Ir al contenido

Hemos vencido los prejuicios

Los testigos de Jehová hemos aprendido que Dios no discrimina a nadie por su raza (Hechos 10:34, 35). Mediante nuestro programa de educación bíblica, ayudamos a la gente a superar hasta los prejuicios más arraigados.

Además, no respaldamos ningún movimiento social basado en el odio étnico o racial. Por ejemplo, durante la época del nazismo, los testigos de Jehová de Alemania y de otros países se negaron a apoyar la campaña de odio de Hitler. Esta postura les costó la vida a cientos de ellos.

Algo parecido sucedió durante el genocidio de Ruanda, ocurrido en 1994. Los Testigos no apoyaron la matanza. De hecho, hubo quienes arriesgaron su vida, e incluso la perdieron, por proteger a quienes huían de una muerte violenta.

Nuestro deseo es ayudar a gente de todos los pueblos de la Tierra, y por eso producimos y distribuimos publicaciones bíblicas en unos seiscientos idiomas. Hoy, personas de “todas las naciones y tribus y pueblos y lenguas” se sienten a gusto en nuestras congregaciones (Revelación [Apocalipsis] 7:9).