Ir al contenido

Ir al índice

 LECCIÓN 6

Explicar bien los textos bíblicos

Explicar bien los textos bíblicos

Juan 10:33-36

RESUMEN: No se limite a leer un texto bíblico y pasar al siguiente punto. Haga todo lo posible para que sus oyentes vean la relación entre el texto y la idea que les quiere enseñar.

CÓMO HACERLO

  • Destaque las palabras clave. Después de leer un texto bíblico, resalte las palabras que se relacionan directamente con el punto que quiere enseñar. Puede lograrlo repitiendo las palabras clave o haciendo una pregunta que ayude a sus oyentes a identificar esas palabras.

  • Resalte el punto. Si antes de leer un texto bíblico menciona por qué lo va a leer, explique después qué relación hay entre las palabras clave del texto y el motivo por el que lo leyó.

  • Dé una explicación sencilla. Evite mencionar detalles que no estén relacionados con el punto principal. Determine cuánta información se necesita para que quede clara la explicación teniendo en cuenta lo que saben los oyentes.