Ir al contenido

¿Por qué visitan los testigos de Jehová a personas que ya tienen una religión?

 Hemos visto que mucha gente religiosa disfruta de tener conversaciones sobre temas bíblicos. Claro está, nosotros respetamos el derecho de las personas a tener sus propias creencias, y por eso no obligamos a nadie a que acepte nuestro mensaje.

 Cuando tratamos temas de religión, nos esforzamos por poner en práctica el consejo de la Biblia de hacerlo “con genio apacible”, demostrando “profundo respeto” a la otra persona (1 Pedro 3:15). Sabemos que habrá quienes rechacen nuestro mensaje (Mateo 10:14). Sin embargo, a menos que hablemos con la gente, no sabremos qué respuesta recibiremos. Además, las circunstancias de cada persona pueden cambiar.

 Por ejemplo, alguien que un día se halle muy ocupado para conversar quizás lo haga con gusto en otro momento en que esté más tranquilo. Además, las personas tal vez enfrenten nuevos desafíos que los motiven a buscar la guía de la Biblia. De ahí que procuremos hablar con ellas más de una vez.