Ir al contenido

Ir al índice

 LECCIÓN 5

Los amigos de Dios vivirán en el Paraíso

Los amigos de Dios vivirán en el Paraíso

El Paraíso no será como el mundo de hoy. Dios nunca quiso que el mundo estuviera lleno de problemas, dolor y sufrimiento. En el futuro, Dios hará de la Tierra un paraíso. ¿Cómo será? Veamos qué dice la Biblia.

Personas buenas. El Paraíso será el hogar de los amigos de Dios. Estos harán cosas buenas los unos por los otros y vivirán de acuerdo con los justos caminos de Jehová (Proverbios 2:21).

Gran cantidad de alimento. En el Paraíso, nadie pasará hambre. La Biblia dice: “Llegará a haber abundancia de grano [o comida] en la tierra” (Salmo 72:16).

Buenas casas y trabajo agradable. En la Tierra paradisíaca, todas las familias tendrán su propia casa, y todo el mundo tendrá un trabajo que le haga feliz (Isaías 65:21-23).

 Paz mundial. Nunca más luchará ni morirá la gente en la guerra. La Palabra de Dios dice: “[Dios] hace cesar las guerras” (Salmo 46:8, 9).

Buena salud. La Biblia promete: “Ningún residente [del Paraíso] dirá: ‘Estoy enfermo’” (Isaías 33:24). Tampoco habrá cojos, ciegos, sordos ni mudos (Isaías 35:5, 6).

No habrá pena ni dolor ni muerte. La Palabra de Dios dice: “La muerte no será más, ni existirá ya más lamento ni clamor ni dolor. Las cosas anteriores han pasado” (Revelación [Apocalipsis] 21:4).

Ya no habrá personas malas. Jehová promete: “En cuanto a los inicuos [las personas malas], serán cortados de la mismísima tierra; y en cuanto a los traicioneros, serán arrancados de ella” (Proverbios 2:22).

Las personas se amarán y respetarán unas a otras. No habrá ni injusticia ni opresión ni avaricia ni odio. Las personas estarán unidas y vivirán de acuerdo con los justos caminos de Dios (Isaías 26:9).