Ir al contenido

Ir al menú secundario

Testigos de Jehová

español

Los Testigos protegen la naturaleza en Chelmsford

Los testigos de Jehová de Gran Bretaña han iniciado la construcción de su nueva sucursal cerca de la ciudad de Chelmsford, en el condado de Essex. En esta pintoresca zona viven varias especies que están protegidas en el Reino Unido por la ley de Vida Silvestre y del Campo de 1981. ¿Qué están haciendo los testigos de Jehová durante las obras para cumplir la ley y proteger a estas especies?

Preparando un puente para los lirones

Para alejar de la zona de construcción al lirón muscardino, los Testigos fabricaron pequeñas cajas nido a partir de la madera que se ha usado en las obras. También construyeron una especie de puente sobre la carretera de acceso para que los lirones puedan trasladarse entre las distintas zonas de árboles y arbustos que componen su hábitat. Además, están siguiendo un programa de poda diseñado para afectar lo menos posible a los lirones. Cada temporada de hibernación se poda un conjunto de arbustos diferente. Así se protege su hábitat y se garantiza que los lirones siempre tengan una gran variedad de alimento disponible.

Instalando cajas nido para los lirones

Los Testigos también están protegiendo a ciertos reptiles de la zona: la culebra de collar, la lagartija vivípara y el lución (una pequeña lagartija sin patas). Se prepararon unos refugios temporales para estos reptiles hechos de piezas de tejado. Entonces unos ecologistas recogieron los reptiles y los llevaron a un lugar apartado de la zona de construcción. En su nuevo hábitat hay cámaras para hibernar y una verja que los mantiene a salvo. Los Testigos revisan la verja regularmente para asegurarse de que los reptiles no puedan entrar en la zona de construcción, donde podrían sufrir daño.

Lirón muscardino

A fin de no interrumpir la actividad nocturna de los murciélagos vespertiliónidos, los Testigos han usado lámparas LED que limitan la difusión de la luz y que solo se encienden cuando pasa un vehículo. De esta manera, se consigue que haya la mayor oscuridad posible para los murciélagos. Como estos suelen buscar comida en los arbustos de la zona, se hará un esfuerzo por conservar la mayoría de ellos. Además, se plantarán más de dos kilómetros y medio (1,6 millas) de arbustos. Aunque es cierto que ha sido necesario quitar algunos árboles, se han instalado cajas nido para darles a los murciélagos nuevos lugares donde dormir.

Instalando cajas nido para los murciélagos

Los Testigos también se están esforzando por proteger unos árboles muy valiosos conocidos como árboles veteranos. Estos árboles han sido por años el hogar de muchos invertebrados, de murciélagos y de aves. Durante la construcción, los Testigos han impedido el tráfico en las zonas donde crecen sus raíces. De esta manera y de las demás que hemos mencionado, los Testigos demuestran su compromiso con la protección de la naturaleza en Chelmsford.