Ir al contenido

Informe de la reunión anual

“El libro de Dios es un tesoro”

Durante los días 5 y 6 de octubre de 2013, 1.413.676 personas en 31 países escucharon el programa de la reunión anual número 129 de la Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania. Algunos se reunieron en el Salón de Asambleas de Jersey City (Nueva Jersey, Estados Unidos), pero la mayoría disfrutó de la ocasión vía Internet.

El programa lo presidió Guy Pierce, miembro del Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová. El hermano Pierce despertó la curiosidad del público al anunciar que en el transcurso de la reunión se contestarían importantes preguntas bíblicas, se aclararían algunas enseñanzas y se serviría alimento espiritual al tiempo apropiado (Mateo 24:45; Proverbios 4:18).

“Una exhibición que honra a Jehová.”

Mark Sanderson, del Cuerpo Gobernante, habló de una nueva exhibición montada en la sede mundial de los testigos de Jehová, en Brooklyn (Nueva York, Estados Unidos). Su título es “La Biblia y el nombre divino”. Esta exposición destaca el lugar tan importante que el nombre de Dios ocupa tanto en las Escrituras Hebreas como en las Escrituras Griegas Cristianas. Quienes la visiten encontrarán Biblias antiguas, réplicas de objetos de épocas pasadas y páginas de versiones bíblicas de la Edad Media.

Entre las perlas de esta colección se hallan unas páginas de una traducción bíblica del siglo XVI realizada por William Tyndale. Él fue el primer traductor de la Biblia que vertió al inglés el nombre de Dios. También se muestra una página de la primera edición de la Reina-Valera, publicada en 1602. Esta traducción bíblica al español vierte el nombre divino en todos los casos como “Iehova”. Además, puede verse una versión en inglés conocida como la Great Bible (Gran Biblia; impresión de 1549), así como un ejemplar de la Biblia en 12 idiomas de Elias Hutter (también conocida como la Políglota de Núremberg; edición de 1599) y un ejemplar de la Geneva Bible (Biblia de Ginebra; impresión de 1603). Estas tres versiones bíblicas emplean el nombre divino.

El hermano Sanderson invitó a todos a visitar la exhibición. Dijo: “Rogamos a Jehová que [...] esta exhibición ayude a personas de todas las edades y niveles educativos que buscan la verdad a amar lo mismo que nosotros tanto amamos: la Palabra de Dios, la Biblia, y el glorioso nombre divino: Jehová”.

Texto del año 2014.

Después de que el hermano Gerrit Lösch, del Cuerpo Gobernante, resumiera la lección de esa semana de La Atalaya, el hermano Pierce anunció cuál será el texto del año 2014. Se trata de Mateo 6:10, donde dice: “Venga tu reino”. Aunque este versículo siempre ha sido significativo para los Testigos, en el 2014 lo será aún más, pues se cumplirán cien años del establecimiento del Reino en el cielo.

“Un preciado regalo de Jehová.”

Acto seguido, todos disfrutaron de un video sobre la historia de la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras, editada por los testigos de Jehová y considerada por algunos como una de las mejores traducciones de la Biblia que se han hecho. En la asamblea internacional “Aumento de la Teocracia”, celebrada en 1950, Nathan Knorr presentó la primera edición de esta traducción y recomendó al auditorio que la leyera de principio a fin, que la analizara y que ayudara a otros a estudiarla para que pudieran invocar el nombre de Jehová. Sin duda, estos siguen siendo buenos consejos.

“Un viaje por el recuerdo.”

Esta intervención estuvo a cargo de Samuel Herd, miembro del Cuerpo Gobernante. Incluyó un video de una entrevista realizada a cuatro betelitas de Estados Unidos que vivieron el momento en que se presentó la primera Traducción del Nuevo Mundo. Dicha traducción se publicó en seis volúmenes entre los años 1950 y 1960.

Eunice Timm contó cómo le fue cuando comenzó a utilizar la Traducción del Nuevo Mundo en las reuniones. Le gustaban las ayudas para el estudio de la Biblia, como las notas y referencias. En vista de que era muy incómodo tener que cargar con todos los volúmenes a las reuniones, solo llevaba los que creía que iba a necesitar. Pero por si se leía algún versículo de otro volumen, también llevaba la edición de bolsillo de la King James Version (Versión del Rey Jacobo).

La nueva traducción también influyó en otros campos de nuestra adoración. Por ejemplo, Fred Rusk dijo que antes de 1950, los hermanos que hacían oraciones públicas en Betel utilizaban expresiones anticuadas tomadas de la King James Version. Sin embargo, poco después de publicarse la Traducción del Nuevo Mundo, estos hermanos dejaron de usar aquel vocabulario y comenzaron a usar en sus oraciones expresiones de todos los días.

A John Wischuk no solo le impresionó la calidad de la traducción, sino también la humildad de los miembros del Comité de la Traducción del Nuevo Mundo. “No querían que se revelaran sus nombres —señaló—, ni siquiera después de morir, pues deseaban que Jehová recibiera toda la honra.” Las palabras de Charles Molohan reflejaron el sentir del grupo de entrevistados. Él dijo: “La Traducción del Nuevo Mundo reafirmó la verdad en nuestro corazón y fortaleció nuestra fe. Y esto a su vez nos ha permitido ayudar a otros a fortalecer su fe”.

“Los oímos hablar en nuestras lenguas acerca de las cosas magníficas de Dios.”

(Hechos 2:11.) Durante su intervención, Geoffrey Jackson, otro miembro del Cuerpo Gobernante, tuvo el placer de presentar la revisión del 2013 de la Traducción del Nuevo Mundo en inglés. Tras concluir el discurso, prácticamente todos los que lo escucharon —hasta quienes estaban conectados por Internet— recibieron un ejemplar.

Después de recordar que ya habían pasado más de seis décadas desde que la primera parte de la Traducción del Nuevo Mundo salió a la luz, el hermano Jackson indicó que aunque la lengua inglesa ha ido evolucionando a lo largo de los años, nuestro objetivo a la hora de traducir la Biblia sigue siendo el mismo. Intentamos traducir la Palabra de Dios de forma literal siempre que no se oscurezca el sentido del texto original.

En el 2005, el Cuerpo Gobernante impulsó la traducción de la Biblia a más idiomas. En ese año, la Traducción del Nuevo Mundo ya estaba disponible en 52 idiomas. Pero en la actualidad puede leerse en 121, y se está traduciendo a 45. A través de los años, los traductores han pedido ayuda para entender más claramente ciertos términos o expresiones. Hasta el momento se han registrado y atendido más de 52.000 consultas, y muchas de ellas sirvieron para identificar pasajes del texto en inglés que precisaban una corrección o actualización.

Por ejemplo, el hermano Jackson hizo referencia al relato de 1 Samuel 14:11, en el que dice que Jonatán y su escudero se pusieron en un lugar donde los filisteos pudieran verlos. Explicó que las ediciones anteriores de la Traducción del Nuevo Mundo en inglés utilizaban una expresión que podía dar a entender que Jonatán y su escudero se exhibieron desnudos ante los filisteos. En la revisión se usó una frase que no se presta a confusión. Veamos otro ejemplo. Miqueas 2:6 antes decía: “No dejen ustedes caer palabras. Ellos dejan caer palabras”. Pero esa era una traducción literal y difícil de interpretar. En cambio, ahora la revisión en inglés dice algo así: “‘¡Dejen de predicar!’, predican ellos”.

El comité que estuvo a cargo de la revisión de la Traducción del Nuevo Mundo en inglés fue nombrado por el Cuerpo Gobernante hace cinco años. Y los frutos del esfuerzo invertido ya están al alcance de los lectores. El formato de esta nueva edición es muy atractivo y cómodo para leer, y sus materiales son suficientemente resistentes como para aguantar un uso constante. El hermano Jackson anunció que las ediciones de letra grande y de bolsillo pronto estarán disponibles.

“Manejemos la palabra de la verdad correctamente.”

El texto temático de la intervención de Stephen Lett, también del Cuerpo Gobernante, fue 2 Timoteo 2:15. Él explicó que la expresión original para manejar correctamente significa “cortar rectamente”. Por tanto, el cristiano debe aprender a “cortar rectamente” con “la espada del espíritu”, es decir, a emplear con total exactitud la Palabra de Dios (Efesios 6:​17). En su discurso, el hermano Lett destacó las herramientas que contiene la nueva edición y explicó cómo estas pueden ayudarnos a manejar la Biblia correctamente.

  1. La introducción incluye 20 preguntas sobre enseñanzas básicas de la Biblia junto con los versículos que las responden.

  2. El apéndice A detalla algunos aspectos de esta revisión, como el uso del nombre divino y los cambios de estilo y vocabulario.

  3. El apéndice B, compuesto por 15 secciones a todo color, tiene mapas, diagramas y tablas útiles para el estudio personal y para enseñar a otros.

  4. Al comienzo de cada libro bíblico hay un esquema de su contenido que permite a los lectores localizar rápidamente los pasajes que deseen encontrar. Esta herramienta sustituye a los titulillos que aparecían en ediciones anteriores.

  5. El glosario aporta definiciones breves de cientos de expresiones y palabras utilizadas en la Biblia.

  6. El índice de palabras se ha reducido considerablemente. Ahora solo contiene las palabras y versículos que se emplean con más frecuencia en el ministerio.

  7. Las referencias marginales, las que están en el centro de las páginas, también se han reducido. Ahora solo se incluyen las que son más útiles en el ministerio.

  8. En las notas a pie de página hay lecturas alternativas, traducciones literales e información complementaria.

La aplicación JW Library.

John Ekrann, miembro del Comité de Sucursal de Estados Unidos, se valió de teléfonos, tabletas y computadoras para mostrar la nueva aplicación JW Library. Esta herramienta electrónica permite leer la revisión del 2013 de la Traducción del Nuevo Mundo en inglés y otras cinco traducciones bíblicas. Desde el 7 de octubre de 2013 se puede descargar de forma gratuita en las principales tiendas virtuales de aplicaciones.

“Una traducción exacta de la Palabra de Dios.”

Otro miembro del Cuerpo Gobernante, Anthony Morris, dio más detalles sobre los principios que guiaron al comité encargado de revisar la Traducción del Nuevo Mundo. En vista de lo que dice 1 Corintios 14:​8, 9, el comité se propuso que esta revisión fuera fácil de entender. Por eso se descartó cualquier traducción literal que oscureciera el verdadero sentido del mensaje.

Una traducción al pie de la letra de Génesis 31:20 sería: “Jacob robó el corazón de Labán”. Pero en hebreo, “robar el corazón” comunica la idea de obrar con astucia. De ahí que la Traducción del Nuevo Mundo diga que Jacob fue más listo que Labán. Algo parecido ocurre con 1 Corintios 7:​39. Una traducción ultraliteral de ese versículo daría a entender que si un hombre casado se durmiera, su esposa podría casarse con otro. Y es que en las Escrituras a veces se utiliza el verbo dormir con el sentido de “morir”. Por eso, a fin de evitar una lectura equivocada, la Traducción del Nuevo Mundo aclara que se trata de dormir en la muerte.

“La Biblia fue escrita en el lenguaje cotidiano de personas comunes y corrientes, como agricultores, pastores y pescadores —apuntó el hermano Morris—. Por tanto, una buena traducción de la Biblia es aquella que la gente sincera, sin importar su nivel educativo, pueda entender.”

“El uso de palabras deleitables y correctas.”

Este título, basado en Eclesiastés 12:10, corresponde al discurso presentado por David Splane, otro miembro del Cuerpo Gobernante. Los escritores de la Biblia plasmaron los pensamientos de Dios con mucho cuidado, y el primer Comité de la Traducción del Nuevo Mundo realizó su trabajo con igual esmero. La revisión del 2013 de la Traducción del Nuevo Mundo sigue el mismo principio: usar palabras correctas y llenas de verdad, y transmitir con tanta claridad como sea posible el mensaje divino.

“Muchas palabras inglesas tienen más de un significado”, señaló el hermano Splane. Para ilustrarlo citó 2 Timoteo 1:13, que habla del “modelo de palabras saludables”. La palabra equivalente a “modelo” que se había estado utilizando en la Traducción del Nuevo Mundo en inglés es pattern, que entre otras cosas significa “diseño artístico”. Por eso, algunos han concluido que este versículo se refiere al hermoso diseño que puede observarse en las enseñanzas bíblicas. Sin embargo, la definición que encaja con el sentido de la palabra original es “modelo que sirve de muestra para sacar otra cosa igual”. Por lo tanto, la nueva revisión utiliza la palabra standard, que en inglés transmite la idea correcta.

El hermano Splane mencionó algunas de las modificaciones que se efectuaron en el texto para adaptarlo al inglés actual. Por ejemplo, la palabra que la Traducción del Nuevo Mundo en inglés había estado usando para referirse a la acción de fijar en un madero, hoy suele entenderse como empalar, es decir, ensartar a la víctima en un palo. Pero a Jesús no lo atravesaron con un palo, sino que lo clavaron en un palo, y la revisión refleja esa realidad (Mateo 27:22, 23, 31).

Para terminar, refiriéndose a la revisión de la Traducción del Nuevo Mundo en inglés, el hermano Splane dijo: “Pedimos en oración que su lectura y estudio de esta revisión contribuya a estrechar cada vez más su relación con Jehová, a fin de que él siempre sea su Padre, su Dios y su Amigo”.

Conclusión.

El hermano Pierce afirmó que esta nueva Biblia es el plato fuerte del gran banquete que Jehová nos ofrece (Isaías 25:6). Y para cerrar con broche de oro, invitó al auditorio a abrir sus cancioneros y entonar el cántico número 114, titulado “El libro de Dios es un tesoro”.