Ir al contenido

La Ciudad del Tesoro exhibe “un regalo de Dios para todos”

Cluj-Napoca, una de las ciudades más grandes de Rumania, es conocida como la Ciudad del Tesoro. Durante la feria del libro Gaudeamus, que se llevó a cabo allí del 20 al 24 de abril de 2016, los testigos de Jehová dieron a conocer el valor de los principios morales y espirituales de la Biblia. Montaron un estand en la feria y conversaron con miles de asistentes que mostraron interés en los videos, las publicaciones bíblicas y las biblias en exposición.

Varias escuelas organizaron una visita a la feria y algunos maestros llevaron a sus alumnos a ver el estand de los Testigos. A los niños les encantaron los videos de dibujos animados de la serie Hazte amigo de Jehová, y muchos de ellos solicitaron ejemplares de Mi libro de historias bíblicas y del folleto De padres a hijos. Una asistente escolar que vio los videos le dijo a alguien que trabaja con ella: “Tenemos que anotar esa dirección de Internet [jw.org] para que les podamos mostrar a los chicos todos los dibujos animados”.

Los estudiantes de más edad quedaron impresionados con los videos de “La pizarra animada” que vieron en tabletas electrónicas. Algunos de los videos que se presentaron fueron ¿Es amor o encaprichamiento?, Cómo defenderte sin dar un solo golpe y Si usas las redes, no te enredes.

Un sacerdote ortodoxo y su esposa visitaron el estand de los Testigos en varias ocasiones y se llevaron la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras y algunos folletos. El sacerdote dijo que estaba impresionado con el “Índice de palabras bíblicas” que tenía esta versión y con las fuentes tan confiables que utilizaron los traductores. Les dio su número telefónico a los Testigos y les pidió que se pusieran en contacto con él para conversar más sobre la Biblia.

La esposa del sacerdote preguntó en qué parte del sitio jw.org podía encontrar información para los más pequeños. Los Testigos la dirigieron a la sección “Niños” y le mostraron el video Di siempre la verdad, y a ella le gustó muchísimo. Después de navegar por el sitio de Internet, su esposo dijo que este era “un regalo de Dios para todos”.