Ir al contenido

¿Qué beneficios trae a la comunidad un Salón del Reino?

Desde hace más de cien años, los testigos de Jehová diseñan y construyen sus propios lugares de reunión, llamados Salones del Reino. ¿Se está construyendo uno cerca de donde usted vive? ¿Qué beneficios podría traer a su comunidad un Salón del Reino?

Flowery Branch (Georgia, Estados Unidos)

“Un hermoso regalo para la comunidad”

Los Salones del Reino se diseñan para añadir encanto al vecindario. Jason, que ayuda a coordinar la construcción de Salones del Reino en Estados Unidos, dice: “Nuestro objetivo es que el Salón del Reino sea uno de los edificios más bonitos y dignos de la zona”. Un arquitecto, que es Testigo y trabaja en el equipo de diseño, añade: “Queremos que el resultado final sea un hermoso regalo para la comunidad y que tenga una influencia positiva en las demás propiedades de por aquí”.

Quienes trabajan en la construcción de un Salón del Reino son testigos de Jehová que desean que los edificios construidos sean de la mejor calidad posible. Las personas se dan cuenta de su profesionalidad. Por ejemplo, en un proyecto de construcción que se llevó a cabo hace poco en Richmond (Texas, Estados Unidos), el inspector de edificios dijo que el tejado del Salón del Reino era uno de los mejores trabajos que había visto. En la isla de Jamaica, otro inspector llevó a un grupo de inspectores nuevos a visitar la construcción de un Salón del Reino y les dijo: “Nunca van a tener problemas con los testigos de Jehová. Ellos siguen los planos al pie de la letra y hacen más de lo que exigen las normativas locales de construcción”. Un inspector de edificios de una ciudad de Florida (Estados Unidos) dijo: “He tenido que inspeccionar hospitales y proyectos importantes del gobierno, pero ninguno de ellos estaba tan organizado como este. Ustedes hacen un excelente trabajo”.

Concession (Zimbabue)

Una influencia positiva en el vecindario

Las reuniones que se hacen en los Salones del Reino influyen positivamente en la vida de las personas que asisten. Por ejemplo, reciben ayuda para ser mejores padres, madres e hijos. Rod, que trabaja en el equipo de diseño de un Salón del Reino, explica: “Los Salones del Reino son centros educativos que fomentan elevadas normas morales, y esto beneficia a todas las comunidades”. Luego añade: “Este es un lugar en el que se puede hallar ayuda para enfrentarse a los problemas de la vida. Todos los que necesitan consuelo y quieren saber más sobre Dios encontrarán allí un ambiente amigable en el que se sentirán a gusto”.

Las personas que se reúnen en los Salones del Reino se preocupan por sus vecinos y están dispuestas a ayudar cuando ocurre una catástrofe. En el 2016, por ejemplo, cuando el huracán Matthew golpeó las Bahamas, los testigos de Jehová repararon 254 casas. En un vecindario, la casa de una anciana de 80 años llamada Violet se inundó. Ella se acercó a un grupo de Testigos que trabajaban en las labores de socorro y les ofreció dinero para que la ayudaran. Los Testigos no aceptaron el dinero, pero repararon las goteras que tenía el techo de la casa y colocaron placas de yeso en el techo de la sala. Cuando terminaron, Violet abrazó a todos los miembros del equipo, les dio las gracias muchas veces y dijo: “Ustedes de verdad son el pueblo de Dios”.

Bad Oeynhausen (Renania del Norte-Westfalia, Alemania)

Les alegra tener un Salón del Reino en su comunidad

Para que el Salón del Reino se mantenga en condiciones óptimas, los Testigos tienen un programa de capacitación para que las congregaciones se encarguen del mantenimiento de sus salones. Esto ha tenido muy buenos resultados. Por ejemplo, en una pequeña comunidad de Arizona, una mujer aceptó la invitación para asistir a un Salón del Reino. Alabó el buen estado del salón y quedó impresionada cuando se le explicó que existe un programa de tareas de mantenimiento para que el edificio siempre esté en buenas condiciones. La mujer trabajaba para una publicación de la localidad y luego escribió un artículo sobre el buen mantenimiento del Salón del Reino. En la conclusión del artículo dijo que les alegraba tener un Salón del Reino en la comunidad.

Hay Salones del Reino por todo el mundo. Lo invitamos cordialmente a que nos visite. Lo esperamos con los brazos abiertos.