La felicidad y la paz interior pueden parecer inalcanzables cuando nos enfrentamos a problemas serios. Sin embargo, la Biblia ha ayudado a muchísimas personas a sobrellevar los problemas del día a día, las enfermedades y el sufrimiento, y a darle sentido a la vida. Usted también puede ser feliz con la ayuda de la Biblia.