Ir al contenido

De visita por la historia

Desde octubre de 2012, quienes visitan la sede mundial de los testigos de Jehová, en Brooklyn (Nueva York), disfrutan de una nueva exhibición. * Dicha exposición muestra los retos, dificultades y logros de algunos defensores del cristianismo y resume la historia de los Testigos.

El recorrido está dividido en cuatro secciones unidas por una línea cronológica que se extiende desde el año 33 de la era cristiana hasta nuestros días. Cada sección lleva por título una frase tomada de la Biblia e inicia con un breve video (en inglés con subtítulos en seis idiomas a elegir: coreano, español, francés, italiano, japonés y portugués).

Las cuatro secciones

El título de la primera sección —extraído de las palabras de Jesús en Juan 3:19— es “Los hombres han amado la oscuridad”. La Biblia predijo que aparecerían en escena hombres malvados que hablarían “cosas aviesas” con el fin de engañar a la gente (Hechos 20:30). La línea cronológica rebosa de pruebas innegables de los perversos actos de esos hombres.

El título de la segunda sección es “Resplandezca la luz”, tomado de 2 Corintios 4:6. Según indica la línea cronológica, esta sección abarca el período que va desde finales del siglo XIX hasta principios del XX, antes de la Primera Guerra Mundial. En ella se presenta la historia de un grupo de hombres que se dio a la tarea de estudiar la Biblia desde cero. También se nos informa cómo fueron obteniendo más y más conocimiento y aumentando en número.

Dentro de esta sección hay una parte dedicada al “Foto-Drama de la Creación”, una famosa producción audiovisual. En 1914, los Estudiantes de la Biblia (como se llamaba entonces a los testigos de Jehová) estrenaron esta singular presentación, que combinaba diapositivas, películas y sonido. En los años subsiguientes, millones de personas fueron a verla. La exhibición incluye algunas de las pinturas originales que se usaron y más de quinientas diapositivas a color, además de un video que recoge porciones de la introducción.

La tercera sección se titula “Y el dragón se airó”, expresión tomada de Revelación (Apocalipsis) 12:17. Documenta la persecución que sufrieron muchos cristianos durante la primera mitad del siglo XX y explica cómo se aferraron a su neutralidad en tiempos de guerra. Por ejemplo, hay un video sobre Remigio Cuminetti, un Testigo que se negó a vestir el uniforme militar de Italia y luchar en la Primera Guerra Mundial. Otro video cuenta la historia del austríaco Alois Moser, quien por negarse a dar el saludo “¡Heil Hitler!”, perdió su empleo y terminó en el campo de concentración de Dachau.

La réplica de una sombría celda sirve para exponer las fotos de testigos de Jehová que fueron encarcelados por su fe en países como Grecia, Japón, Polonia y Serbia.

La última sección lleva por título “Buenas nuevas para todas las naciones”, palabras de Mateo 24:14. Presenta las actividades de los Testigos desde 1950 hasta la actualidad. Una colección de fotografías destaca tres características sobresalientes de los testigos de Jehová: el rápido aumento, la incansable predicación y el amor fraternal.

Antes de partir, el visitante puede detenerse en las pantallas interactivas para explorar la Casa Bíblica y el Tabernáculo de Brooklyn, edificios que se utilizaron hace más de cien años.

¿Por qué se ha montado esta exposición?

Planificar esta exposición tomó un año, e hicieron falta varios meses para poder montarla. Testigos de todas partes del mundo enviaron sus preciados objetos históricos para contribuir a la exhibición.

¿Para qué tanto trabajo? Al preguntárserle a un miembro del Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová por qué diría que es importante que los Testigos visiten esta exposición, él respondió con una conocida frase: “No puedes saber adónde vas, sin saber de dónde vienes”.

^ párr. 2 Abierta al público de lunes a viernes, de ocho de la mañana a cinco de la tarde en el número 25 de la calle Columbia Heights. La entrada es gratuita.