Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

¿Quiénes hacen la voluntad de Jehová en nuestros días?

LECCIÓN 18

¿Cómo ayudamos a nuestros hermanos que sufren?

¿Cómo ayudamos a nuestros hermanos que sufren?

República Dominicana

Japón

Haití

Cuando ocurre una catástrofe, los testigos de Jehová emprendemos enseguida acciones de socorro en favor de nuestros hermanos necesitados. Tales gestiones demuestran que nos amamos de verdad (Juan 13:34, 35; 1 Juan 3:17, 18). ¿En qué consiste la ayuda?

Prestamos apoyo material. Los cristianos de Antioquía enviaron dinero para ayudar a sus hermanos espirituales de Judea cuando una gran hambre asoló la región (Hechos 11:27-30). De igual manera, cuando nos enteramos de que nuestros hermanos en alguna parte del mundo están pasando graves apuros, enviamos donaciones a través de nuestra congregación para socorrerlos materialmente (2 Corintios 8:13-15).

Ofrecemos asistencia física. Los ancianos que se encuentran en la zona siniestrada buscan a cada miembro de la congregación y se aseguran de que esté a salvo. Quizás un comité de socorro coordine la entrega de alimentos, agua y ropa, la atención médica y el alojamiento. Muchos Testigos diestros se ofrecen a viajar por su cuenta para participar en las labores de socorro o en la reparación de casas o Salones del Reino. Gracias a la unidad que nos distingue y a la experiencia que hemos adquirido al trabajar juntos, podemos movilizarnos con rapidez en tiempos de necesidad. Y si bien les tendemos la mano a “los que están relacionados con nosotros en la fe”, también ayudamos a otros cuando nos es posible, sea cual sea su religión (Gálatas 6:10).

Brindamos apoyo espiritual y emocional. Lo que más necesitan las víctimas de una catástrofe es que las conforten. En esos momentos, Jehová, “el Dios de todo consuelo”, les da las fuerzas (2 Corintios 1:3, 4). Por eso, a los que están angustiados les mostramos las promesas de la Biblia, las cuales garantizan que pronto el Reino de Dios acabará con todos los sucesos trágicos que causan dolor y sufrimiento (Revelación 21:4).

  • ¿Por qué podemos los Testigos actuar con rapidez cuando ocurre una catástrofe?

  • ¿Qué consuelo espiritual brindamos a los sobrevivientes?