Ir al contenido

Se da consuelo y ayuda a los enfermos

No es extraño que quienes están gravemente enfermos sufran ansiedad y que, si tienen que ser hospitalizados, su angustia aumente. Como indica una revista médica para profesionales de la salud, “las investigaciones indican que cuidar de las necesidades espirituales y emocionales del paciente tiene un efecto muy positivo en su salud”. *

A fin de atender estas necesidades, los testigos de Jehová dan consuelo espiritual y ayuda a sus hermanos cristianos que están hospitalizados. Cuando un Testigo está enfermo, los ancianos de su congregación lo visitan. Pero ¿qué ocurre si un enfermo tiene que ser tratado en un hospital lejos de su hogar? En algunas ciudades importantes, los testigos de Jehová han formado Grupos de Visita a Pacientes (GVP). Los ancianos de congregación de estos grupos visitan con frecuencia los hospitales para ayudar a los pacientes Testigos y a sus familiares. Algunos pacientes tienen que desplazarse desde otros lugares del país, o incluso desde el extranjero, para recibir atención médica. Hay unos 1.900 grupos de visita por todo el mundo, en los que colaboran más de 28.000 voluntarios. *

¿Qué consuelo espiritual dan los Grupos de Visita a Pacientes?

William, que es voluntario de un grupo de visita, dice: “He podido ayudar a algunos Testigos y a sus familiares no Testigos simplemente por estar allí para hablar con ellos y escucharlos. Les digo que Jehová Dios conoce su situación y que se preocupa por ellos. Los enfermos y sus familias agradecen que oremos por ellos”.

Muchos han agradecido el ánimo que recibieron en estas visitas. A continuación veremos algunos comentarios de agradecimiento de personas de Estados Unidos, donde hay casi 7.000 voluntarios que colaboran con los Grupos de Visita a Pacientes.

  • Priscilla comenta: “Gracias por visitar a mi padre en el hospital cuando tuvo el ataque cerebral. Sus visitas lo conmovieron mucho. Le impresionó que existieran estos grupos. Creo que sus visitas lo ayudaron a recuperarse más rápido”.

  • Ophilia, la hija de una paciente que falleció, le dijo a un miembro de un grupo: “Sus visitas fueron muy importantes para mi madre. Ella estaba segura de que Jehová los había enviado. Gracias por su amor y cariño”.

  • Un paciente se sentía muy angustiado al saber que solo le quedaban unos pocos días de vida. James, que colabora con un grupo de visitas, pasó tiempo con él y le leyó las palabras de ánimo de la Biblia que se encuentran en Filipenses 4:​6, 7. James dice: “Cuando lo visité al día siguiente, su actitud había cambiado por completo. A pesar de su diagnóstico, ahora estaba seguro de que Jehová lo ayudaría. De hecho, él me animó a mí”.

¿Qué ayuda ofrecen los Grupos de Visita a Pacientes?

El esposo de Pauline murió en un hospital lejos de su hogar. Ella escribió: “Muchas gracias por su ayuda durante estos momentos difíciles, los peores que ha experimentado nuestra familia. Tan solo saber que estarían en el hospital para recibirnos a medianoche, aunque tenían que trabajar al día siguiente, nos tranquilizó. Gracias por buscar alojamiento para todos, a pesar de que éramos 11, y por estar pendientes de nosotros todo el tiempo. Le damos gracias a Jehová y a su organización por la ayuda y el consuelo que nos dieron”.

Nicki, Gayle y Robin tuvieron un accidente de automóvil a unos 300 kilómetros (200 millas) de su hogar. Carlos, que colabora con un grupo de visitas, supo lo que había pasado y las esperó en el hospital. Carlos comenta: “Me ofrecí a ayudarlas en lo que necesitaran y acabé cuidando el perrito de Nicki para que ella pudiera recibir atención médica”. Luego llegó Curtis, otro miembro del grupo de visitas, y su esposa. Se quedaron varias horas en el hospital hasta que llegaron los familiares de las tres. Un amigo de la familia dijo: “La atención que recibieron las animó mucho. Y la hermana de Nicki, Robin, que no es testigo de Jehová, estaba muy impresionada por toda la ayuda que les dieron los miembros del grupo de visitas”.

^ párr. 2 “Addressing Patients’ Emotional and Spiritual Needs” (Cómo atender las necesidades emocionales y espirituales del paciente), publicado en la revista médica The Joint Commission Journal on Quality and Patient Safety, de diciembre de 2003, volumen 29, número 12, página 661.

^ párr. 3 Como todos los ancianos Testigos, quienes colaboran con los grupos de visita también cuidan de los hermanos de su congregación como pastores espirituales, maestros y evangelizadores. No reciben ningún pago por estos servicios, pues los realizan de manera voluntaria y de buena gana (1 Pedro 5:2).