La propia Biblia dice que es “palabra de Dios”, quien “no puede mentir” (1 Tesalonicenses 2:13; Tito 1:2). ¿Es esto cierto? ¿O es la Biblia una colección de mitos y leyendas?