sin embargo, hay que destacar que el propósito del bautismo más importante que realizó Juan fue diferente. Él tuvo el magnífico honor de bautizar a Jesús, el hijo de Dios en la Tierra (Mat. 3:13-17). Como era perfecto, no necesitaba arrepentirse de ningún pecado (1 Ped. 2:22). En realidad, se bautizó para demostrar que estaba preparado para emplear su vida en hacer la voluntad de Dios (Heb. 10:7).

7 Durante el ministerio de Jesús, sus discípulos también bautizaron a otras personas (Juan 3:22; 4:1, 2). ¿Para qué servían esos bautismos? Para lo mismo que el de las personas a las que bautizó Juan: demostrar que se habían arrepentido de desobedecer la Ley. Pero, después de la muerte y la resurrección de Jesús, el bautismo de los que querían ser sus discípulos tenía un significado muy diferente.

8. a) ¿Qué mandato dio Jesús resucitado a sus discípulos? b) ¿Por qué tienen que bautizarse los cristianos?

8 En el año 33, Jesús resucitado se les apareció a más de quinientos hombres, mujeres y tal vez incluso niños. Quizá fue entonces cuando dijo: “Vayan, por lo tanto, y hagan discípulos de gente de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del espíritu santo, enseñándoles a observar todas las cosas que yo les he mandado” (Mat. 28:19, 20; 1 Cor. 15:6). Así que al parecer había cientos de seguidores suyos presentes cuando dio el mandato de hacer discípulos. Además, dijo que todo el que quería llevar su “yugo” como seguidor suyo tenía que bautizarse (Mat. 11:29, 30). Quienes quisieran agradar a Dios debían aceptar el papel de Jesús en el cumplimiento del propósito divino. Solo entonces podían bautizarse. Este sería el único bautismo que tendría la aprobación de Dios. En la Biblia, hay muchas pruebas de que los que se hacían discípulos de Cristo en el siglo primero entendían lo que significaba el bautismo y no lo retrasaban sin necesidad (Hech. 2:41; 9:18; 16:14, 15, 32, 33).

NO RETRASE EL BAUTISMO

9, 10. ¿Qué nos enseñan sobre el bautismo los casos del etíope y el apóstol Pablo?

9 (Lea Hechos 8:35, 36). Veamos el caso de un hombre de Etiopía que se había hecho judío y que volvía a su hogar después de haber estado en Jerusalén para adorar a Dios. Un ángel le dijo a Felipe que le hablara de “las buenas nuevas acerca de Jesús”. ¿Cuál fue la reacción del etíope? Comprendió lo importante que era aceptar a Jesús como Señor. Puesto que deseaba hacer lo que Jehová pide a los cristianos, quiso bautizarse en cuanto fuera posible.

10 Repasemos ahora el caso de un hombre que perseguía a los cristianos. Pertenecía a la nación judía, que estaba dedicada a Dios. No obstante, los judíos habían perdido su relación especial con Jehová por culpa de su desobediencia. Aquel hombre seguía con fervor las tradiciones judías. Pero Jesús le dio un mensaje personal desde el cielo. Como consecuencia, este hombre aceptó la ayuda que le dio un cristiano llamado Ananías, “se levantó y fue bautizado” (Hech. 9:17, 18; Gál. 1:14). Aquel judío llegó a ser conocido como el apóstol Pablo. Notemos que se bautizó en cuanto comprendió el papel de Jesús en el cumplimiento del propósito de Dios (lea Hechos 22:12-16).

11. a) ¿Qué motiva a los estudiantes de la Biblia a bautizarse? b) ¿Cómo nos sentimos cuando vemos bautizarse a los que se han dedicado a Jehová?

11 Pasa algo muy parecido hoy con los estudiantes de la Biblia, sean jóvenes o mayores. Quienes tienen fe y valoran de corazón la verdad de la Biblia están deseando dedicarse a Jehová y bautizarse. En todas las asambleas, se presenta un discurso muy especial dirigido a los que se quieren bautizar. Los testigos de Jehová nos alegramos mucho cuando un estudiante de la Biblia llega a ese punto. Y, por supuesto, los padres cristianos se sienten muy felices al ver a sus hijos bautizarse. Durante el año de servicio de 2017, más de 284.000 personas se bautizaron como prueba de su dedicación a Dios (Hech. 13:48). Es obvio que comprendieron que el bautismo es un requisito para los cristianos. Pero ¿qué pasos tuvieron que dar para llegar a este punto?

12. ¿Qué pasos debe dar un estudiante de la Biblia antes de bautizarse?

12 Antes de bautizarse, el estudiante debe aprender la verdad sobre Dios, su propósito y lo que ha hecho para salvarnos (1 Tim. 2:3-6). Ese conocimiento le hará tener una fe que lo lleve a dejar de hacer cualquier cosa que desagrade a Jehová y a obedecer sus principios justos (Hech. 3:19). Claro, Dios no acepta la dedicación de quien sigue haciendo cosas malas (1 Cor. 6:9, 10). Pero no es suficiente con que el estudiante obedezca las elevadas normas morales de Dios. También debe asistir a las reuniones, así como predicar y enseñar con regularidad. Jesús dijo que esta obra la llevarían a cabo sus discípulos (Hech. 1:8). Después de dar todos estos pasos, la persona puede orarle a Jehová en privado para dedicarle su vida y, luego, bautizarse delante de los demás.

PONGAMOS LA META DEL BAUTISMO DELANTE DE LOS ESTUDIANTES

¿Tiene usted presente la importancia del bautismo y busca momentos para hablar de ello con el estudiante? (Vea el párrafo 13).

13. Cuando damos clases de la Biblia, ¿por qué debemos tener presente que los que desean ser cristianos tienen que bautizarse?

13 Mientras ayudamos a nuestros hijos y a los demás estudiantes de la Biblia a dar estos pasos necesarios, debemos tener siempre presente que tienen que bautizarse para ser seguidores de Cristo. Así, no dudaremos en buscar momentos oportunos para hablar con ellos sobre la importancia de la dedicación y el bautismo. Sin duda, queremos que progresen y lleguen a dar este paso.

14. ¿Por qué no presionamos a nadie para que se bautice?

14 Nadie debe presionar a un estudiante para que se bautice, ni los padres, ni quien dirige el curso bíblico, ni ningún hermano de la congregación. Ni siquiera Jehová lo hace (1 Juan 4:8). En lugar de eso, cuando le enseñamos la verdad, debemos recalcar que es muy importante que llegue a ser amigo de Dios. Lo que debe motivarlo a querer bautizarse es su sincero amor por la verdad y su deseo de hacer todo lo que debe hacer un cristiano (2 Cor. 5:14, 15).

15, 16. a) ¿Hay una edad fija a la que bautizarse? Explique. b) Aunque el estudiante de la Biblia se haya bautizado en otra religión, ¿por qué debe bautizarse como testigo de Jehová?

15 ¿A qué edad debe bautizarse el estudiante? No hay una edad fija, porque cada uno madura a un ritmo distinto. Muchos se bautizan cuando son jóvenes, y siguen siendo fieles a Jehová toda su vida. Otros conocen la verdad cuando son muy mayores —algunos incluso con más de 100 años— y es entonces cuando comprenden la importancia de bautizarse.

16 Los nuevos discípulos deben bautizarse aunque ya se hayan bautizado como miembros de otra religión. Jehová solo acepta el bautismo cuando la persona tiene conocimiento exacto de su voluntad. Ese fue el caso de una mujer de casi 80 años. Como a lo largo de su vida se había bautizado en diferentes religiones, le preguntó a su maestra si era necesario que lo hiciera de nuevo. La hermana analizó algunos textos bíblicos con ella. La señora comprendió lo que dice la Biblia sobre el bautismo y poco después se bautizó (lea Hechos 19:3-5).

17. ¿En qué es conveniente meditar el día del bautismo?

17 El día en que una persona se bautiza es una ocasión muy feliz. Pero también es un momento en el que debe meditar en todo lo que tendrá que esforzarse para cumplir con su dedicación a Dios. Los discípulos de Jesús no viven “ya para sí, sino para el que murió por ellos y fue levantado” (2 Cor. 5:15; Mat. 16:24).

18. ¿Qué cuestiones analizaremos en el siguiente artículo?

18 En este artículo, hemos visto que la decisión de ser un cristiano verdadero es muy seria. Este es el motivo por el que la madre de María se hizo las preguntas que mencionamos al principio. Si usted tiene hijos, tal vez se haya preguntado: “¿Está mi hijo listo para bautizarse? ¿Tiene suficiente conocimiento para que Jehová acepte su dedicación? ¿Debería estudiar una carrera y buscar un buen empleo antes de bautizarse? ¿Y si comete un pecado grave después del bautismo?”. Analizaremos estas cuestiones en el siguiente artículo. También veremos cómo pueden los padres mantener un punto de vista equilibrado sobre el bautismo.