TESOROS DE LA BIBLIA | 2 CORINTIOS 7-10

Nuestro ministerio de socorro

Nuestro ministerio de socorro

8:1-4; 9:7

Los cristianos tenemos un ministerio doble: 1) “el ministerio de la reconciliación”, es decir, la labor de predicar y enseñar, y 2) “el ministerio destinado para los santos”, o el ministerio de socorro, es decir, la labor de ayudar a nuestros hermanos (2Co 5:18-20; 8:4). Por lo tanto, ayudar a los cristianos necesitados es parte de nuestro servicio sagrado y logra lo siguiente:

  • Atender las necesidades de nuestros hermanos (2Co 9:12a).

  • Ayudar a las víctimas a reemprender sus actividades espirituales, como, por ejemplo, participar con entusiasmo en la predicación, que es una forma de demostrar su gratitud a Jehová (2Co 9:12b).

  • Dar gloria a Jehová (2Co 9:13). Las labores de socorro dan un gran testimonio, incluso a quienes tienen una opinión negativa de los testigos de Jehová.